viernes 14 de enero de 2022 - 12:00 AM

Tres suspensiones llevan obras en el Manuela Beltrán

En la tarde del miércoles los manifestantes se reunieron con los alcaldes de la zona, en busca de una solución, pero no se llegó a ningún acuerdo. Ayer, antes del cierre de esta edición, el encuentro se estaba repitiendo.
Escuchar este artículo

Una larga fila de autos pesados, particulares y de servicio público se aglomeraba ayer en la troncal del Carare, que comunica a Vélez con Landázuri y otros pueblos de la región. La carretera central cumplió ayer su segundo día de bloqueos en el sector conocido como el ‘Cruce de Guavatá’.

Los protestantes exigen el arreglo de las vías terciarias de la región del Opón, integrada por cinco municipios: La Paz, Guacamayo, Vélez, Santa Helena del Opón y Landázuri.

Cansados del mal estado de estos trayectos viales, los campesinos, los conductores y residentes de la zona decidieron salir a protestar para buscar una solución de fondo a la problemática de movilidad que los tiene desde hace mucho tiempo perdiendo sus cosechas, pagando costos de transporte muy elevados y arreglando los carros de forma constante.

En la tarde del miércoles los manifestantes se reunieron con los alcaldes de la zona, en busca de una solución, pero no se llegó a ningún acuerdo. Ayer, antes del cierre de esta edición, el encuentro se estaba repitiendo.

A la intervención inmediata de los puntos críticos, las peticiones incluyen la gestión de recursos ante entes departamentales y nacionales para el mejoramientos de los sectores rurales de Gualilo, Capichay, Santa Rita, Santa Helena, La Aragua, San Juan Bosco, San Ignacio y San Pedro; y la priorización de las vías en los planes de desarrollo.

Angélica Mateus, alcaldesa de Vélez, dijo que en este momento las alcaldías enfrentan dificultades para enviar maquinaria amarilla porque están en procesos de contratación de personal.

Así mismo, aseguró que gracias al convenio firmado con la Gobernación de Santander, las alcaldías adelantan los procesos de contratación para el mantenimiento de estas vías, que por ser terciarias son responsabilidad del ente departamental.

La funcionaria indicó que entiende el malestar de la población porque esta es una realidad que lleva décadas y requiere una gran inyección de recursos para hacer obras de arte como alcantarillas, contención de taludes y demás, para los que las alcaldías no cuentan con la capacidad financiera y dependen de la disponibilidad del departamento y la nación.

Mateus confiaba en poder llegar a un acuerdo con los manifestantes para levantar el bloqueo que estaba empezando a generar enormes pérdidas económicas.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Suscríbete

Etiquetas

Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad