Publicidad
Vie Nov 17 2017
21ºC
Actualizado 06:39 pm
Lunes 23 de Abril de 2012 - 04:08 PM

Consejos para conservar el empleo sin sacrificar la vida personal

Es verdad que las empresas requieren mayor productividad en sus trabajadores, pero no se trata de vivir para trabajar.
Archivo/VANGUARDIA LIBERAL
Consejos para conservar el empleo sin sacrificar la vida personal
(Foto: Archivo/VANGUARDIA LIBERAL)

Hoy en día, resulta muy difícil alcanzar un balance adecuado entre la vida profesional y personal. Y es que en un entorno tan competitivo como el actual, y de constante conectividad, el mercado laboral se hace cada vez más exigente.

Es verdad que las empresas requieren mayor productividad en sus trabajadores, pero no se trata de vivir para trabajar, sino de encontrar la manera de cubrir las expectativas de la compañía, sin dejar de lado nuestra vida y el descanso necesario.

El portal de Forbes publicó una guía de “¿Cómo mantener su empleo sin trabajar a morir?”, la cual le puede ser útil para que el día a día en el escritorio no se haga interminable.

Aproveche su reloj biológico

Descubriendo sus mejores y peores momentos del día –lo que los científicos llaman el ritmo “circadiano”– se puede reducir el tiempo para completar una tarea y mejorar la creatividad.

Entonces, es recomendable programar las actividades que requieren menor atención, como responder un correo o devolver una llamada, para la tarde, momento en que la energía es menor.

Evite muchas interrupciones durante el día

Cada vez que se levante de su escritorio –por ejemplo para tomar una taza de café o comprar algo de comer- probablemente tome 20 minutos para retomar la concentración en lo que estaba haciendo.

Por eso, mientras tenga mayor concentración en lo que está haciendo, más rápido terminará su trabajo y podrá ir a casa.

Deje el trabajo para la oficina

Esto significa física y mentalmente. A menos que se encuentre dentro de una fecha límite, no lleve trabajo a casa y aproveche ese tiempo para cenar con su familia o realice alguna actividad que lo distraiga.

Limite los correos electrónicos durante las horas no laborales

La sobrecarga de trabajo puede ser una sensación fuera de control. La elección de hacer ciertas cosas (en lugar de estar obligados a ello) combate esa sensación de impotencia.

Programe su tiempo y asegúrese de incluir el cuidado de sí mismo. Y si realmente necesita mantenerse en contacto, no responda a un mensaje, a menos que se trate de una emergencia.

No convierta en hábito trabajar los fines de semana

Es cierto que a veces se piensa con más claridad sobre un tema relacionado con el trabajo cuando estamos fuera de la oficina. Pero el que se sienta lúcido durante las horas libres no significa que tenga que dejarlo todo y poner en práctica la idea.

Es suficiente apuntar algunas notas y emplearlas en su próximo día regular en la oficina.

Tome vacaciones

No hay nada noble en acumular los días no utilizados de las vacaciones. Con el permiso de su jefe, tómese el tiempo adecuado para descansar y despejar su mente, así como para pasar tiempo en familia.

Publicada por
Sin votos aún
Etiquetas:
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad