Publicidad
Mié Oct 18 2017
23ºC
Actualizado 08:59 am
Jueves 26 de Enero de 2017 - 12:01 AM

Nadie sabe a dónde van los dineros de Panachi: Auditoría

Entre los hallazgos están un ‘sobresueldo’ que recibía el director ejecutivo de $10’500.000, el manejo ‘poco ortodoxo’ de la contabilidad y la falta de control en el manejo de la boletería y los parqueaderos, que no permiten determinar cuántas personas ingresan.
Archivo / VANGUARDIA LIBERAL
El recaudo de boletería en el Parque Nacional del Chicamocha no está sistematizado, lo que dificulta las labores de auditoría de los ingresos del parque.
(Foto: Archivo / VANGUARDIA LIBERAL)
Archivo / VANGUARDIA LIBERAL
El sistema de recaudo de la boletería es vulnerable a modificaciones en la facturación.
(Foto: Archivo / VANGUARDIA LIBERAL)
Archivo / VANGUARDIA LIBERAL
El Cerro del Santísimo tiene una buena afluencia de público, pero solo en ciertas temporadas del año.
(Foto: Archivo / VANGUARDIA LIBERAL)

Nadie puede negar que la creación del Parque Nacional del Chicamocha hace 10 años le dio un importante impulso al turismo del departamento y que ha llevado a Santander a ser uno de los destinos preferidos para muchos colombianos y extranjeros.

No obstante, poco sabe la ciudadanía sobre cómo es el manejo de los recursos en la corporación, tras haberse cuestionado la destinación de $51 mil millones en regalías para construir el Ecoparque Cerro del Santísimo y el Acuaparque del Chicamocha, dinero que para algunos pudo haberse invertido en sectores vulnerables, infraestructura, salud o educación.

Pues bien, la llegada de una nueva revisoría fiscal en diciembre del año pasado permitió, en menos de un mes, poner en evidencia algunas presuntas irregularidades que se venían dando en el manejo de la corporación.

Esto fue puesto en conocimiento de la Contraloría de Santander por los socios (Gobernación, Cámara de Comercio de Bucaramanga, Fundación Cardiovascular y Sociedad de Mejoras Públicas de San Gil), que anunciaron varias medidas para sanear la corporación.

¿Qué halló la auditoría?

Según el Jefe de la Oficina Jurídica de la Gobernación, Luis Alberto Flórez Chacón, entre los presuntos hallazgos está un ‘sobresueldo’ de más de $10 millones mensuales que recibía el director ejecutivo, Daniel Valencia Gómez, sin la autorización del consejo directivo.

También se identificó un manejo ‘poco ortodoxo’ de la contabilidad, donde fue común el uso de grandes sumas en efectivo (se reportaron pagos de hasta $150 millones en efectivo), y la falta de control en el recaudo de la boletería y los parqueaderos.

Si bien la auditoría corresponde al año 2016, al parecer estas prácticas venían de años anteriores. Por ello, para Flórez Chacón “no es posible determinar con precisión si los visitantes reportados desde que se creó Panachi en 2006 corresponden al número real de personas que ingresaron al parque”.

Tampoco es posible determinar cómo se han invertido las utilidades o excedentes que ha tenido la corporación. De hecho, según el funcionario, la entidad tiene un déficit de $12 mil millones producto de deudas con los bancos y los proveedores.

Sorprendió a la revisoría fiscal, además, que la entidad, en vez de recurrir a los bancos, le pidió prestado a un particular $290 millones a un interés del 2% mensual. De igual forma, la corporación fue sancionada en varias ocasiones por incumplir sus obligaciones tributarias.

¿Qué pasará ahora?

Este informe de auditoría fue presentado el martes 24 de enero en la asamblea de asociados de Panachi y motivó la renuncia ‘irrevocable’ de Valencia Gómez como director ejecutivo. Además, está previsto que también se dé la salida de otras personas, entre ellas la contadora, Diana Patricia Bretón.

La auditoría solo revisó el manejo de la corporación en el 2016, pero se estima que muchas prácticas vienen de años anteriores. Por ello se decidió contratar inmediatamente una revisoría integral para conocer en profundidad cómo fue el manejo de la entidad en el pasado.

Esta será liderada por el nuevo director ejecutivo, César Andrés Hernández González, quien fue recomendado por miembros de la Cámara de Comercio de Bucaramanga. Esta revisoría debe entregar los primeros resultados en cuatro meses.

Luego de realizada la revisoría integral, se determinarán las acciones legales pertinentes. Por lo pronto, el informe de auditoría revelado por los socios de Panachi ya está en manos de la Contraloría Departamental, que de inmediato anunció la realización de una auditoría especial.

La asamblea de asociados indicó que la operación de Panachi, el Cerro del Santísimo y el Acuaparque seguirá con normalidad, advirtiendo que las presuntas irregularidades que se encontraron están únicamente relacionadas con el manejo financiero de la corporación y no su operación.

El objetivo, según los socios, es rescatar a Panachi y seguir impulsando el turismo en la región a través de los tres parques que posee la entidad. Se buscará invertir las utilidades de la corporación en los municipios donde están ubicados los parques.

Millonarios pagos en efectivo

Otro problema, según la revisoría fiscal, es que no existe un protocolo para el manejo del efectivo y no se hacen arqueos periódicos de caja para ver cuánto hay disponible.

Además, buena parte de las transacciones se hacen en efectivo. Por ejemplo, se identificaron en 2016 tres pagos en efectivo a proveedores, cada uno por más de $100 millones.

Para los revisores fiscales, lo ideal es que estos pagos se tramiten a través de entidades financieras, pues reducen el riesgo de manejar estas altas sumas en efectivo.

Además, el traslado del recaudo es realizado por funcionarios de la misma corporación, cuando lo usual es que se contraten empresas especializadas de vigilancia.

Chacón Flórez agregó al respecto que el uso de efectivo hace que sea más difícil el control y las labores de auditoría.

Sanciones por incumplimientos tributarios

Otro de los hallazgos hace referencia al pago de $9’641.000 en sanciones e intereses por presentación extemporánea o el no pago de declaraciones de impuestos.

De este total, $5’087.000 son por la presentación extemporánea de medios magnéticos en la Alcaldía de Floridablanca.

También se reporta un pago por $4.554.000 a la Dian, aunque en los libros contables solo se registra un pago de $2’277.000.

También hay una cuenta por pagar a nombre de Fontur por valor de $10’499.000 que tiene una mora de más de 330 días.

Préstamo con un particular

En septiembre de 2014, se adquirió un préstamo por $290 millones con un particular, Javier Fernando Vargas (tasa del 2% mensual), en vez de hacerlo con un banco, que sería lo lógico.

Durante los años 2014, 2015 y parte de 2016 se pagaron intereses mensuales de $5’800.000, para un total de $121 millones.

Solo en abril de 2016 se hizo el pago de un primer abono a capital por $150 millones, dejando un saldo de $140 millones.

Según el Jurídico de la Gobernación, “es como si Panachi hubiera adquirido un préstamo ‘gota a gota’”.

Manejo ‘irregular’ de la boletería

Una de las preocupaciones de la revisoría fiscal es que la boletería de los tres parques (Panachi, Acuaparque y El Santísimo) no está debidamente sistematizada y por ello “no existe un control que garantice la integridad del recaudo por venta de boletería”.

Según el informe, el control se hace manualmente en archivos de ‘Excel’ que puede ser ‘modificables’, y por ello no es posible “verificar que el ingreso de la totalidad de visitantes haya sido facturado”. Además, en teoría “se permite la modificación de las facturas sin dejar registro de auditoría”.

Para la Gobernación, si bien en la última década se calcula que han ingresado unos 3 millones de visitantes en Panachi, este vacío en el control de la boletería permite la posibilidad de que hayan entrado más personas y muchas de ellas no estén reportadas en los libros contables.

‘Sospechosa contabilidad’

Otra particularidad es el software contable que se usaba antes, el cual era ‘rudimentario’ para una entidad del tamaño de Panachi (se cambió este año por el software contable SIIGO).

“Lo usual es que una vez se suba la información de un periodo contable al software, este quede cerrado y luego no se puedan hacer cambios, pero hasta el año pasado era posible modificar, alterar o anular información de años anteriores”, explicó Flórez.

Además, la única persona que tenía la contraseña y que manejaba el software contable era la contadora, Diana Patricia Bretón.

Ella, además, era la que tenía el manejo del efectivo, recibía el recaudo del día y realizaba el pago a proveedores y empleados.

Negocio de parqueadero, para un privado

También se cuestiona el manejo de los tres parqueaderos del Cerro del Santísimo, que están a cargo de un privado.

El concesionario debe pagarle a Panachi $7’500.000 al mes y el 10% de la utilidad, si esta supera la rentabilidad mínima de $7’500.000. No obstante, en los libros contables no se tienen reportados ingresos por este 10% de las utilidades. Por su parte, Panachi le paga $7’000.000 a un privado por el alquiler del predio donde opera uno de los estacionamientos, por lo que solo le quedan $500.000 al mes por parqueaderos en el Santísimo.

En el Parque del Chicamocha, se tiene que el control de ingresos en vehículo no está sistematizado y se hace manualmente a través de unas sencillas facturas. Esto hace, según la revisoría fiscal, que sea difícil auditar estos ingresos por estacionamiento.

‘Sobresueldo’ del director ejecutivo

Uno de los hechos más llama la atención, según la revisoría fiscal, es el pago de una ‘bonificación’ de $10’500.000 mensuales al director ejecutivo, Daniel Valencia, que no fue autorizada por el Consejo Directivo o la Asamblea de Asociados de Panachi.

Valencia Gómez tenía un salario de $12 millones y con esta ‘bonificación’ tenía ingresos al mes de más de $22 millones.

Durante 2016, el director ejecutivo recibió $126 millones en ‘bonificaciones’, las cuales, al parecer, no estaban debidamente registradas en los libros contables (se reportó en distintos rubros).

Al ser cuestionado sobre este tema, Valencia Gómez dijo que esta bonificación se venía otorgando desde cuando Carlos Fernando Sánchez Aguirre era el director ejecutivo de Panachi.

Contraloría realizará auditoría especial

Luego de conocer ayer estas denuncias de la revisoría fiscal de Panachi, el Contralor Departamental, Diego Fran Ariza, anunció que tomó la determinación de conformar un equipo interdisciplinario para realizar una auditoría especial.

El Contralor dijo que algunos de los hallazgos fueron advertidos por el ente de control en la auditoría que hizo en 2015, en donde se encontró que “el informe de control financiero era desfavorable” por los altos riesgos en la contabilidad y en los procedimientos utilizados. Por ello se hicieron unas recomendaciones que, según Ariza, no se han cumplido.

El Contralor afirmó, no obstante, que los hallazgos de la revisoría fiscal dan una nueva luz sobre lo que está pasando, y por ello se iniciará la respectiva auditoría especial.

“El próximo lunes estaremos diseñando el plan para iniciar esta auditoría especial. A primera vista, entraremos a verificar si hubo daño fiscal con la ‘bonificación’ del director ejecutivo, con el préstamo que se hizo con un privado y con las sanciones por incumplimientos tributarios, entre otros”.

Problemas de liquidez

•Sistematizar el recaudo de boletería en los tres parques y el parqueadero de Panachi.

•Hacer el avalúo técnico de las construcciones, proceso necesario para adquirir las respectivas pólizas.

•Disminuir o restringir el uso del efectivo y priorizar las transacciones a través de entidades financieras.

•Prohibir el traslado del recaudo por parte de funcionarios de la corporación. Contratar empresas especializadas.

•Se debe hacer un agresivo programa para priorizar y controlar los gastos, para mejorar la situación financiera.

•Se recomiendan estrategias como la venta de pauta, el alquiler del auditorio del Ecoparque y el inicio de operaciones del hotel del Santísimo.

El Acuaparque no es rentable

Según el Contralor Departamental, causa preocupación que Panachi lleva cuatro años seguidos con problemas de liquidez.

“Es claro que la situación se ha deteriorado y que esto ha llevado a retrasos de hasta 90 días en el pago a proveedores”, dijo Ariza.

Al respecto, el Jefe Jurídico de la Gobernación, Alberto Flórez, afirmó que el déficit de la corporación es de $12 mil millones, que corresponde a deudas con bancos y proveedores.

Publicada por
Su voto: Ninguno (2 votos)
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
 
CRUZ ROJA
Sorteo del 17 de Oct
5
9
2
1
CUNDINAMARCA
Sorteo del 17 de Oct
1
9
3
6
Astro Luna
Sorteo del 17 de Oct
cancer
7
3
5
5
Publicidad