Publicidad
Jue Ago 17 2017
28ºC
Actualizado 12:08 pm
Sábado 28 de Enero de 2017 - 12:01 AM

Así se destapó la ‘Caja de Pandora’ de Panachi

El cambio de gobierno en la administración seccional y los malos indicadores financieros de los últimos cuatro años motivaron la realización de varias auditorías, que llevaron a encontrar presuntas irregularidades en el manejo de Panachi.
Archivo / VANGUARDIA LIBERAL
Prácticamente son el teleférico y el Parque Nacional del Chicamocha los que sustentan económicamente a Panachi. El flujo de visitantes sigue siendo alto y constante.
(Foto: Archivo / VANGUARDIA LIBERAL)
Archivo / VANGUARDIA LIBERAL
El acceso al Cerro del Santísimo es uno de los aspectos para mejorar y así aumentar las visitas a los parques de Panachi.
(Foto: Archivo / VANGUARDIA LIBERAL)
Archivo / VANGUARDIA LIBERAL
Desde que fue creado, el Acuaparque no ha dado los resultados esperados y es el parque que genera más pérdidas.
(Foto: Archivo / VANGUARDIA LIBERAL)

Desde que el Parque Nacional del Chicamocha entró en operación en diciembre de 2006, Panachi se convirtió en la ‘Joya de la Corona’ del turismo en Santander, con más de tres millones de visitantes registrados en los tres parques en la última década.

Por esta razón, para algunos (entre ellos la actual administración seccional) cuesta trabajo entender cómo la corporación pasó de ser un negocio rentable a una empresa con pérdidas, sin capacidad de endeudamiento y más de $15 mil millones en pasivos (deudas).

El informe de auditoría de la nueva revisoría fiscal (llegó en diciembre de 2016) da una luz al respecto, pues revela el manejo ‘poco ortodoxo’ que se le venía dando a la contabilidad y la falta de control interno con el recaudo de la taquilla y el parqueadero.

Por esta razón, la Asamblea de Asociados ordenó realizar una revisoría integral en los próximos cuatro meses, para determinar cómo fue el manejo de la entidad desde que fue creada.

También se buscará verificar o refutar los rumores de que algunas decisiones en Panachi beneficiaron a personas cercanas al exdirector ejecutivo Carlos Fernando Sánchez.

¿Qué fue lo que pasó realmente? ¿Cuál es la situación real de la corporación? ¿Cómo se destapó la ‘Caja de Pandora’ que motivó la salida del director ejecutivo Daniel Valencia?

Problemas de liquidez

El primer detonante fue el problema de liquidez de la empresa, algo que ya venían advirtiendo la Contraloría de Santander y la Administración Seccional desde unos meses.

Gran parte del problema surgió con el Ecoparque Cerro del Santísimo y el Acuaparque, que por un lado no han logrado las cifras proyectadas y por el otro, llevaron a la adquisición de créditos con altas tasas de interés y plazos cortos de pago.

Según la revisoría fiscal, los pasivos corrientes y no corrientes (deudas con bancos, acreedores y proveedores) suman unos $15 mil millones (con corte a 30 de noviembre de 2016).

En este caso, las obligaciones financieras (bancos) estaban para esa fecha en $11 mil millones, mientras que la deuda con los proveedores era de $1.393 millones y las que había con otros acreedores de $1.861 millones.

¿No hay con qué pagar?

De este total de deudas, se calcula que para 2017 hay cerca de $7.500 millones por pagar, lo que afecta en gran medida el flujo de caja y la liquidez de la corporación, pues solo estos rubros representan un cuarto de la taquilla proyectada para todo el año.

Si bien la mayoría de los créditos se invirtieron en la construcción de los tres parques, preocupa que algunos de los préstamos se usaron, según la Gobernación, para pagarles a los bancos, a proveedores o para gastos de operación.

A esto se suma que ha habido atrasos en el pago de la retención en la fuente, lo que además acarrea el pago de sanciones e intereses.

Indicadores negativos

El deterioro de la situación financiera de Panachi se hace evidente con los indicadores financieros de capital de trabajo, razón corriente y prueba ácida, que son desfavorables desde hace cuatro años.

El capital de trabajo, por ejemplo, es el que representa la disponibilidad de recursos que requiere la empresa para poder operar. En este caso, este indicador es negativo desde 2012, lo que explica que algunos créditos se hayan usado para gastos de operación.

Lo mismo sucede con los indicadores de razón corriente y prueba ácida, que miden la solvencia que tiene una empresa para pagar sus deudas.

Desde 2012 estos dos indicadores están por debajo de 1 (entre más alto es mejor). En octubre de 2015 se registró, por ejemplo, una prueba ácida de 0,36. Es decir, descontando los inventarios, Panachi tenía 0,36 pesos para pagar cada peso que debía.

El lío de los predios

Algo que explicaría esta situación es que los predios de Panachi, tanto del Parque del Chicamocha como del Santísimo, fueron entregados al Departamento, para darle cumplimiento a los convenios entre la Gobernación y la corporación para la puesta en marcha del Acuaparque y el Santísimo.

Por su parte, se suscribieron los convenios 3570 de 2014 y 704 de 2015, cada uno de ellos por cinco años, para autorizar a Panachi como administrador de los parques.

Es decir, en este momento la corporación solo tiene como activos algunas construcciones, así como los equipos, las redes eléctricas y las atracciones turísticas.

Según le explicó el exdirector ejecutivo Daniel Valencia al Consejo Directivo, al haber entregado los bienes, esto dejó a Panachi sin garantías ante los bancos y el único respaldo que hay para los créditos es el recaudo de boletería en las taquillas.

Como consecuencia, los préstamos que tiene autorizados Panachi tienen en su mayoría tasas relativamente altas y plazos cortos de pago.

Esta entrega de los predios al Departamento afectó el patrimonio de la corporación, según la revisoría fiscal, en un 20,6%.

Hallazgos de la auditoría

La ‘Caja de Pandora’ se destapó en la reunión del Consejo Directivo que se citó a finales del año pasado para estudiar el balance financiero de la entidad durante 2016 y aprobar el presupuesto de 2017.

Dicha reunión se aplazó en dos ocasiones, primero para el 27 de diciembre y luego para el 20 de enero, y las tres veces la Gobernación se mostró insatisfecha con los estados financieros presentados y las explicaciones ofrecidas por el director ejecutivo.

El 19 de enero, un día antes de la última reunión del Consejo Directivo, la nueva revisoría fiscal entregó un informe de auditoría con algunos presuntos hallazgos de manejos irregulares, como la falta de control en el recaudo de la taquilla y el manejo ‘poco ortodoxo’ de los registros de contabilidad. Esto, según la Gobernación, hace el sistema vulnerable a posibles modificaciones o manipulaciones.

El 24 de enero, durante una reunión de la Asamblea de Asociados de Panachi, se dio la renuncia del director ejecutivo, Daniel Valencia Gómez.

¿Qué pasará ahora?

Además del manejo ‘poco ortodoxo’ de la contabilidad y la falta de control del recaudo de las taquillas, para la Contraloría Departamental causa alerta que a pesar de la difícil situación financiera de Panachi, los directores ejecutivos tomaron algunas decisiones que pudieron causarle un daño patrimonial a la corporación.

Entre ellas está el pago de una bonificación de $10’500.000 mensuales al director ejecutivo sin autorización del Consejo Directivo; los atrasos en el pago de impuestos que implicaron sanciones por $10 millones y el pago de $72 millones de indemnización a dos exempleados por razones que aún no son claras.

También generaron suspicacias la entrega en concesión de los parqueaderos del Santísimo y el préstamo realizado en 2014 por $290 millones con un privado (recuadro).

La meta ahora, según la Gobernación, es sacar adelante a Panachi y seguir consolidando a Santander como uno de los principales destinos turísticos del país. Para ello se autorizó una revisoría integral que, además de mostrar cómo operaba la entidad, deberá hacer recomendaciones para mejorar la situación financiera.

La operación no se ha afectado

La difícil situación financiera ha traído algunas consecuencias que, por ahora, no afectan la operación de los parques. Sin embargo, deben ser atendidas de inmediato para evitar el deterioro de la infraestructura disponible a futuro.

Es así como, por ejemplo, se le debe hacer un mantenimiento a la escultura del Santísimo, que actualmente presenta un hongo que debe ser retirado. El problema es que para ello se requiere alquilar una grúa para llevar a los operarios hasta lo más alto y todo el procedimiento costaría más de $90 millones.

De igual forma, en el Acuaparque el piso de las piscinas está en mal estado, ya que no está enchapado y está hecho en cemento rústico. Por ello también requiere un urgente mantenimiento.

Concesionarios se están yendo

Otro hecho preocupante es que en el Santísimo hay algunos concesionarios que han entregado los locales o tienen previsto hacerlo, pues el flujo de visitantes no es constante. Es decir, en temporada alta (como la época navideña y enero) llegan muchas personas al ecoparque, pero en temporada baja son muy pocos los turistas que llegan.

Gran parte del problema en el Santísimo es el mal estado de la vía. Al respecto, ya se tiene adjudicado el diseño de la vía y estarían garantizados los recursos para su ejecución. Además, se buscarán nuevas estrategias para mejorar la integración de los parques.

Recomendaciones para salir de la crisis

• Renegociar los créditos, reduciendo las tasas y ampliar los préstamos a un plazo de 10 años.

• Realizar una reingeniería de la estructura del departamento contable y de la tesorería.

• Sistematizar el recaudo de taquilla y los parqueaderos.

• Mejorar la integración de los parques e implementar estrategias de mercadeo para fomentar la llegada de más visitantes.

• Asumir directamente la vigilancia.

• Mantener congelada la nómina de la corporación y minimizar los costos de honorarios.

• Reducir el consumo de energía y otros servicios públicos.

• Realizar el mantenimiento requerido de la infraestructura y de los atractivos turísticos.

• Realizar el mejoramiento de la vía de acceso al Santísimo.

Publicada por
Su voto: Ninguno (5 votos)
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
 
MANIZALES
Sorteo del 16 de Ago
5
0
7
2
VALLE
Sorteo del 16 de Ago
8
0
2
8
Astro Luna
Sorteo del 16 de Ago
piscis
0
9
5
6
Publicidad