Martes 20 de Noviembre de 2012 - 12:01 AM

Colombia rechazó el fallo de La Haya

El presidente Juan Manuel Santos rechazó ayer el fallo emitido por la Corte Internacional de Justicia, CIJ, de La Haya, con el cual se fijaron nuevos límites marítimos entre Colombia y Nicaragua y afirmó que el tribunal internacional cometió errores graves al trazar la línea de delimitación. “Todo esto realmente son omisiones, errores, excesos, inconsistencias, que no podemos aceptar”, aseguró.
EFE / VANGUARDIA LIBERAL
Los habitantes del archipiélago de San Andrés fueron quienes manifestaron un malestar generalizado, al conocerse el fallo de la Corte Internacional de Justicia.
(Foto: EFE / VANGUARDIA LIBERAL)

El mandatario dijo que Colombia “rechaza enfáticamente ese aspecto del fallo que la Corte ha proferido en el día de hoy (ayer)”.  “En lugar de limitarse a trazar la línea en el área regulada por el tratado Esguerra-Bárcenas, resolvió extender dicha línea al norte y al sur del archipiélago (…) No estamos de acuerdo con que la Corte se haya salido del ámbito cobijado por el tratado, que ella misma había declarado válido y vigente. Además, la Corte extendió la línea de delimitación marítima hacia el oriente hasta llegar a 200 millas de la costa nicaragüense”, sostuvo.
En su alocución, Santos dijo que es el primero en reconocer las repercusiones que tiene esta nueva delimitación marítima para el país e insistió en que el Gobierno no va a descartar ningún recurso o mecanismo que conceda el Derecho Internacional para defender a los colombianos. “Lideraré la defensa de los intereses y derechos de los colombianos, y en especial de los habitantes del Archipiélago. Para lograrlo, necesitamos la concurrencia de todos los poderes públicos como lo prevé la Constitución (...) Como colombiano, estas repercusiones me duelen profundamente”. El Presidente aclaró que la nueva línea de delimitación marítima hacia el oriente hasta llegar a 200 millas de la costa nicaragüense significa una reducción de los derechos de jurisdicción de Colombia sobre áreas marítimas, pero que no se verán afectados los derechos de navegación. Expertos
coinciden en afirmar que no existe ningún mecanismo jurídico internacional que le permita al país desconocer el fallo de la CIJ, pues sus decisiones no admiten ningún recurso.

La nueva instancia es la “corte celestial”: Daniel Ortega
El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, celebró el fallo de la Corte Internacional de La Haya que le otorga a ese país territorio marítimo que hasta ayer le pertenecía a Colombia.
“Hoy (ayer) es un día de la patria, es un día de victoria”, dijo Ortega en su primer pronunciamiento tras el fallo de la Corte.
Dijo además que “hasta el día de hoy (ayer), éramos prisioneros en nuestro propio territorio marítimo. Allá, en el meridiano 8,2 trazaron una línea y los colombianos nos mantenían acorralados con su poderío militar”.
“Son miles de kilómetros de recursos naturales – se ha hablado de petróleo- pero qué más riqueza que la pesca”, añadió al tiempo que aseguró que a los habitantes de San Andrés no se les negará el derecho a la pesca y que se buscará la forma de que puedan continuar en sus labores y “puedan seguir alimentando a sus comunidades”, dijo.
De igual forma criticó el pronunciamiento del mandatario de los colombianos y dijo que si Colombia no reconoce el fallo “es una “falta de seriedad y falta de responsabilidad total” y que ante el único que puede pedir una nueva instancia Colombia es “ante la corte celestial”.

¿Qué consecuencias trae para Colombia el fallo de la CIJ?
Vanguardia Liberal consultó a Andrés Molano, politólogo, internacionalista y profesor de Relaciones Internacionales de la Universidad del Rosario, quien afirmó que resulta totalmente especulativo hablar de consecuencias económicas tras conocerse el fallo de la Corte Internacional de Justicia. “La única consecuencia del fallo es que se estableció la delimitación de unas áreas marinas y submarinas que la Corte en el año 2007 encontró que no estaban delimitadas”.
Bajo esta premisa, el experto asegura: “Lo que ha ganado Colombia es un título cierto, preciso, definitivo e inapelable en relación con sus derechos sobre el mar Caribe… no se puede hablar de cuánto va a perder Colombia, porque en términos de estricto Derecho la Corte lo que ha hecho es delimitar algo que no estaba delimitado”.
Molano recalcó: “Colombia no perdió ninguna soberanía, porque eso no estaba delimitado; la Corte lo que hizo con este fallo fue adjudicar dominio marítimo tanto a Nicaragua como a Colombia… Y es posible que la decisión de la Corte no coincida con las expectativas que tenía el país o con la idea que el país se había hecho de los derechos que tenía en el mar Caribe. Pero lo cierto es que la gran ganancia es que la Corte, al delimitar le da seguridad jurídica a los derechos de Colombia sobre el mar Caribe.

¿Quién ganó y quién perdió?
Para Ricardo Abello Galvis, profesor de la Facultad de Jurisprudencia de la Universidad del Rosario, el fallo de la Corte Internacional de Justicia dejó en una situación desfavorable a los pescadores del archipiélago de San Andrés.
“La situación es muy complicada para los pescadores, porque lo que le quitan a Colombia es una zona de pesca bien importante… De la misma manera haber dejado enclaustrado a Quitasueño y Serrana hace que sea aún más difícil aprovechar las riquezas pesqueras de esa zona”, afirmó el experto.
Desde ese punto de vista, según Abello Galvis “Nicaragua ganó y Colombia perdió, no hay otro análisis posible, porque todos esperábamos que hubiera una modificación de la frontera a la altura del meridiano 82, pero que la frontera estaría ubicada siempre al oeste de las islas”.

¿Era mejor tener mar que tierra?
Según el experto, “las islas, islotes y cayos los hemos tenido siempre desde 1928. Por lo tanto, lo que estaba en juego era el espacio marítimo y no el espacio territorial. En ese sentido no ganamos nada, porque simplemente nos dejaron lo que ya teníamos y ahora nos quitan espacios marítimos y en ese sentido sí es una gran pérdida para Colombia”.
El catedrático reiteró que “para las faenas de pesca es una situación bastante compleja. Además todo lo relacionado con la exploración y eventual explotación de hidrocarburos en la zona también genera un gran perjuicio para Colombia. Eso tiene un valor que es incalculable”

¿Puede Colombia rechazar el fallo de La Haya?
Según el internacionalista Rafael Prieto Sanjuán, “el rechazo a la decisión de la Corte Internacional de Justica contradice la misma declaración que el presidente Juan Manuel Santos había dado anteriormente, donde se afirmaba que Colombia sería respetuoso de las decisiones de la Corte”.
Según el experto, la decisión del tribunal internacional “es definitiva y no tiene ningún tipo de recurso porque se está ante la instancia más alta… entonces cuando el Presidente se refiere a rechazar, hay que evaluar si es que no lo quiere acatar”.
“El no acatamiento sería muy difícil, porque los fallos de la Corte Internacional nunca han sido desobedecidos. En caso de desacato, corresponde al Consejo de Seguridad de la ONU hacer cumplir las decisiones de la Corte”.

Publicada por
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad