sábado 19 de noviembre de 2022 - 11:50 AM

¿Es la ciberseguridad en la nube una prioridad en la actualidad?

Para 2025, Gartner predice que más del 95 % de las nuevas cargas de trabajo digitales se implementarán en plataformas nativas de la nube, frente a solo el 30 % en 2021.

Para 2025, Gartner predice que más del 95 % de las nuevas cargas de trabajo digitales se implementarán en plataformas nativas de la nube, frente a solo el 30 % en 2021. Lo que significa, que cada vez es más importante crear estrategias que permitan que las organizaciones adopten estas nuevas tecnologías y conozcan su adecuado funcionamiento.

La ciberseguridad en la nube, es uno de los desafíos más importantes de la era digital. Las transformaciones y cambios que se han implementado en la forma de operar y gestionar las organizaciones, han sido igualmente elementos que plantean importantes desafíos para blindar a las empresas frente a cualquier amenaza o situación de riesgo que comprometa significativamente su información y operatividad.

¿Qué es La Nube y cuál es su principal función?

La nube es un modelo de procesamiento y consumo de datos y aplicaciones que permiten utilizar recursos de cómputo, distribuidos en su mayoría en Internet. Esta característica permite subir, abrir, modificar información o usar programas y archivos a través de una conexión sin la necesidad de que se encuentren en el almacenamiento del dispositivo que usa.

Su función principal es el procesamiento de los datos y es muy utilizada también para el almacenamiento.

“La ciberseguridad en la nube se define como la definición e implementación y monitoreo de controles de seguridad para garantizar la confidencialidad, disponibilidad e integridad de los datos que están ubicados en la nube. Esta es la encargada de asegurar los sistemas informáticos y mantener los datos privados y seguros a través de la infraestructura, las aplicaciones y las plataformas en línea” comenta, Hernando Díaz Director de Ciberseguridad de Axity.

Recomendaciones para un uso adecuado de La Nube.

Seguridad del diseño: Definir un esquema adecuado. Esto garantiza que no haya necesidad de realizar inversiones posteriores generadas a partir de algún incidente que se presente. Existen diferentes tipologías de eventualidades, las cuales pueden comprometer la confidencialidad de la información o aquellas que pueden tener afectación económica.

Gobierno de seguridad: Es importante establecer quienes serán responsables de salvaguardar la información y cuáles serán los protocolos de respuesta. Con estos controles mínimos, se podrán establecer los requisitos de seguridad a la hora de implementación en la nube.

Arquitectura: Según el tipo de información que se vaya almacenar, es importante definir si va ser pública o va estar restringida para cierto tipo de usuarios.

Monitoreo: Es importante mantener un monitoreo en tiempo real. Esto permite identificar la postura de seguridad que se está implementando, estar alerta cuando se presente alguna amenaza y conocer de antemano si se está actuando de la manera correcta.

Finalmente, el director de ciberseguridad de Axity, resalta algunas de las ventajas a la hora del uso de La Nube:

- Nuevos modelos de pago por uso

- Flexibilidad de crecimiento

- Mayor robustez en el almacenamiento de datos

- Reducción en los costos en las operaciones internas

- Facilidad en los accesos desde cualquier lugar

- Disponibilidad de la información 24/7

- A accesibilidad segura y seguridad de los datos.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad