lunes 26 de abril de 2021 - 12:00 AM

Realme C15, a prueba: mega batería de ultra duración a un precio atractivo

Vanguardia probó durante dos semanas el último terminal de Realme: el C15, que tiene una batería de 6.000 mAh y destaca por una carga rápida de 18W.
Escuchar este artículo

Realme aterrizó recientemente en el país. Es la séptima marca de teléfonos inteligentes más importante del mundo y fue reconocida como una de las marcas de teléfonos inteligentes más importantes según las estadísticas de Counterpoint.

Desde entonces su estrategia para competir con los gigantes consiste en cautivar a los jóvenes con tecnología a precios atractivos.

El fabricante chino presentó su nueva apuesta: el Realme C15. Vanguardia probó durante dos semanas este último terminal, que tiene una batería de 6.000 mAh y destaca por una carga rápida de 18W. El dispositivo promete 44 horas de llamadas continuas, 26,8 horas de reproducción en YouTube, y un tiempo de espera del teléfono de hasta 48 días.

Este terminal, que está disponible en azul y plata por un precio de $ 690.900, cuenta una pantalla ultra grande de 6.5 pulgadas con resolución HD, lo que a primera vista aporta una experiencia visual inmersiva.

Tiene un aprovechamiento del frontal del 88.7 % y un pequeño agujero en la parte superior central para la cámara frontal, que es de 8 megapíxeles, con inteligencia artificial, IA.

El smartphone mantiene el jack de auriculares y tiene un cargador MicroUSB. Además incluye un lector de huellas en la parte trasera que funciona adecuadamente.

En la parte trasera, donde las huellas dactilares son prácticamente imperceptibles, tiene un módulo rectangular que sobresale ligeramente con cuatro cámaras: un sensor principal de 13 megapíxeles con IA, un gran angular de ocho megapíxeles, un monocromo de dos megapíxeles y uno pensado para para el estilo retro también de dos megapíxeles. Esta parte trasera también incluye un lector de huellas.

Si bien las fotografías salen nítidas en general, especialmente de día, se echa de menos un poco de detalle al acercarlas con la lupa y de calidad en ambientes de poca luz. Los colores de las imágenes capturadas son naturales tanto con las cámaras traseras como con la frontal.

Como ya es tradicional en los smartphones de fabricantes chinos, la cámara frontal incluye un modo belleza que permite cambiar los rasgos faciales de forma desmesurada: desde suavizar la piel a afinar la cara, agrandar los ojos o reducir la nariz.

El Realme C15 ofrece 3 o 4 GB de RAM, 64 o 128 GB de almacenamiento.

Tiene procesador Snapdragon 460 de ocho núcleos cuya frecuencia principal alcanza los 1,8 GHz, esto, sumado a su destacada pantalla, ofrece un muy buen rendimiento para aquellos que piensan en los videojuegos. Al usarlo durante varias en esta función, el terminal respondió muy bien, igual que con el resto de aplicaciones.

El rendimiento del smartphone es absolutamente fluido. Ejecuta las apps sin problema y no hay ningún tipo de retardo. Su batería se extiende durante una jornada entera sin dificultad y con solo 30 minutos de carga se recompone, al menos, el 25 % del total, lo que lleva a una experiencia positiva para el usuario.

Su batería, definitivamente, es la estrella y protagonista, permite que el consumidor se olvide del cargador casi dos o tres jornadas enteras, con un uso medio. El Realme C15 pasa la prueba resolviendo el mayor problema: autonomía.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad