lunes 10 de agosto de 2009 - 10:00 AM

Así fue la parranda de guabina y tiple en Vélez

La lluvia fue la constante en el Festival de la Guabina y el Tiple en Vélez, que cerró anoche con un concierto de gala en el Parque Nacional del Folclor, después de la proclamación y premiación de los ganadores en las diferentes categorías y modalidades de ejecución instrumental y vocal.

Pero la lluvia, a pesar del intenso frío que generaba, no pudo con el ánimo fiestero de lugareños y visitantes, que pudieron demostrar durante varios días cómo se puede estar de parranda, en derroche total de alegría, en armonía, alegría y paz, con actitudes tranquilas y generosas, evidentes.

Por ejemplo, cuando los miles de asistentes en el parque pudieron compartir el piquete veleño, ofrecido de manera abundante a quien se acercara a curiosear dentro de las decenas de canastos.

Y la lluvia se empeñaba en despejar, y la gente desaparecía, pero, una vez cesaba el aguacero, como por arte de magia, la plaza frente a la iglesia atravesada se llenaba de nuevo. Y así, toda la noche, hasta el amanecer, desde el jueves hasta el domingo.

Las fiestas de Vélez dejan el dulce sabor del reencuentro con una tradición que propios y visitantes se niegan a perder, y que refuerzan en santandereanos y colombianos la identidad cultural de esta región de Colombia.

Allí  lo 'out' es vestir con bluyín, con tenis y sin sombrero, y lo normal a todos los ojos es vestir traje típico y sombrero, aunque no haya ganado alguno a la vista.

En la parte musical, el número de grupos ha disminuido en número frente a años anteriores, pero todos están de acuerdo en que la calidad de los intérpretes está aumentando de manera considerable, y el Festival ha venido abriendo sus alternativas de participación, de modo que se brinden nuevos espacios y oportunidades dentro del folclor andino regional.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad