domingo 15 de noviembre de 2009 - 10:00 AM

El camino de la inflación

Los niveles de inflación no sólo han estado a la baja en Colombia, los índices globales señalan que en todo el mundo la tendencia, por ahora, es igual.

'Creemos que la inflación tendrá tendencia a la baja en lo que resta del año a nivel global', aseguraron miembros del Banco de la República.

Según las más recientes cifras, la inflación global se encuentra alrededor del 1.8%, y se espera que por lo menos este año termine así.

Es posible, coinciden los expertos, que el otro año haya algo de corrección, pero todo dependerá del ritmo de crecimiento de la economía del mundo.


A la baja

Para analistas de Skandia, la inflación global tiene una íntima correlación con el precio del petróleo. 'Cuando el WTI alcanzó un precio de 140 dólares, la inflación global subió al 7% anual, sólo unos meses después de la subida del petróleo desde niveles de 70 dólares.

En el mismo lapso, la inflación subió al nivel citado desde el 4%. Luego, con la corrección del precio del crudo, la inflación global se ha venido moderando, con unos meses de rezago frente al petróleo; tanto así que aún el impulso del petróleo desde el nivel de 40 dólares al precio actual no se ha reflejado en la inflación global. Según nuestros cálculos, la inflación global, con el precio actual del WTI, debería ubicarse alrededor de 2.8%', anotaron.


Los analistas de la entidad aseguraron también que la incertidumbre reinante dificulta enormemente la predicción exacta de lo que puede suceder.

'Sin embargo, contrariamente a lo que algunos indican, no creemos que nos estemos encaminando hacia un escenario de deflación como el registrado por Japón después de la crisis bancaria de la década de 1980. Sin ninguna duda, las tensiones actuales del sistema financiero y los mercados están teniendo un efecto desinflacionista, pero las inyecciones masivas de capital público, acompañadas de políticas monetarias expansionistas, reflacionarán eventualmente la economía, siempre que se aborden las causas últimas de la crisis actual', anotaron.

Para los analistas de Corredores Asociados, los pronósticos de inflación tampoco son al alza. 'Hemos modificado nuestra estimación de inflación para el cierre de 2009 de 3.2% a 2.78%. Para 2010 esperamos que la inflación alcance 4.27%', anotaron.


Tasas

Una de las consecuencias directas de la baja inflación, será sobre las tasas interbancarias.

Los expertos de Corredores Asociados aseguran que teniendo en cuenta los pronósticos inflacionarios, el Banco de la República dejará las tasas de interés inalteradas en 4% por un tiempo más prolongado.

'Al revelar un recorte de 50 puntos en las tasas de interés, el Banco de la República indicó que han cedido las presiones inflacionarias debido a la debilidad en la demandas internas y externas; las menores expectativas de inflación, la baja en el precio de los productos básicos y la revaluación del peso, que en lo corrido del año se encuentra por encima del 14%. Este panorama ha llevado a los miembros de la junta del banco central a considerar que la inflación anual terminará en 3,5 por ciento', anotaron.

Para los expertos de Skandia, el reto de los bancos emisores en el mundo es alto. 'La situación justificaría los comentarios de varios de ellos en el sentido de que no se darían nuevos movimientos (bajistas) de la tasa en los próximos meses'.

Para los analistas de la entidad, hay dos tipos de bancos centrales en América Latina: aquellos que siguieron el esquema de los países desarrollados, como Chile y otros que mantienen la inflación como objetivo de mediano plazo, como sería el caso del Banco de la República de Colombia.

'Los primeros tienen hoy una tasa de intervención real negativa, por debajo de los niveles de inflación de la economía; mientras que los segundos mantienen una tasa real positiva, con una tasa que garantice la recuperación económica, pero que mantenga a la tasa del banco central como el instrumento más potente de la política monetaria para combatir la inflación.

Y los pronósticos están claros: 'Con el rebrote que se debe dar de inflación en los próximos meses (debería comenzar en la región a finales de año o en los primeros meses de 2010), los bancos centrales deben empezar el ciclo de política monetaria inverso algunos meses más adelante. Sin embargo, más que nunca en la coyuntura actual, esto requerirá de mucho tacto: un incremento muy acelerado de la tasa de interés puede tener serias consecuencias sobre los mercados financieros, especialmente en el de bonos, por lo cual los incrementos deben ser ‘anunciados’ previamente y moderados, aunque por un período largo.

Explica que una inflación baja y estable es la mejor contribución que puede hacer la política monetaria al crecimiento sostenido de la economía, el empleo y la competitividad nacional.

Y agregan que para la fijación de la meta de inflación del año entrante, se tuvieron en cuenta las expectativas de lento crecimiento de la economía mundial en 2010 y 2011 y el comportamiento a la baja de la inflación global.

Por otro lado, el Emisor indicó que para dar liquidez de fin de año a la economía, comprará dólares y TES y 'mantiene inalterada' la tasa interés que está en el 4 por ciento.

'La Junta (del Banco de la República) seguirá haciendo un cuidadoso monitoreo de la situación internacional, del comportamiento y proyecciones de la inflación y el crecimiento y reitera que la política monetaria dependerá de la nueva información disponible', puntualiza el comunicado de prensa.

Para el Banco de Bogotá, se destaca la expectativa de que la inflación al finalizar 2009 se ubique cerca del 3.0%, lo que favorecería el comportamiento de los bienes cuyos precios están indexados a la inflación pasada.

'Se resalta la expectativa de un lento crecimiento económico mundial en 2010 así como presiones inflacionarias moderadas provenientes de los precios de los commodities y posibles choques de oferta. La política monetaria expansionista continuaría sustentando la reactivación de la actividad económica, mientras que las expectativas de inflación se mantienen ancladas favoreciendo el cumplimiento de esa meta', dijeron.

De acuerdo con los analistas de la entidad financiera, 'Con respecto a la trayectoria futura de las tasas de interés, si bien las minutas señalan que no se esperan presiones alcistas sobre las tasas de interés en el futuro cercano, llama la atención que entre los factores de discusión y opciones de política en la última reunión de la JDBR, se consideró la pertinencia de continuar reduciendo la tasa de intervención ante la última información disponible. Ello se puede interpretar como una señal de que la tasa de interés de intervención no necesariamente habría tocado piso con el último recorte efectuado en septiembre.

En efecto, la sorpresa bajista en la inflación de octubre (-0.13% vs. 0.11% consenso del mercado) refuerza esta posibilidad, lo que seguramente se reflejará en los resultados de la encuesta de expectativas del Banco de la República que se conocerá en los próximos días. Como señalan las minutas del Emisor, se espera que esta decisión dependa no solo del comportamiento de la inflación sino también de la evolución del canal del crédito (en la medida en que se plantea realizar un cuidadoso monitoreo al crédito y los agregados

monetarios) y, por supuesto, de la reactivación que pueda mostrar la actividad económica'.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad