sábado 06 de agosto de 2022 - 5:30 PM

Van más de 700 mil árboles sembrados por el programa ‘Sembrar Nos Une’, en Santander

Se han sembrado especies nativas como cedro, caoba, abarco, gualanday, guayacanes, cucharos, guácimo, nauno, samán, ceibas, caracolí, matarratón, búcaros y caracolí, que son muy importantes para la conservación del recurso hídrico.

Con la siembra de 700 mil 382 árboles validados por el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible – MinAmbiente – la Corporación Autónoma Regional para la Defensa de la Meseta de Bucaramanga – CDMB – cumplió el compromiso adquirido con el Gobierno Nacional con el programa Sembrar Nos Une.

Lea también: Con plantas de páramo, recuperaron terreno donde se hacía minería en Berlín, Santander

“La meta la cumplimos y la superamos en mes de julio con 700 mil 382 árboles validados, pero hemos reportado muchos más que están a la espera de ser aprobados por el Ministerio”, informó Gloria Lozano Sefora Botache, Coordinadora del equipo de trabajo de Gestión Sostenible de la Biodiversidad de la Cdmb.

La funcionaria agregó que el trabajo se basó especialmente en acciones de restauración forestal y ecológica, utilizando especies nativas como cedro, caoba, abarco, gualanday, guayacanes, cucharos, guácimo, nauno, samán, ceibas, caracolí, matarratón, búcaros y caracolí, que son muy importantes para la conservación del recurso hídrico, estabilización de suelos, absorción de dióxido de carbono y generación de comida y hábitat para la fauna.

Le puede interesar: La santandereana que ’batalló’ 20 años para cumplir su sueño de casa propia

Equipo de trabajo interinstitucional

Para realizar esta tarea se convocó a actores claves del territorio, porque se necesitaba mano de obra, insumos, abonos, plántulas, mantenimiento y seguimiento a la evolución de los árboles plantados, para asegurar su desarrollo y crecimiento.

“Formamos un equipo interinstitucional de trabajo integrado por propietarios de predios, Ejército, Policía Nacional, Acueducto Metropolitano de Bucaramanga, Electrificadora de Santander, la Academia, Fenavi, empresas privadas, grupos de voluntarios, colegios, entre otros, que se comprometieron a sembrar, cuidar y mantener los árboles plantados, por lo menos durante los primeros tres años”, dijo, Cristian Reyes Gómez Subdirector de Gestión Integral de la Oferta Ambiental.

De igual manera, aseguró que, “nuestra meta no fue sembrar muchos árboles, sino garantizar que las especies plantadas sobrevivieran y cumplieran realmente su rol ambiental, por lo que se diseñó y ejecutó un estricto plan de seguimiento y mantenimiento al material sembrado, aspecto en el que los propietarios de predios son fundamentales”.

Producto de esta actividad, realizada en los últimos tres años, en este momento ya se pueden observar árboles de más de 2.5 metros de altura y otros más pequeños, que cuentan con la garantía de que no serán talados.

“Con este trabajo gana el territorio, porque contribuye a la conservación de las rondas hídricas, a la generación de cobertura boscosa para fortalecer la biodiversidad y las conexiones biológicas, garantiza hábitat y comida para la fauna, y permite la recuperación de suelos y el mejoramiento del paisaje”, afirmó Juan Carlos Reyes Nova, director general de la CDMB.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad