domingo 22 de junio de 2014 - 12:15 PM

La ‘Era del punto com’ da paso al .me y .love

No hace mucho tiempo, el.me era un dominio exclusivo de los ciudadanos de Montenegro, un país del sureste de Europa.

Sin embargo, la Corporación para la Asignación de Números y Nombres en Internet (Icann), la máxima autoridad en este asunto, removió esto y liberó el potencial de una dirección que se vuelve masa entre los dedos, para cualquier profesional o freelance que quiera crear su marca personal en internet.

No es la única jugada que abre posibilidades. En 2013 la Icann decidió complementar los.com, .edu o.org, con decenas de dominios que desafían la imaginación, desde el .garden o el .yoga, hastra el .love. Ahora al alcance de cualquiera también está .porn y .ninja.

"Durante 25 años el.com era el rey. De hecho se habla de la era punto com, por lo que tumbarlo es muy difícil", precisa Eduardo Santoyo, gerente de .Co Internet, administrador y promotor del dominio.co.

Alude que está muy bien posicionado: "cuando la gente piensa en internet lo hace en punto com". Posee el 45 por ciento del total de los nombres de dominio registrados en el mundo.

Sin embargo, tal como lo establece Gerardo Aristizábal, gerente de Mi.com.co, como un dominio es único, el espacio es limitado. "Hoy hay más de 120 millones de dominios.com y las palabras y combinaciones de letras ya están en manos de alguien".

En alza el .co

Desde que el Gobierno, a través del Ministerio de las TIC, le entregó en 2010 a .Co Internet la administración del nombre de domino, por una concesión de diez años, se ha hecho la gestión de aumentar la penetración de este nombre, que tiene su atractivo: suena y se escribe parecido al punto com.

En cuatro años pasaron de 28 mil pasaron a 1 millón 700 mil. Y crecen 15 por ciento al año en el mundo. De hecho Google y Twitter lo adoptaron. En Colombia crece un poco más (22 por ciento), pero no aumenta a un ritmo tan ascendente que se esperaba porque existen aún inhibidores.

"Es una barrera mental de no entender esta nueva forma de hacer negocios, de creer que vale más un puesto comercial en algún lugar que un sitio en internet", dice Eduardo Santoyo.

No obstante, para las empresas tener registrado su nombre en el.com y el.co, así como en otros, es una oportunidad que no puede pasar desapercibida. De hecho, se podrían crear dominios por cada línea de producto.

Crecen las oportunidades

Este cambio de paradigma, es decir pasar de nombres a los que estábamos acostumbrados a ".loquesea", toma tiempo, añade Gerardo.

Precisa que entre el 6 y el 8 por ciento de todos los nuevos registros son bajo las nuevas extensiones. Por supuesto, esperan que esto aumente cuando salgan disponibles algunas que podrían ser muy demandadas como.web,.blog,.news, entre otros.

La costumbre del.com parece ser una barrera para que se exploren otras opciones. Claro, no todo se puede. Hay ciertas reglas que van, por ejemplo, desde el número de caracteres que no puede ser menor de 3 ni mayor de 63.

Así mismo, las extensiones no pueden contener signos de puntuación y tampoco pueden solicitarse una serie de términos restringidos.

"Cada persona es libre de utilizar los dominios dentro de los parámetros de la ley", añade Gerardo. Lo que podría incluir ciertas perspicacias para que sus clientes no se pierdan. Por ejemplo, registrar los nombres de dominio con los errores de digitación que los conducen a páginas equivocadas. En vez de encontrar un "oops" le redireccionan al sitio que es.

Como en todo mercado, cada día se transan nombres de dominios en el mundo. Es lo que se conoce como el mercado secundario de dominios, un espacio de gran actividad en el que existen grandes jugadores como Sedo, una casa de intermediación, que este mes, en una semana, reportó ventas por 1.1 millones de dólares.

La mayoría de dominios son de propiedad inversionistas que tienen un portafolio registrado y los venden a terceros. "Si alguien registra el dominio de una marca de manera abusiva y/o de mala fe, está sujeto a procesos legales", aclara Gerardo. Un mundo que tiene reglas.

Publicado por

Etiquetas

Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad