domingo 20 de julio de 2014 - 12:01 AM

Jibo: un asistente robot para toda la familia

Tiene partes móviles, pero no puede desplazarse de un lugar a otro. Jibo es un robot que mantiene su vista fija en las personas a su alrededor, e interactúa con ellas. Sus fabricantes prometen que tendrá un nivel de inteligencia suficiente como para responder a comandos, ayudar en labores como cocinar o adelantar un proyecto de construcción casero, y recordar tareas pendientes.
Escuchar este artículo

Quienes usan Google Now o interactúan con el asistente Siri de Apple saben que esta tecnología puede facilitar su vida, pero no todos los que tienen un teléfono inteligente o tableta usan esta tecnología.

Cynthia Breazeal quiere convencer a los que consideran estas opciones como demasiado engorrosas, con un pequeño y sencillo asistente robótico llamado Jibo, al que toda la familia puede sacarle provecho.

Equipado con cámaras, sensores, parlantes y un sistema de reconocimiento de voz, Jibo puede ver, oír y hablar con varias personas en el hogar, y con el paso del tiempo llega a conocerlos y se adaptará a sus preferencias.

Asistente familiar

Aun cuando nadie esté interactuando con él, Jibo podrá alertar a sus dueños sobre tareas importantes y citas pendientes. Pero su capacidad va más allá de avisar sobre eventos programados en el calendario; Jibo puede conectarse a la red WiFi de la casa y, gracias a una aplicación para Android e iOS de Apple, puede conectarse también a dispositivos móviles.

Por supuesto: el robot puede conectarse a computadores en la casa. De hecho, no necesita una aplicación especial para esto porque puede controlarse directamente a través de Internet.

Después de esto, Jibo tendrá acceso a mensajes de voz y texto en los teléfonos, a correos electrónicos y toda la información extra que sus dueños determinen útil para el robot.

Dos cámaras de alta resolución en su parte frontal le permitirán reconocer el rostro de los miembros de la familia y, gracias a esto, Jibo puede leer sus mensajes a las personas correctas.

Estas funciones cobran un precio alto en términos de energía consumida. Jibo no viene con batería; es necesario mantenerlo conectado todo el tiempo. Una batería podrá comprarse por separado como aditamento para el robot, pero sólo le dará 30 minutos de independencia.

Se producirá en 2015

Un video en tinyurl.com/presentacionJibo muestra el potencial de Jibo como asistente, como un sistema de entretenimiento e incluso como profesor para los niños más pequeños.

El video afirma “lo has esperado por años, y finalmente está aquí”, pero en realidad Jibo entrará en producción en el tercer trimestre de 2015 y sus primeros compradores lo recibirán a inicios de 2016.

Esos primeros compradores, por cierto, son aquellos que ya pagaron 100 dólares por el robot, y que pagarán otros 400 dólares para completar su compra en el futuro, o que pagaron 500 dólares directamente. La página www.myjibo.com permite hacer el pago por adelantado.

Las pruebas de validación de los sistemas que le permitirán a Jibo cumplir con las promesas hechas en su video promocional empezarán hacia marzo de 2015. O sea que, hasta el momento, las más de 80 personas que han pagado por uno de los dispositivos han llevado a cabo un verdadero acto de confianza.

Pero no por falta de razones; el equipo tras Jibo es liderado por Cynthia Breazeal, investigadora de Robótica Social del MIT, mundialmente reconocida por su trabajo en este campo. El jefe de la junta ejecutiva, Steve Chambers, ha trabajado con Nuance y Polycom.

El vicepresidente de ingeniería de JIBO Inc, la empresa tras el producto, es Andy Atkins, quien ha trabajado con Apple, Netflix y Microsoft.

¿Será Jibo un espía en la casa?

Cuando sea lanzado, a inicios de 2016, Jibo sólo podrá recibir órdenes en inglés. Sus desarrolladores se encargarán de darle soporte a otros idiomas más adelante.

Para evitar problemas de ‘pérdida de la memoria’, Jibo almacenará la información sobre sus usuarios en la nube, así que no será necesario hacer un ‘backup’ de sus datos.

La cámara de Jibo podrá apagarse y, de hecho, todos sus sistemas de detección pueden desactivarse hasta nueva orden.

Pero el software con que funciona el dispositivo, a pesar de estar basado en Linux, no será abierto, lo cual hace temer a muchos que el dispositivo pueda ser alterado por agencias gubernamentales como la NSA, o tener sistemas ocultos que puedan violar la privacidad de sus usuarios.

A pesar de eso, JIBO Inc afirma que la privacidad de la información de sus usuarios es “algo que tomamos muy en serio”, y agregan que “hemos diseñado políticas y controles para salvaguardar la recolección, uso y publicación de tu información”.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad