Publicidad
Jue Oct 19 2017
29ºC
Actualizado 01:10 pm
Jueves 05 de Abril de 2012 - 12:01 AM

Cuando los juegos se vuelven un asunto serio

Los llamados ‘serious games’ buscan directamente que los jugadores reflexionen sobre la realidad y logren enfrentar con éxito los problemas actuales

El grupo creativo ‘Gold Extra’ se ha puesto de varias maneras en una línea limítrofe: por un lado, porque desarrollaron un juego que tiene como objetivo pasar una frontera y, por otro lado porque todo tiene demasiado parecido con la realidad.
El nombre del juego es ‘Frontiers, you’ve reached fortress Europe’ (“Fronteras, usted ha llegado a la fortaleza Europea”) y su gran parecido con la difícil situación que afronta el viejo continente con los inmigrantes, los ha puesto en boca de muchos que consideran muy delicado el tema.

Contenidos debatibles
Y no es solamente el nombre del juego o la estructura narrativa del mismo lo que puede ser susceptible de debate, sino que además recrea situaciones demasiado serias. Por ejemplo, un participante puede verse frente a un muro que lo separa de su sueño europeo (su avatar es un hombre negro) y los guardias fronterizos se acercan. Las opciones en este caso son: a) huir; b) sobornar a los guardias.

Como se ve, no son contenidos propiamente divertidos los que se encuentran en Frontiers. Una de las variables le posibilita al jugador superar ilegalmente la frontera de España con Marruecos en cada nivel, sólo que si alguna vez falla porque lo descubren o lo abalean, se verá de regreso en el desierto del Sahara a 600 kilómetros de la línea fronteriza.

Son variables que siempre van a poner al jugador en situación de enfrentar dilemas éticos, morales y legales cuya similitud con la realidad es casi completa. Obviamente el usuario puede elegir el lado contrario y enfrentar los desafíos del juego actuando como guardia fronterizo y dedicarse a impedir que la frontera sea burlada, lo que puede hacer incluso con su arma de fuego, aunque cada disparo resta puntos.

Jugar en serio
Los responsables del juego, los austriacos de ‘Gold Extra’, quienes, entre otras cosas ofrecen su descarga gratuita en www.frontiers-game.com, reconocen que su propuesta es bastante polémica y puede, incluso, levantar suspicacias entre los nacionales de varios países que sufren el problema de la emigración o de la inmigración.

Sin embargo, y no necesariamente como una defensa, sostienen que si bien su intención no es la de provocar escándalos sobre temas tan sensibles, sí lo es que se pueda desde lo recreativo llamar la atención sobre esta clase de problemas que sufren las sociedades contemporáneas, especialmente en Europa.
Los creadores del juego, además, sustentaron los contenidos del mismo (algunos tan contundentes como la posibilidad de ‘disparar’ y ‘matar’ a quienes tratan de pasar la frontera ilegalmente), por el hecho de que para llegar a esto investigaron y entrevistaron a refugiados y organizaciones humanitarias y, por lo tanto, lo que se ve en su producción es lo que ocurre en la realidad.

Aún más allá
Los creadores no se quedaron en el diseño de las líneas narrativas del videojuego, sino que, como ellos mismos lo declararon, quisieron ser tan realistas que la fisonomía de los personajes es copia de los rostros de algunos de los refugiados con quienes hablaron.

“Los refugiados quieren que contemos su historia. Dieron su consentimiento explícito para que usáramos su fisonomía para diseñar las figuras del juego”, aseguró Tobías Hammerle, del equipo de “Gold Extra” en una rueda de prensa en la ciudad alemana de Karlsruhe.

El debate queda abierto para quienes consideran que los videojuegos son un buen canal para llevar la realidad a quienes parecen evadirla y quienes sostienen que los grandes problemas sociales no pueden, en ningún caso, abordarse como si fueran simples juegos.

Publicada por
Contactar al periodista
Su voto: Ninguno (1 vote)
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad