martes 21 de mayo de 2019 - 10:00 AM

Esto es lo último que debe saber de la ‘pelea’ entre Google y Huawei

El Departamento de Comercio de Estados Unidos expidió este lunes una licencia de 90 días que levanta durante ese periodo el veto a Huawei y a sus empresas filiales para preparar una transición sin presencia del gigante tecnológico chino.

Después de la tormenta de críticas y pánico, tras la decisión de Google de revocar su licencia de Android a los dispositivos Huawei a causa de la directiva del presidente Donald Trump, en la que restringió los negocios de las compañías estadounidenses con la multinacional china, el Departamento de Comercio de Estados Unidos, anunció un plazo de 90 días con el que espera bajar la tensión.

Huawei es el segundo mayor vendedor de smartphones con un 19% del mercado, detrás de Samsung (23,1%) pero antes de Apple (11,7%).

Le puede interesar: ¿Tiene un celular Huawei? Le aclaramos sus dudas

Esto es lo que ha pasado tras el anuncio de Google:

1) Huawei tendría sistema operativo propio:

La empresa asiática ya estaría preparándose para migrar a su propio sistema operativo: HongMeng.

“Hemos preparado nuestro propio sistema operativo. Si fuera el caso de que ya no pudiéramos usar estos sistemas (como Android). Necesitaríamos estar bien armados”, dijo Richard Yu, director ejecutivo de Huawei, al periódico alemán Die Welt en una entrevista publicada en marzo.

Mientras tanto Huawei sigue buscando formas para presionar una salida de la encrucijada que vive desde hace una semana.

2) Otros gigantes tecnológicos se han unido al veto a Huawei:

Pese a que el veto de Alphabet (empresa dueña de Google) es el más inmediatamente perceptible para el usuario y el que ha causado más revuelo mediático, seis fabricantes de componentes electrónicos estadounidenses y uno alemán también han anunciado que rompen relaciones comerciales con Huawei.

Las compañías de procesadores de EE.UU. Intel, Qualcomm, Xilinx y Broadcom, la alemana Infineon Technologies y los fabricantes de chips de memoria estadounidenses Micron Technology y Western Digital dejarán de suministrar a Huawei también en cumplimiento de la orden de Trump, lo que podría demorar los planes de adopción de la red 5G a nivel mundial.

3) Plazo de 90 días:

El secretario estadounidense de Comercio, Wilbur Ross, dijo en un comunicado que la licencia expedida por su departamento “otorga a los operadores tiempo para tomar medidas”.

Lea también: En estos celulares dejará de funcionar WhatsApp

También “espacio al departamento para determinar las medidas a largo plazo apropiadas para los estadounidenses y los proveedores de telecomunicaciones extranjeros que actualmente dependen del equipo Huawei para servicios fundamentales”.

El secretario detalló que “a corto plazo”, la licencia permitirá que las operaciones sigan para los usuarios de teléfonos móvil Huawei y para las redes rurales de banda ancha.

El Departamento de Comercio explicó que la licencia permite que ciertas actividades necesarias continúen para respaldar los servicios móviles y redes existentes, “incluida la investigación de ciberseguridad crítica para mantener la integridad y fiabilidad de las redes y equipos existentes y totalmente operativos”.

4) ¿Pánico económico?

La situación de Huawei no solo ha creado un panorama de incertidumbre a la empresa china, sino que también ha generado coletazos en otras compañías como Google o Apple, que en medio de la coyuntura actual ven como disminuye el precio de sus acciones.

La acción de Google cerró ayer con una caída de 16,68% frente a su valor al inicio del día, ubicándose en US$1.162,3. Por su parte, Apple tuvo una baja menos pronunciada en el precio de su acción, disminuyendo 1,08% hasta llegar a US$189.

Lea también: Apple, interesado en invertir en ciberseguridad y educación en Colombia

Aunque no está involucrado de manera directa, el gigante tecnológico estadounidense vería afectada su relación con China por la guerra comercial con el Gobierno de Donald Trump, que afecta principalmente a las importaciones de productos que usa en el desarrollo de sus equipos, muchas de China. Además, la disputa con Huawei se ha convertido en uno de los detonantes más recientes en las tensiones de ambos países, que han terminado en tarifas arancelarias para varios productos.

5) Los chinos no necesitan a Google:

Los chinos viven en su propio ‘ciberecosistema’ y ni se acuerdan de que existe.

Tras meses de polémica por la cada vez mayor censura ejercida por las autoridades chinas, en 2010 Google cesaba la mayoría de sus operaciones en China continental a raíz de los ataques cibernéticos contra usuarios de Gmail y de los desacuerdos con el Gobierno sobre el control a los resultados de búsqueda.

Nueve años después ya casi nadie en China recuerda lo que era Google y para buscar información (censurada) en Internet utilizan Baidu, el segundo buscador más usado del mundo.

Hay que recordar que, con más de 772 millones de usuarios de internet (datos de 2017), China es el país del mundo con más internautas (casi el triple que en EEUU, que cuenta con 287 millones), un quinto del total mundial.

¿Cómo afectaría así a los usuarios chinos el hecho de que Google suspendiera los negocios con Huawei? En (casi) nada, cuentan los expertos, pues podrían seguir utilizando todas las aplicaciones con las que sobreviven y disfrutan de la vida.

“No veo que la decisión vaya a afectar a la navegación de los internautas chinos, ya que todas las herramientas que provee Google en China son provistas por empresas como Tencent, Baidú, Huawei... Absolutamente todo, los mapas, la música, los vídeos, los buscadores... siempre hay una compañía que hace lo mismo en China, si no son varias”, explica a Efe Ervis Micukaj, ingeniero informático que trabaja en la ciudad de Shanghái (este del país).

Y, por encima de todas las aplicaciones posibles, recuerda, está WeChat, que en China “importa más que cualquier sistema operativo”. Aunque es conocido popularmente como el equivalente de Whatsapp, la aplicación de Tencent cuenta con cada vez más funciones necesarias para la vida diaria de los chinos: red social, herramienta de pago, intermediaria de servicios...

“A los chinos les das a elegir entre un móvil muy evolucionado, con muchas aplicaciones pero sin WeChat y uno más sencillo con WeChat, eligen el segundo porque cada vez está más presente en sus vidas”, asegura.

Tal y como insiste otro ingeniero que trabaja en China, el español José Luis Sánchez Jiménez, “para ellos Google no es nada” pues toda su vida gira en torno a aplicaciones chinas y cada marca de teléfono tiene su tienda propia donde se descargan las actualizaciones de las mismas.

Ni Gmail, ni Youtube, hijos de Google. Para el correo utilizan Tencent QQ (la más popular) y para los vídeos entran en Youku.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad