jueves 18 de junio de 2020 - 11:26 AM

¿Qué opinan los padres de familia sobre el regreso a clases en colegios públicos de Santander?

Según la ministra de Educación, María Victoria Angulo, el primero de agosto los colegios públicos retornarán a las aulas, alternando con la virtualidad. Frente a esta declaración muchos padres de familia se encuentran en desacuerdo pues consideran que no hay suficientes garantías para evitar el contagio de los menores.
Escuchar este artículo

Esta preocupación es común en diferentes municipios del departamento, por ejemplo, Liliana Rodríguez Pinzón, tiene a su hijo estudiando en el Colegio Universitario del Socorro, ella dice no estar de acuerdo con la medida pues desde su punto de vista “el Gobierno no entrega garantías para la comunidad educativa, para los estudiantes, maestros, y padres”.

Asegura que “no hay ningún protocolo bien establecido para esto”, y agrega que en “la gran mayoría de los colegios hay hacinamiento. Y por más que esté el modelo de alternancia, no se podrá tener un control suficiente para cuidar la salud de los menores, maestros y por consiguientes las familias”.

Otro punto que resalta Rodríguez es que “pocos cuentan con baterías sanitarias de excelente calidad, y por esto no se podrá brindar la higiene necesaria”.

Aunque acepta que el proceso de la educación virtual también ha sido difícil de implementar afirma que “los docentes han hecho su mayor esfuerzo para que ellos sigan con sus actividades académicas. Si no hay recursos ellos envían en físico el material y a otros por internet. Todo sea por la salud de quienes nos rodean”.

Le puede interesar: En el Puerto no aprueban el regreso a las aulas en agosto

Iván Ramos, padre de familia en el colegio San José de Guanentá en San Gil, tampoco considera sabio este ingreso a clases, pues dice que “se pone en riesgo la salud no solo de los niños sino de quienes viven con ellos”.

“En mi familia hay personas con enfermedades previas y si llegara este virus sería un panorama difícil de enfrentar. Por esto hemos decidido cuidarnos y enviar a nuestros hijos al colegio sería un riesgo”, manifiesta Ramos.

Tona, Santander, es uno de los municipios que aún no ha reportado casos positivos de covid-19, pero, aun así, Imelda Pulido Peña, habitante de la zona no quiere que sus hijos se expongan pues “en el momento que llegue, este se va a expandir con mucha rapidez”.

Su hijo estudia en el Colegio Integrado Rafael Uribe Uribe, y aunque confiesa que “realmente esta situación es difícil, porque a veces no hay los recursos para enfrentar la educación a distancia, es mejor tomar precaución para preservar la salud de quienes amamos”.

Robinson Puentes, tiene a su hija estudiando en el Colegio Maipore en el barrio Kennedy, al norte de Bucaramanga. Dice que no está de acuerdo, “porque en este momento los colegios no tienen la infraestructura para mantener el control de la epidemia”.

Asegura que si para “nosotros los adultos es difícil mantener en un 100% el distanciamiento al relacionarnos. Cómo será para un niño al encontrarse con sus amiguitos. Van a querer abrazarse, correr, jugar y esto no es un buen plan. Además, creo que es muy difícil que un profesor logre controlar que todos los niños cumplan las normas de bioseguridad en su totalidad, no es justo ni con ellos, ni con los maestros”.

Además: Algunos colegios privados no tendrán clases presenciales en 2020

Por otro lado, Lina Victoria Puentes Peña, madre de familia de este colegio, dice no estar de acuerdo “con que inicien las clases presenciales. Pues, primero la salud y la vida de nuestros hijos, y a pesar de las dificultades que hay en medio de esta realidad, es necesario afrontarlas por el bienestar de todos”.

María Eugenia Ortíz, es la encargada de algunos de sus nietos, que estudian en el Colegio El Minuto de Dios en Café Madrid y en el Instituto Tecnológico Salesiano Eloy Valenzuela. Ella tampoco está de acuerdo pues considera que la mayoría de gente no se cuida.

“Hay muchas personas que no hacen el protocolo correctamente, entonces al exponer a nuestros niños al colegio, puede haber contagio por causa de estas personas que no se han cuidado”. También piensa que “el Gobierno debe invertir recursos para que los niños puedan estudiar con óptimas condiciones, sin arriesgar su vida, ni la de su familia con el virus”.

Dary Luz Bernal Óvallos, tiene a su hijo estudiando en el Colegio Gonzalo Jiménez Navas del barrio La Cumbre. Ella ratifica la opinión de la mayoría de padres, dice que no le gustaría y que de igual modo no permitiría que su hijo volviese a las aulas, “porque aún ni siquiera han podido controlar el virus mucho menos van a controlar a todos esos niños.

Lea también: MinEducación emite los lineamientos para el regreso a clases en colegios de Colombia

En cada salón pueden haber de 30 a 40 niños y así se disminuya a la mitad por la modalidad que propone el gobierno siguen siendo una cantidad difícil de controlar”.

“Considero que es un riesgo grandísimo y yo no enviaría a mi hija. Si han aumentado los contagios estando en aislamiento ahora mucho más permitiéndoles que se reúnan.

Si abren el colegio yo no la voy a enviar, y más siendo un colegio público donde los salones están conformados por tantos niños en cada aula", afirma Jaime García padre de familia de la Escuela Normal Superior de Bucaramanga.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad