martes 20 de abril de 2021 - 9:30 AM

Video: En plena eucaristía, sacerdote de Pinchote, Santander, hace una dura crítica a la Reforma Tributaria

El padre Roberto Arenas Díaz dijo en el sermón que acabando la corrupción del país se puede recaudar el dinero que el Estado necesita.
Escuchar este artículo

La Reforma Tributaria, sin duda, ha dado mucho de qué hablar, muchos son los que critican lo que ahora el Gobierno llama ‘Ley de Solidaridad Sostenible’ que busca recaudar alrededor de 25 billones de pesos (unos 6.850 millones de dólares).

Controvertido, incluso desde antes de ser presentado, el proyecto plantea una serie de reformas al estatuto tributario para ampliar la base de contribuyentes, es decir, que reduciría el monto mínimo a partir del cual los ciudadanos deben declarar impuestos ante las autoridades.

Alrededor de 74% del recaudo provendrá de personas naturales y el resto de las empresas, reconoció el ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla, quien ha sido blanco de críticas de quienes consideran que la reforma afectará, sobre todo, a la clase media, pues, además, se verá bastante afectada la canasta familiar.

Ante, la ola de críticas no se ha hecho esperar. Esta vez una de esas críticas vino de parte del padre Roberto Arenas Díaz, de la Parroquia San José de Padua, en Pinchote, quien en pleno sermón señaló que es un atropello lo que el Estado pretende implementar.

“Estamos viviendo una circunstancia en nuestro país, a veces creen que cambiando las palabras y poniendo nombres más elegantes nos vamos a comer el cuento de que no nos están clavando el puñal con una reforma donde fácilmente lo que quieren es acabar no con la clase media, acabar con todos, nos van a poner impuesto de todo”, manifestó el sacerdote en plena eucaristía, sermón que se ha hecho viral en redes sociales en las últimas horas.

Y añade, “por qué mejor no, en lugar de recoger 30 billones de pesos que quieren recoger, por qué mejor no acabamos con la corrupción en este país que recoge 50 billones de pesos al año, es un hurto porque eso es la corrupción. Por qué mejor no dejamos de comprar aviones de guerra que valen 16 billones de pesos, ese sofisma de que yo tengo que pelear a toda hora con mi enemigo”.

El sacerdote llamó a sus feligreses a “abrir los ojos” y no tomar las vías de la violencia, “los culpables somos nosotros mismos, nos clavamos el puñal, teneos que perdonar, pedirle al Señor que nos ayude, busquemos entre todos mejores salidas que la violencia, esa no es la solución.

“Todos estamos convencidos de que la violencia no soluciona nada, los campos están llenos de cruces porque los que ponen los muertos son los pobres, los que dicen armémonos nunca ponen sus hijos en el batallón. No podemos caer en esos discursos de violencia, odio y resentimientos, el discurso es la paz y debemos buscar la paz empezando por nosotros mismos”.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad