Lunes 10 de Julio de 2017 - 11:20 AM

En Santander se sigue muriendo de Sida

En Santander algunos pacientes no están recibiendo a tiempo sus medicamentos para poder luchar contra el VIH. Mujeres jóvenes y población Lgbt la más afectada con el machismo y la falta de atención oportuna.
Tomada de Internet
Las mujeres jóvenes están muriendo de Sida. Sus parejas, principalmente hombres, les trasmiten el virus aprovechando el machismo que aún prevalece en Santander.
(Foto: Tomada de Internet )

“Tengo VIH”, le dijo él. Ella no lo quiso aceptar. No se sentía capaz. Tenía solo 18 años. Y él era su primer novio. Su primera pareja sexual.

Pero el diagnóstico era positivo. Y desde hace un buen tiempo. Él no quería confesarlo, pero su psicoterapeuta lo convenció. Tenía varias parejas sexuales, además de su novia, a quien le decía que era la única y que no había por qué utilizar condón. Él era fiel. Lo mismo que a las otras mujeres con las cuales tenía relaciones sexuales sin protección.

Luisa se practicó también la prueba. Profamilia explica que la única manera de saber si una persona está infectada o no es a través de un análisis de sangre que puede hacerse de dos maneras: las pruebas rápidas analizan la sangre de una vena o de una punción del dedo o líquido oral para buscar la presencia de anticuerpos que combaten el VIH. Los resultados se conocen en 20 minutos.

También están las pruebas de sangre Elisa, una muestra de sangre tomada y procesada en laboratorio, que detecta los anticuerpos producidos por el organismo como respuesta a la infección por VIH. Es una de las pruebas más eficaces.

Si la prueba rápida o de Elisa resulta Reactiva (positivo), se realizará una prueba confirmatoria llamada Western Blot. En caso de resultar No reactiva (Negativo), es recomendable confirmarla. Los anticuerpos que detecta la prueba de Elisa sólo son detectables unas semanas después de la exposición inicial al virus, este tiempo es de 12 semanas aproximadamente y recibe el nombre de “período de ventana inmunológica”.

El primer resultado dio positivo para Luisa. Tenía VIH y no había cumplido 20 años. Y además, era mujer. Estudiante universitaria. Un doble estigma caía sobre ella.

"Las mujeres tenemos más desventajas al enterarnos del diagnóstico porque muchas veces los médicos nos revictimizan. Existe el estigma de que por ser mujer, joven, además bonita y con VIH pues es que le abre las piernas a todo el mundo. Mi experiencia en la universidad fue nefasta porque a pesar de que deben tener atención y asesoría para este tipo de casos, conmigo fueron bastante impersonales. Esperaba un poco más de apoyo". En su casa lo tuvo y es lo que cuenta ahora.

Está saludable, tiene un esquema sencillo. En la guía para la atención de personas con VIH se recomienda el esquema de medicamentos AZT – 3TC – efavirenz. El tratamiento debe ser complementario, es decir, si se toma un solo medicamento, podría desarrollar una resistencia y tendría que pasar a una segunda fase del esquema. Y si no sigue con juicio su tratamiento, pasar a una tercera y, por último, cuarta fase. Y no hay más. Solo queda la muerte.

En el mundo existen tratamientos lo suficientemente efectivos para mantener en menos de 15 mil anticuerpos su carga viral, es decir, el número de células infectadas con el virus en el cuerpo y en más de 350 los CD4: los linfocitos-T CD4 son un tipo de células que constituyen una parte esencial del sistema inmunitario. Así vive Luisa, indetectable. Nadie más allá de su círculo personal lo sabe. Tiene miedo. Qué hubiera pasado si su novio no le hubiera transmitido el virus. Se pregunta si podrá quedar embarazada. Qué pasará, si lo hace.

En Santander, siguiendo un patrón mundial, está en aumento el número de mujeres jóvenes que adquieren el virus de VIH, pero hay un subregistro, debido a que sus parejas, principalmente hombres, no les dicen que tiene varias parejas sexuales y no se protegen. Y solo se practican la prueba cuando han perdido peso, cuando la afección estomacal es constante, cuando no les queda otra alternativa.

Y entonces, paradójicamente, solo piensan que sus compañeras permanentes son las responsables.

Liliana lo perdió todo. A sus hijos. Su trabajo. Su casa. Su dignidad. Luego de años de vivir con un esposo golpeador, se separó de él y decidió comenzar una nueva vida. Y él no la buscó para decirle que le habían trasmitido el virus de VIH. Ella se enteró porque no tenía seguro médico y estaba muy enferma. Con los resultados, lo enfrentó. Le dijo que estaba seguro de que ella se lo había transmitido a él. Aunque era él quien tenía más de tres parejas sexuales además de su esposa. Los hijos de Liliana también lo creyeron así. Tenía que ser ella. ¿Quién más? Y dejaron de hablarle.

Deprimida, dejó de tomar sus medicamentos durante un tiempo. Dejó de trabajar. Al borde la muerte, a sus 62 años, levantó la mano hacia la parca porque no era su momento de morir.

Se lanzó a la calle. Es trabajadora sexual. "No me gusta que me digan prostituta, soy puta. No me da pena decir lo que soy". Ella se cuida. Sabe que una forma fácil y rápida de recibir 20 o 30 mil pesos más es tener relaciones sexuales sin protección, pero ella no lo hace.

Sin embargo, ya está en el último esquema de tratamiento.

La muerte que pisa los talones

Es sábado y llueve en Bucaramanga. Camilo aplica la tintura a una de sus clientas. Lo hace concentrado, sin que se le crispe un nervio a pesar de que sus dos mascotas, una de ellas, una perrita en calor, pugnan por acceder el uno al otro.

Camilo está también en el último esquema de tratamiento. Sabe que vive con VIH desde 2003. "Fue muy duro. Tuve que decirle a mi familia la verdad y luego contarles que tenía VIH".  Camilo es gay. Ferviente creyente en un poder supremo. "Gracias a Dios desde el principio toda mi familia me apoyó, no me rechazaron ni por ser gay ni por estar enfermo. Su hermana, que hace parte de la comunidad médica, lo afilió a su EPS y durante un tiempo recibió la atención que necesitaba. Pero una crisis económica lo dejó sin seguro. Recurrió al Sisbén. Pero un día le reportaron que no estaba registrado. "Me habían sacado sin decirme nada", cuenta Camilo, y durante un tiempo no recibió sus tratamientos. Ahora mismo, tampoco los está recibiendo. Su caso es el de varios pacientes en Santander que están luchando para vivir.

"Empezamos a encontrar los pacientes que están siendo atendidos con tratamiento antirretroviral no les están entregando los tratamientos completos, sino lo que nosotros llamamos monoterapias", explica Diego Ruíz, director de la corporación ConPázes, que trabaja con estos pacientes desde el programa Vihda Santander en asocio con el Fondo Mundial.

Camilo recibe solo un medicamento. Pero un solo medicamento no es suficiente para vivir. "El problema es que en este departamento seguimos manejando mucho estigma para los pacientes con VIH y eso ha hecho que también la atención desde los servicios de salud, principalmente desde las Ips destinadas para esto no se les dé una atención oportuna", indica Ruíz, y añade que "Identificamos 18 casos de pacientes que no reciben sus medicamentos en la farmacia de la Secretaría de Salud Departamental. No tienen medicamentos. El principal organismo veedor de salud de las Ips no es capaz de hacerle veeduría a su propia farmacia".

El problema es que las medicinas que toman estos pacientes no están en el POS. Es decir, deben presentar autorizaciones de la Secretaría de Salud departamental para que les sean entregados en Ips determinadas por las EPS. Pero las EPS alegan que están quebradas, que no pueden hacer nada.

Richard Anaya, coordinador de Pro-H S.A, tienda de suministros de estos medicamentos y encargada de entregarle sus medicinas a los pacientes con VIH explica que "nosotros no tenemos ya contrato con la Secretaría de Salud Departamental. Terminó en abril y no tenemos pendiente entrega de medicamentos".

Pero los pacientes no han recibido sus  medicamentos desde febrero. Camilo, por ejemplo, recibió uno en mayo, pero no le entregarán los que cubren los meses pasados.

La Secretaría de Salud Departamental, a través del médico Luis Fernando Guevara, de la oficina de Dirección de Aseguramiento, explicó a Vanguardia Liberal que "la circular 065 26 de abril 2017 da la potestad plena a las Eps para que a partir del 2 de mayo entreguen los medicamentos No Pos y que ellos lo recobren a nosotros".

Un infectólogo consultado por esta redacción, que no quiso dar su nombre para evitar contratiempos, explicó que "los medicamentos los tiene que entregar la Secretaría de Salud Departamental para, precisamente, garantizar la entrega. Pero, un paciente viene a consulta y tiene que pasar su fórmula a la Eps, lo que se puede demorar alrededor de 10 días, dependiendo de la agilidad de la Eps. Esa autorización la tienen que pasar a la Secretaría de Salud y ésta le genera otra autorización que se puede demorar otros 15 días. Esa autorización la tienen que llevar con todos los papeles a la farmacia donde la Secretaría de Salud tiene convenio. En esa demora ha pasado hasta tres meses".

Esta travesía que deja sin medicamentos a los pacientes les genera resistencia. Y paciente que genera resistencia agota todos los esquemas hasta llegar al último. Un paciente en el último esquema le cuesta al estado alrededor de dos millones de pesos.

Luisa sabe que, en medio del dolor que le produce vivir con VIH, es privilegiada porque cuenta con los recursos para comprar los medicamentos que la mantendrán con vida. Pero otros, como Camilo, caminan día a día con la muerte pisándole los talones.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
 
DORADO TARDE
Sorteo del 25 de May
7
1
1
5
CAFETERITO TARDE
Sorteo del 25 de May
7
8
4
8
Astro Sol
Sorteo del 25 de May
libra
2
0
2
4
Publicidad