miércoles 13 de abril de 2022 - 3:56 PM

Video: Indignación por aplazamiento de condena de fallido proceso de vivienda en San Gil

Las víctimas de Asovibrisas exigen que no se siga dilatando la lectura de fallo y sentencia del exalcalde del municipio Álvaro Josué Agón, responsable de este proyecto.

Agón Martínez podría recibir una condena de hasta 12 años de cárcel, sin el derecho a detención domiciliaria por los delitos de estafa agravada en modalidad de delito en masa, prevaricato por acción y urbanismo ilegal.

La lectura del fallo estaba programada para el pasado 5 de abril, sin embargo fue aplazada nuevamente para el próximo 29 de abril. Esta decisión fue rechazada de manera vehemente por los afectados.

Lea también: Las víctimas de Asovibrisas ahora exigirán reparación

A través de un video, los afectados por la no construcción de este proyecto de vivienda en San Gil manifestaron a la juez del caso su indignación. Una de las afectadas expresó que “rechazo rotundamente todos los aplazamientos que hemos tenido para nuestro caso sobre las casas que quedaron ‘en el aíre’. Tenemos muchos problemas económicos y psicológicos. Lo único que hicieron fue jugar con nuestras ilusiones de poder tener una casa digna para nuestros hijos”.

Otra de las afectadas le expresó que “cuántos más años tenemos que esperar para su fallo. Nuestras familias están muy atentas a este proceso y que a tantas personas las ha afectado”.

En otro aparte de la grabación, un hombre declarado como víctima dijo que “queremos que ya no sean más los aplazamientos para dictarle la sentencia a Álvaro Josué Agón. Queremos una reparación porque él captó nuestros dineros y nunca hubo una respuesta”.

Le puede interesar: El drama de 77 familias que fueron estafadas y quedaron sin viviendas en San Gil

Asimismo, otra madre cabeza de familia aseguró que “este señor nos robó como a 600 personas, ya no queremos más drama, no les ha alcanzado más de 10 años para hacernos justicia”.

De acuerdo con la defensa de las víctimas, en ese momento se habrían recaudado cerca de $1.850 que con el tiempo ya se acumularía un detrimento patrimonial de $2.500 millones. Cada uno de los afectados habrpia tenido que invertir entre $2 millones y $3,5 millones aproximadamente.

Los delitos que se le imputan a Agón se habrían dado en el periodo entre 2011 cuando Agón Martínez era candidato electo a la alcaldía de San Gil y los años siguientes cuando ya ejercía como alcalde, hasta 2015, cuando fue detenido en medio del proceso legal por el que también fueron condenados su hermano Javier Agón Martínez, también exalcalde del municipio y Fabio Rueda, quien figuraba como presidente de la asociación.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad