sábado 20 de noviembre de 2021 - 12:00 AM

Nuevas críticas al Esmad por muerte de manifestante

El hombre, de acuerdo con los videos, cayó al piso luego de que un disparo de un lanzador de gas le impactara en la cabeza. De ahí, fue sacado casi que a rastras por los uniformados.
Escuchar este artículo

Decepción, tristeza, rabia, frustración, eran algunos de los sentimientos que ayer invadían a los habitantes de Bolívar, Santander, especialmente a los residentes de los sectores veredales en donde durante años trabajó Michelsen Vargas Velasco, el hombre que murió a causa de las heridas recibidas por agentes del Esmad.

El hombre, de acuerdo con los videos, cayó al piso luego de que un disparo de un lanzador de gas le impactara en la cabeza. De ahí, fue sacado casi que a rastras por los uniformados, quienes lo montaron en uno de los vehículos oficiales hasta llegar a Vélez, donde habría recibido las primeras atenciones de salud.

Estefani Vargas Quintero, líder social de la zona, contó, con la voz entrecortada, que a “Michelsen lo dejaron morir”, porque lo llevaron al centro de salud más lejano que encontraron, “teniendo el del Peñón y Bolívar que estaban a menos de una hora, debió esperar casi dos horas hasta llegar a Vélez para ser atendido” y de ahí ser remitido a Tunja a una unidad de Cuidados Intensivos, donde murió cinco días después.

La nueva víctima que se da en medio de una protesta social en el país generó el rechazó de más de 60 organizaciones sociales que en un comunicado describieron los hechos, enfatizando en que “fue impactado en su cabeza por un proyectil del Esmad mientras protegía la vida y la integridad de los niños, niñas, personas de la tercera edad y demás miembros de la comunidad atacada indiscriminadamente. Sin tener en cuenta la evidente gravedad de sus heridas fue esposado en el suelo, detenido arbitrariamente, negando de facto la asistencia médica oportuna”.

En el documento, en donde exigen castigo a los autores materiales e intelectuales de este suceso, los defensores de derechos humanos se manifestaron a favor del desmonte del Esmad y pidieron que se respete la protesta legítima y la vida de quienes se movilizan y se oponen “a la degradación ambiental” y luchan “por la permanencia en los territorios”.

Hay que recordar que la muerte de este hombre de 31 años fue el trágico final de una protesta que duró 57 días en donde los habitantes de las veredas Puerta de los Cerros y Los Ángeles exigían a la empresa Cenit del sector de hidrocarburos, que tiene una planta en este sector, cumplir con algunos compromisos, como el que tienen con las familias a las que nunca les habrían pagado sus viviendas. “Hay dos que por vencimientos de términos aseguraron que ya no les cumplían”, dijo la lideresa.

Los otros puntos reclamados son la oportunidad de mano de obra para la población de la región, el mantenimiento de la vía y la recuperación de la quebrada La Tormenta, usada por la empresa y desde donde se lleva el agua a otras seis familias.

Sobre toda esta problemática y los enfrentamientos con la comunidad, la Unión Sindical Obrera de la Industria del Petróleo, USO, en un comunicado reclamó a “Ecopetrol-Cenit pronunciarse sobre estos hechos y asumir su responsabilidad. Una empresa del Estado tiene la obligación de someterse a la constitución y el Estado social y democrático de derecho. Ecopetrol y Cenit tienen la obligación de arreglar la Carretera y poner fin a la contaminación de la Quebrada La Tormenta”.

Investigaciones

En un comunicado la Policía de Santander lamentó la muerte del Vargas Velasco y aseguró que estaban abiertas las investigaciones disciplinarias y penales, de las que estarán atentos a brindar toda la colaboración a la Fiscalía General de la Nación para establecer los hechos, respetando siempre el debido proceso.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Suscríbete

Etiquetas

Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad