sábado 18 de julio de 2009 - 10:00 AM

Las plantas de alcohol no son solución a sobreproducción

Uno de los temas referidos por el Ministro de Agricultura Andrés Fernández Acosta, en la reunión que sostuvo con el gremio panelero de la Hoya del Río Suárez, fue la planta de alcohol carburante ubicada en el corregimiento de Cite.

La razón de ser de las plantas de etanol es atraer inversionistas privados: 'lo que queremos es que inversionistas privados vean la materia prima y vean la calidad de alcohol, puedan hacer sus mediciones e inviertan'.

Aclaró que la planta no viene a solucionar el problema de consumo ni a absorber toda la caña de la región.

'Esa planta pequeña no va a absorber toda la caña; esa plantica es para mostrarle a los inversionista todas las bondades y obligarlos a venir. Por eso se han hecho otras plantas como en Begachi en Antioquia, en Villeta y en Frontino'.

De igual forma, el ministro confirmó que la planta está parada porque al prenderla al mes pierde 42 millones  de pesos. Razón por la cual el funcionario pide paciencia, e indica que calibrar una planta requiere de 3 a 4 años, 'desde las más pequeñas hasta las más grandes'.

'No contábamos con que la tecnología que iba a procesar las linazas iba a tener tanto problema, estamos haciendo una evaluación de esas plantas para que funcione en su capacidad que es de 300 hectáreas por año'.

El compromiso con el director de desarrollo tecnológico y el gerente general de Corpoica, es que la planta debe ser autosostenible y para ello se le ha dado un plazo máximo de tres meses para que funcione a la perfección, haciendo las inversiones del caso.

La planta de Güepsa

En cuanto a la planta de alcohol que funcionaría en Güepsa, el Ministro Fernández Acosta aclara que es propiedad de inversionistas privados y no del gobierno nacional.

Ese sector privado no ha terminado de consolidar el proyecto debido a la falta de entrega de los cierres financieros a Finagro, entidad que ofrece garantías al Banco Agrario para otorgar créditos.

La planta tiene dos centros de costos diferentes: una la proveeduría que son las dos mil hectáreas que tiene alquiladas, de las cuales tiene sembradas mil 100 y la segunda es la planta como tal, pero sus propietarios no han entregado los documentos necesarios para la aprobación del crédito y sin ello el proyecto puede arrancar.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad