sábado 13 de julio de 2019 - 12:00 AM

Usuarios se plantaron frente a las instalaciones de Medimás

Decenas de usuarios protestaron ayer en el municipio de San Gil. En la manifestación exigieron que se solucionen los problemas que se tienen con la Clínica Santa Cruz de la Loma y se mejore la prestación de los servicios.
Escuchar este artículo

Decenas de personas se manifestaron ayer frente a las instalaciones de Medimás EPS en el municipio de San Gil para exigir que se mejore la prestación de los servicios y se dé una solución pronta a los problemas que se presentan con la Clínica Santa Cruz de la Loma.

Por la crisis que enfrenta y la ausencia del pago de algunas entidades, entre ellas Medimás EPS, la clínica suspendió temporalmente los servicios de dermatología, farmacia ambulatoria, de consulta externa y laboratorios, que no se encuentren relacionados con hospitalización y urgencias.

La gerente de la entidad, Sonia Liliana Quintero, señaló en un comunicado que en el consejo de seguridad que se realizó se dio a conocer a los presentes que “ a futuro no se contará con los recursos necesarios para cumplir y continuar atendiendo con los estándares de calidad requeridos a los usuarios de nuestra institución”.

Farley Parra Rodríguez, personero de San Gil, recalcó en la manifestación, que existe preocupación por la crisis que se podría generar en el sector de salud, si en un tiempo futuro se cierra la clínica. Esto debido a que esta entidad atiende unos 50 mil usuarios de la provincia de Guanentá, de los cuales alrededor de 27 mil son de San Gil. “Nos preocupa mucho porque hemos hablado con el Hospital Regional y nos ha dicho que está en un plan de contingencia (...) y está a tope de su capacidad instalada”.

Inconformismo

En la protesta los usuarios señalaron su inconformismo ante las dificultades que presentan con Medimás EPS para la entrega de insumos, medicamentos, citas con especialistas y realización de procedimientos quirúrgicos. Flor Alba Solán, una de las manifestantes, señaló que por ejemplo a su padre de 82 años, que padece de diabetes, no le han realizado algunos exámenes de laboratorio desde hace cuatro meses, por lo que se ha visto obligado a costearlos de manera particular.

La semana anterior los usuarios de la EPS protestaron también por las falencias en algunos procedimientos y trámites de salud. En esa ocasión recogieron firmas para enviarle un documento al Presidente y a varias entidades.

Un vocero de prensa de Medimás en San Gil, que se negó a identificarse, aseguró que la EPS “programó un giro directo a la Clínica Santa Cruz de la Loma e hizo un pago por caja para subsanar esta situación”.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad