jueves 11 de abril de 2019 - 12:00 AM

Van cuatro años y no han terminado puente en Santa Ana

La demora en la construcción de un puente en la vereda Santa Ana ha generado rechazo e inconformismo entre la comunidad. La Gobernación manifestó que ya se tienen los recursos y que en dos meses se terminarán las obras.

La demora en la construcción de un puente en la vereda Santa Ana del municipio de San Joaquín ha generado rechazo e inconformismo entre la comunidad. La obra se empezó a hacer desde 2015 y aún no se ha terminado.

Este proyecto es financiado por el Fondo de Adaptación y ejecutado por la Gobernación de Santander. Aunque tenía inicialmente un tiempo de ejecución de seis meses, el proceso se dilató por mucho más tiempo. Carlos Díaz Barrera, de la Secretaría de Infraestructura del departamento explicó que para esta y otras obras dos obras de mitigación del río Fonce se dio un plazo adicional de 14 meses. Después de ello, se suspendió el proyecto por dos años.

La comunidad manifestó que las obras de este puente se han hecho a “puchitos”. “Ellos vienen, trabajan y se van. Nos preocupa que se perdió material y que no se ha terminado”, afirmó Fredy Nolberto Díaz, de la vereda Santa Ana.

Situación actual

Esta obra de mitigación se planteó debido a que en el 2010 una creciente partió el puente que comunica a los ciudadanos de las veredas Santa Ana, San Emilio Alto y Bajo, San Cayetano y Santa Clara, con el casco urbano del municipio. Priscila Quiroga Becerra, habitante de la zona, explicó que como no se ha entregado el puente nuevo las personas siguen usando el antiguo, a pesar de que puede colapsar y ocasionar una emergencia. “Ese puente viejo está cada día está más ladeado y nos preocupa mucho porque por ahí pasan 28 niños todos los días hacia la escuela rural”.

La ciudadana mencionó que también han tenido dificultades a la hora de atender a las personas que se enferman en el sector. “Si la ambulancia no puede pasar, toca llevar al enfermo en camilla, cargado o como sea”, señaló.

Roque Prada, habitante del sector, mencionó que algunas personas tienen dificultades en este momento para comercializar sus productos. “Hay ocho trapiches que necesitan pasar su panelita. A veces, incluso, les toca dejar más barato su productos porque no hay como pasar un viaje al casco urbano”.

Reinicio

Carlos Díaz Barrera, de la Secretaría de Infraestructura de Santander explicó que el proyecto se detuvo dos años debido a que “el Fondo de Adaptación, quién era el que tenía que poner los recursos para la culminación de las obras, los terminó incorporando hasta principios de febrero de este año”. El funcionario mencionó que una vez se hizo el desembolso, la Gobernación procedió a adicionar unos recursos para la interventoría. Se determinó que el proyecto, que contempla las obras del puente de San Joaquín, la represa de Las Lajas y el puente de Onzaga, se terminará en dos meses. Las obras reanudaron el primero de abril.

Estado de las obras

Hasta el momento se ha hecho el 45% del puente de Onzaga, el 46% del puente de San Joaquín, y el 80% de la represa Las Lajas. Una vez finalicen las obras en mayo “se le rendirá cuentas al Fondo de Adaptación y a la comunidad”, señaló el funcionario de infraestructura.

Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad