lunes 20 de septiembre de 2021 - 12:00 AM

5 modelos de estafas comunes en Instagram

Desde engaños que nunca expiran, como el phishing, hasta la estafa en la que ofrecen verificar la cuenta, ESET analiza las tácticas más comunes que usan los estafadores en Instagram para engañar a sus víctimas.
Escuchar este artículo

Instagram es una de las cuatro plataformas sociales más populares del mundo. Sus cifras atraen a los ciberdelincuentes, que ven en la cantidad de usuarios, potenciales blancos de ataque.

ESET, compañía líder en detección proactiva de amenazas, compartió con Vanguardia algunos de los modelos de estafas más comunes que es posible encontrar en esta red social:

Estafas más comunes:

1. Phishing: Las estrategias más comunes a las que apelan los ataques de phishing incluyen evocar un sentido de urgencia mediante el envío de correos electrónicos fraudulentos que afirman que alguien sin autorización puede haber iniciado sesión en una cuenta. El correo electrónico generalmente incluye un enlace falso para el restablecimiento de la contraseña. Una vez que el usuario hace clic es dirigido a una página falsa de inicio de sesión de Instagram que recopilará las credenciales y permitirá a los estafadores acceder a la cuenta.

2. Ataque de cuentas clonadas: Los ataques que buscan clonar cuentas de Instagram no se limitan solamente a actores, cantantes o atletas populares. Los ciberdelincuentes también pueden clonar cuentas de cualquier usuario de Instagram. Luego pasarán a hacerse pasar por las personas detrás de las cuentas que clonaron e intentarán comunicarse con sus amigos y/o seguidores.

3. La estafa de la cuenta verificada: Si se observa una marca de verificación azul junto al nombre de una cuenta, ya sea una celebridad, una persona influyente o una marca, significa que está autenticada. “En esencia, la verificación es la manera que tienen las personas de asegurarse de que las cuentas destacadas que siguen o buscan son quienes afirman ser. Es una forma para que las personas sepan qué cuentas son auténticas y notables”, se lee en la descripción de Instagram acerca de su proceso de verificación.

La estafa es sencilla: el estafador se pone en contacto con el usuario probablemente a través de un mensaje directo, ofreciéndole el tic de verificación por una tarifa. Sin embargo, si paga, lo único que se verificará es el hecho de que se convirtió en víctima de una estafa.

4. Estafas románticas: El estafador busca durante un tiempo prolongado ganarse la confianza de sus potenciales víctimas.

Esta relación probablemente comenzará cuando al atacante le gusten las publicaciones de la víctima, las comente y, finalmente, le envíe un mensaje directo. Una vez que el estafador crea que se ganó la confianza de su víctima, comenzará a pedir dinero.

5. Vendedores dudosos: Más allá de permitir a los usuarios seguir a conocidos, celebridades e influencers para ver su contenido, Instagram también permite a las marcas publicitar sus productos e incluso funciona como una tienda.

Desde ESET recomiendan realizar una búsqueda en Google, buscar reseñas sobre los proveedores y los productos que ofrecen y observar si surge algo que despierte sospechas. También es recomendable que esté atento a las reseñas falsas. Las mismas suelen estar plagadas de errores ortográficos y probablemente describirán a la empresa y sus productos en términos superlativos.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Suscríbete
Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad