Publicidad

Región
Lunes 09 de octubre de 2023 - 12:00 PM

Cinco destinos que puede visitar en Santander a menos de tres horas de Bucaramanga

Santander tiene 87 razones para seguir viajando y disfrutando del departamento. En Vanguardia reducimos las opciones para que pueda programarse con los destinos cercanos a Bucaramanga, y donde puede aprender más de la tierra de las hormigas y los imponentes paisajes.

Compartir
Imprimir
Comentarios

Compartir

Viajar es una forma de conocer la cultural, gastronomía y riqueza natural de los diferentes regiones del departamento.

Y es que aunque muchas las veces la motivación para emprender un viaje es el poder descansar y conocer nuevos lugares, esta actividad siempre traerá nuevos aprendizajes.

En Santander, hay algunos municipios que permiten aprender de historia, arte, cultural, gastronomía y biodiversidad, mientras se recorren los senderos de sus imponentes montañas y se sacan las mejores postales.

En Vanguardia resaltamos cinco de esos municipios para que empiece a recorrer el departamento mientras aprende de él.

Lebrija

A solo una hora y 40 minutos de Bucaramanga, en Lebrija, es posible apreciar alguna aves como: coqueta crestirrojiza​, quincha de Soatá, colagrís norteño y el tucán de pico acanalado.

En este municipio, la reserva Manantial de la Aurora, liderada por Claudia León, acompaña a los turistas que desean conocer las especies del departamento. Es un punto realmente privilegiado para practicar el aviturismo, pues está rodeada por la Serranía de los Yariguíes, la Serranía de la Paz, el Magdalena Medio y la represa del Topocoro. Es posible observar cerca de 300 especies de las aves registradas en la plataforma de datos de observaciones sobre aves, eBird.

Además, para quienes quieran extender su aventura, el lugar ofrece posada rural y planes con hospedaje para el avistamiento de aves.

Cepitá

El Cañón del Chicamocha es un destino obligado para quienes visitan Santander. Esconde las mejores y más imponentes montañas del departamento, y en ellas algunas riquezas y biodiversidad que vale la pena visitar.

En el camino que conduce de Aratoca a Cepitá, un descenso de aproximadamente cuatro kilómetros, es posible contemplar el hermoso paisaje del Cañón y las endémicas Ceibas Barrigonas. Aunque quedan pocas, y desde las corporaciones ambientalistas se trabaja por preservarlas, contemplarlas en estas bravas tierras santandereanas es un privilegio.

Páramo de Santurbán

El páramo de Santurbán es una de las maravillas naturales de Norte de Santander y Santander. Es un ecosistema privilegiado que permite el contacto directo con la naturaleza durante una caminata de 40 minutos para llegar a la Laguna Negra, una de las más visitadas.

Estar en el páramo es aprender de este ecosistema montañoso intertropical, destacado por la diversidad y belleza de su fauna. Quienes realizan los recorridos a este lugar, a través de un ejercicio de ciencia participativa, se encargan de que los turistas conozcan la importancia ecológica, al ser el nacimiento de varias de las fuentes hídricas que abastecen de agua a las poblaciones y ciudades de estos departamentos.

Mesa de los Santos

Las familias cafeteras de Santander se niegan a renunciar a las técnicas ancestrales para beneficiar el café. Y han abierto la posibilidad de que hijos de esta tierra y visitantes tengan la posibilidad de adentrarse en sus fincas, en las que cultivan bajo sombra y sin químicos para potencializar aroma y sabor.

En estas experiencias de ‘tour de café’, como la que realiza la Hacienda el Roble en la Mesa de los Santos, es posible conocer las buenas prácticas de cosecha, y la historia cafetera del departamento. Además de degustar un exquisito café santandereano.

San Vicente de Chucurí

A solo dos horas de Bucaramanga se encuentra la capital cacaotera de Colombia: San Vicente de Chucurí. La experiencia en este municipio arranca con una explicación del proceso de producción del mejor cacao del mundo, durante el recorrido realizado por habitantes y campesinos que enaltecen la labor es posible conocer de la historia cacaotero de Santander y degustar de unas onces típicas acompañadas con una deliciosa taza de chocolate.

Este recorrido, o ruta del cacao, hacen de San Vicente de Chucuri un destino para los aventureros, para quienes disfrutan la buena comida, y las actividades que los conectan con la naturaleza, la historia y la cultura.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí y únase a nuestro canal de Whastapp acá.

Publicado por Fernanda Sandoval

Publicidad

Publicidad

Tendencias

Publicidad

Publicidad

Noticias del día

Publicidad