domingo 27 de marzo de 2022 - 12:00 AM

Colegio Guanentá espera cubiertas

El centro educativo tiene otras necesidades estructurales que requieren atención pronta.

En el segundo semestre del año debería iniciar el proceso de contratación de las cubiertas de las canchas de la sede principal del Colegio Nacional San José de Guanentá de San Gil. Esa, por lo menos, es la expectativa que tiene José Antonio Ballesteros, rector de la institución educativa, tras conocer los avances del proceso en la Gobernación de Santander.

El directivo expresó que la ilusión con la llegada de esta obra es muy alta porque van muchos intentos en varios años intentando conseguir la inversión tan necesaria para la institución. “Yo por lo menos llevo seis años - desde que llegué al cargo - gestionando el proyecto y sé que desde antes se estaba solicitando”, agregó el directivo.

El documento fue radicado en 2021 ante la Gobernación de Santander por parte de la alcaldía de San Gil y fue regresado para algunas modificaciones, que están el proceso. Hermes Ortiz Rodríguez, alcalde sangileño, expresó que hay un gran compromiso para sacar el proyecto adelante en el que se tiene prevista una inversión de $2.400 millones. El convenio para la financiación estableció un aporte por $1.000 millones de parte de la administración municipal y $1.400 del ente departamental.

El mandatario resaltó que el colegio San José de Guanentá es la única institución educativa de la red pública de San Gil que hace falta por recibir inversión en su administración, que hasta el momento suman $6.000 millones y con las nuevas cubiertas llegaría a $8.400 millones.

Otras necesidades

Al ser uno de los colegios más emblemáticos de San Gil y el más grande, las falencias estructurales de son varias y los recursos escasos.

El rector dijo que además de las sede principal, los talleres de las especialidades técnicas, la piscina, el auditorio y el estadio, el colegio tiene otras cuatro sedes de primaria y preescolar por atender.

Hay requerimientos generales en las baterías de baños y problemas en los techos, con humedades y goteras que requieren atención.Ballesteros llamó la atención sobre la urgencia de adecuar el restaurante en la sede Rodolfo González en el barrio José Antonio Galán.

El estadio del colegio, que funciona también como escenario público y donde se juegan torneos municipales, sintió el paso de la pandemia, con ladrones que desmantelaron baños, se llevaron parte de la infraestructura y algunos elementos deportivos de escuelas que entrenaban en el escenario.

“Nosotros con nuestros recursos cambiamos y reparamos los arcos, y podamos la cancha que estaba muy fea”, dijo Ballesteros. El representante de la institución espera que ya con el estadio abierto al público y todos los sectores usándola se pueda ir recuperando poco a poco.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad