sábado 30 de marzo de 2019 - 12:00 AM

La evolución de una civilización visual

Así como las cámaras digitales revolucionaron la forma en la que los evolucionarios vemos al mundo, las nuevas cámaras de los smartphones llevan el nivel fotográfico a un escalón superior. Ahora, es posible captar hasta el momento más fugaz en una resolución de hasta 16 megapixeles.

La cámara fotográfica fue un invento que literalmente revolucionó al mundo. Desde que existen las fotografías, los evolucionarios buscamos inmortalizar momentos, registrar todo a nuestro alrededor y captar breves instantes que recordaremos para toda la vida.

Los tiempos ya no son como antes. Desde la llegada de los smartphones y su constante evolución, nos han permitido tener en un mismo dispositivo una serie de herramientas de gran utilidad, entre ellas, poder tomar fotografías.

Las primeras cámaras no tenían nada que ver con el mundo digital. Hace siglos, se usaban cajas sensibles a la luz en las que una persona tenía que permanecer por largos momentos y sin moverse frente al lente para ser fotografiada. El mundo ha evolucionado gracias a los evolucionarios y tenemos muchas opciones para plasmar en el recuerdo todo tipo de imágenes.

¿Un teléfono con cámara? Cuando se juntaron los dos por primera vez, parecía algo incongruente, era como una pareja extraña. Pero desde entonces, cuando este matrimonio se consolidó, se calcula que hemos tomado más de 400 billones de fotografías con todo tipo de cámaras digitales alrededor del mundo.

Para nosotros los evolucionarios no son simples fotografías, ni videos, ni una simple combinación de píxeles. Se tratan de 400 billones de historias, de huellas, de fragmentos de tiempo que vale la pena recordar. Nos caracterizamos por aprender de lo vivido, de estar en constante mejoramiento y de siempre escoger las mejores herramientas para hacerlo.

Ahora, el mundo de la fotografía está más cerca de todos, solo con hacer un clic podemos capturar imágenes inolvidables. Los evolucionarios hemos creado una nueva forma de comunicarnos y, por eso, cada vez se hacen necesarias fotografías de mayor resolución o videos de alta definición.

Y esto es lo que nos ofrece el Samsung Galaxy S10. Ya no es necesario ser profesional para mostrar lo mejor de nosotros mismos. No es obligatorio un estudio, luces o maquillaje. Este nuevo dispositivo permite reflejar lo que queremos ser, tanto en una imagen de 10 megapíxeles con una cámara frontal o de hasta 16 megapíxeles con tres cámaras traseras de apertura dual.

Es de evolucionarios tomarnos una selfie en la mañana, de grabar un video de nuestra mascota y compartir imágenes con nuestros amigos. Somos de redes sociales, de navegar en internet, de vivir nuestra vida a través de lo digital.

Ahora es posible conocer otros puntos de vista, otras percepciones, ver todo desde una óptica diferente. Hoy nos encontramos en una civilización visual, donde la mayor parte de nuestra vida la vemos por medio de pantallas. Grandes, medianas, pequeñas, todas tienen historias diferentes que contar. Gracias a las 6.1 pulgadas de increíble definición cinematográfica, los evolucionarios podemos acercarnos al mundo con el nuevo S10.

La evolución es innegable. No solo basta con tener un smartphone con la capacidad de guardar miles de videos y fotos en una memoria expandible de 215 GB, también queremos seguridad. El nuevo integrante de la familia Galaxy ofrece un escáner de huellas dactilares ultrasónico en pantalla para un acceso personalizado. Todo potenciado por una batería inteligente de 3.600 miliamperios-hora, con capacidad de transferir carga de manera inalámbrica a otros dispositivos. Así, siempre tendremos energía.

Los evolucionarios nos movemos por las nuevas ideas. Cada día, buscamos nuevos puntos de vista para mejorar nuestro mundo, vernos reflejados en él. Este es el momento, forma parte de la evolución... es hora de vivir la mejor experiencia, es hora de cambiar el mundo, con el nuevo Samsung Galaxy S10.

Más información: http://pque.io/UWnwn

Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad