jueves 31 de octubre de 2019 - 5:00 PM

“El factor más importante en esta era digital es el talento”

De origen boyansence, nacido en Tunja. Tiene más de 20 años de experiencia en el sector de las telecomunicaciones y fue el responsable de comenzar la masificación de internet en Colombia. Hoy promueve el humanismo en la era digital.
Escuchar este artículo

Seguramente muchos de nosotros nos hemos encontrado por las carreteras de Santander y del país anuncios de “Vive Digital”. Pues este fue un hito importante para los colombianos, ya que sus vidas cambiaron con la llegada de internet a todos los municipios en el territorio nacional.

Detrás de esta iniciativa estuvo Diego Molano Vega, quien cuando fue Ministro de las Tecnologías de la Información y las Telecomunicaciones, en el periodo 2010 al 2015, su gran apuesta fue la de llevar la tecnología a todos los rincones. Hoy, con una carrera de más de 20 años y creador de esta revolución digital, ahora está proponiendo la revolución del conocimiento basado en el humanismo en la era digital.

Hablamos con Molano en ‘Santander Innova 2019’, evento organizado por el Sena y la Alcaldía de Bucaramanga, entre otros, donde dejó el mensaje a los asistentes de que “hoy no se puede pensar en cosas locales dejando al lado las globales”.

¿Qué tanto influye el tema del talento y la profesionalización en esta era de las nuevas tecnologías?

“El factor más importante para ser ganador en esta nueva economía digital es el talento. En las revoluciones anteriores había otros factores, tener pozos petroleros, capacidad para invertir mucha plata y más. Los países que hoy en día tengan el talento van a ser los campeones de la Cuarta Revolución Industrial, que es la digital”.

¿Qué tipo de talento?

“Se necesitan cuatro tipos de talento. El primero, el que todo el mundo discute, es la programación. En Colombia se necesitan entre 50 y 70 mil programadores en corto plazo y no hay. A los jóvenes no les gusta estudiar eso. Es un problema mundial, en toda América Latina se están necesitando.

El segundo, el de las mujeres, no solo por el tema de igualdad de género, sino porque la transformación digital no tiene que ser con tecnología, sino con cambios, y las mujeres tienen grandes habilidades para eso. Para hacer cambios en el tema de comunicaciones, de estrategias. También, porque necesitamos masivamente que haya más fuerza laboral. En un país que empieza a envejecerse y tiene déficit de talento necesitamos que haya mujeres que compitan. La buena noticia es que en Colombia hoy en día la gran mayoría de estudiantes de las universidades son mujeres. Yo por ejemplo soy presidente de una universidad donde el 70% son mujeres”.

¿Y el tercero y cuarto?

“El tercero es que todos los profesionales tienen que tener un poquito de ingenieros de sistemas. Un abogado tiene que saber qué es un algoritmo, el médico tiene que saber qué es inteligencia artificial. Todos tienen que tener conocimientos y habilidades de operar en ambientes ágiles, de pensar rápido. No es como en el siglo pasado que eran comités y juntas larguísimas para toma de decisiones, no, aquí es todo rápido. Se necesita gente que actúe ágilmente, comunique ágilmente y haga equipo ágilmente.

El último talento es liderazgo para la transformación digital y eso no lo tenemos. Necesitamos líderes tanto para el sector público como privado”.

¿Cómo se analiza el emprendimiento en Colombia de la mano del crecimiento tecnológico mundial?

“La verdad es que hicimos un análisis con el Wilson Center, de Estados Unidos, sobre el emprendimiento de América Latina y encontramos que para que haya emprendimientos tiene que haber definitivamente unos habilitadores en las economías de los países”.

¿Qué tipo de habilitadores?

“Unos que habiliten la demanda de emprendimiento y otros la oferta. Unos que manejen todo el tema del talento humano, lo que tiene que ver con la percepción que la gente tiene del emprendedor, si es realmente conocido y admirado por la sociedad.

También para todo el tema de dineros, si es suficiente, si hay ángeles inversionistas, si existen sistemas de crédito, qué tan fácil es montar un negocio y qué tan fácil es cerrarlo.

Todas esas variables son importantes, pero la conclusión es que no hay mejor momento para emprender que hoy; hoy estamos mejor que ayer, hoy es el momento para lanzarse al agua. Si alguien quiere montar un negocio, el momento es ya”.

¿Santander y Bucaramanga cómo están dentro de ese panorama?

“Uno ve en Bucaramanga unos factores que pueden hacer que la ciudad sea diferente. El primero es la gente joven estudiando en universidades muy importantes, que tienen buen prestigio y producen talento de buena calidad. Está el potencial, falta que las universidades se transformen. El otro factor es la calidad de vida, eso está atrayendo a la gente. ¿Qué le falta al tema de talento? Traer extranjeros, eso es importantísimo, que haya estrategias para atraer talento, que en las calles de Bucaramanga se vean chinos, indios, saudíes, argentinos, europeos haciendo innovación. Este nuevo mundo es global y la pelea no es de países, es de ciudades. El tema de emprendimiento no es nacional, es de ciudad o de región. Silicon Valley, por ejemplo, es una región que compite con Boston, Shanghai, Tela Aviv y por qué no, Bucaramanga”.

En el tema de la privacidad y manejo de los datos, ¿cuál es ese mensaje para los usuarios de internet que están expuestos sin una política de protección?

“La verdad es que es muy difícil, el tema es o acepto esas reglas o estoy por fuera. Lo que pasa en el mundo es que empiezan a haber nuevas regulaciones. Yo creo que en el largo plazo van a haber nuevos marcos que no van a estar definidos por los Estados sino por las compañías, con esquemas de autorregulación, es decir, las compañías al final del día tendrán que hacerlo porque no confían en que el marco regulatorio del país sea dinámico. Si se ponen de acuerdo y generan códigos de autorregulación o sellos de calidad, protección de datos y sistemas de atención de reclamos, eso se va a dinamizar.

Estamos en un momento decisivo. Facebook está lanzando su sistema de autorregulación con un consejo independiente y eso es un primer paso de lo que viene”.

¿Cómo ve el desarrollo de la Economía Naranja del presidente Duque y la apuesta de continuar con el proceso de conectividad que usted inició hace ocho años?

“La verdad es que el sello de la Economía Naranja se vende internacionalmente bien, pero al interior del país le falta a la gente del común entenderlo. Las personas se preguntan para qué les sirve, cómo lo usan, cómo generan ingresos. Se tienen que mejorar esfuerzos en comunicar los beneficios. Respecto a la transformación digital del país hay muchos problemas. El principal es el talento y todo debería enfocarse en cómo producirlo. El segundo es la transformación digital del sector privado. Estamos súper quedados, las industrias del agro, pecuarias, lecheras, de construcción, están mal en ese tema y además son bastante improductivas y eso hace que la competitividad sea pobre.

Lo siguiente es que el Gobierno se transforme para que brinde mejores servicios a través de tecnología, que permita que emprendedores le presten servicios y así el Gobierno cambia su rol de ser el que compra y opera sistemas de información a regular los sistemas que prestan privados.

Hay otras prioridades, pero la más pequeña de todas tiene que ver con infraestructura”.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad