miércoles 21 de noviembre de 2018 - 12:01 AM

Vitrinas son un deber de vendedores: Alcaldía

Tras el cierre del pabellón de carnes de la Plaza de San Gil, la Alcaldía se compromete con la instalación del punto de electricidad para cada local y aclara que la vitrina refrigerada debe comprarla cada expendedor.

“Para el cumplimiento del decreto 1500 del Invima se requieren recursos que no tenemos, pues la inversión para el pabellones de carnes, en nuestro caso se requieren adecuar todas las conexiones eléctricas en cada punto de venta, es decir son 90 conexiones nuevas con un correspondiente punto de agua”, aseguró Ariel Fernando Rojas Rodríguez, alcalde de San Gil.

Para que sea levantada la medida de suspensión a todo el pabellón de carnes, dice el Alcalde, se reunió con el subgerente de la Electrificadora para que sean instalados estos puntos de energía.

“Estas obras podrán durar unos 90 días y costarán unos $600 millones que buscamos pagar en diferentes cuotas. No vamos a comprar las vitrinas enfriadoras porque eso no le corresponde al Municipio y en cuanto al cierre emitido para los puntos de venta vamos a pedirle al Invima que levante la medida con el compromiso de solucionar todo en el lapso que prevemos duren estos trabajos”, concluyó el Alcalde sangileño.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad