Publicidad
Vie Oct 20 2017
22ºC
Actualizado 06:34 pm
Lunes 09 de Octubre de 2017 - 02:40 PM

Viaje por estos lugares históricos de Bucaramanga

¿Qué tanto conoce nuestro patrimonio?
Vanguardia Liberal
Viaje por estos lugares históricos de Bucaramanga
(Foto: Vanguardia Liberal)

Entre este jueves, 12 de octubre, y durante los tres días siguientes se realizará en Bucaramanga el VIII Encuentro Nacional del Patrimonio. Se realizarán talleres de formación artística y artesanal, mercado de saberes, laboratorios de ideas, intervenciones escénicas y recorridos guiados.

Para la ocasión, se realizará una jornada especial en la Plaza San Mateo.

La gente se hará acreedora de un singular documento que le permitirá emprender un viaje de reconocimiento de los lugares históricos y culturales de Bucaramanga. Se trata del ‘Pasaporte Patrimonial’, que ya se está expidiendo y que tendrá vigencia durante los tres días que dure el certamen.

Es una libreta simbólica que lo invitará a recorrer los diferentes lugares de la ciudad que ‘habitan la memoria’. Es decir, sus destinos serán el Centro Cultural del Oriente, la UIS Sede Bucarica, el Museo del Banco de la República, la Casa del Libro Total, el Coliseo Peralta, el Teatro Santander, la Plazoleta de la Democracia y otros lugares que recuerdan el ayer de nuestra ciudad.

De acuerdo con Alberto Escobar White, director Nacional de Patrimonio, “la figura del pasaporte pretende rescatar la identidad de nuestro patrimonio. Durante varios días, se realizarán talleres, muestras artísticas, exposiciones de archivos fotográficos, recorridos culturales, en fin...”

Con toda esta programación se busca generar entre los participantes la apropiación del patrimonio, que contribuya a la salvaguardia de la memoria colectiva

* Algo de historia: Fue construida en 1945. Es una de las edificaciones más bellas por su estilo urbanístico, propio de una época en donde la arquitectura colombiana tomaba su auge. Se resaltan de esta edificación dos cosas: La calidad de la ornamentación y el respeto que había por el espacio público. Allí vivió buena parte de la familia Puyana.

 

* Algo de historia: Hizo parte de la otrora casa quinta del barrio Alarcón. En ella resaltan los diseños del trabajo de madera y los de su fachada a través del arco. Su estilo se basó en las últimas corrientes europeas. Destacan de ella la elegancia, la prudente disposición de sus áreas y los altos grados de limpieza. Prestantes familias se alojaron allí.

Algo abandonada, aunque en vía de recuperación, se encuentra la Casa de Bolívar, situada entre las calles 36 y 37 con carreras 12 y 13. Esta área fue una de los tantas casas de tapia pisada y teja de barro que se levantaron en Bucaramanga en fechas posteriores al trazado de la cuadrícula urbana que se realizó en 1778.  El predio sobre el cual fue edificada esta vivienda perteneció a Manuel Mutis Bossio, vecino que participó en el remate de tierras realizado en ocasión de la extinción del resguardo indígena de Bucaramanga y su conformación como Parroquia.

 

 

* Algo de historia: En este edificio funcionó el Colegio San Pedro Claver, institución que durante sus primeros años estuvo habilitado en la casona Luis Perú de La Croix. Fue diseñado por el sacerdote Santiago Páramo Ortiz y tuvo dos etapas constructivas. Abarcaba toda la manzana y estaba compuesto por dos plantas que en su interior contaban con patios de recreo y amplios corredores que se interconectaban con los salones por medio de ventanas y puertas simétricas interiores. Contaba además con una capilla para servicio público. Tiempo después se pasó allí el Colegio de Santander y más tarde se establecieron el Colegio Nuestra Señora del Pilar y el Colegio Aurelio Martínez Mutis, este último hasta 1994. Luego de este año, la edificación cayó en desuso, a partir de lo cual entró en un periodo de lento deterioro. En 1999, la Alcaldía de Bucaramanga entregó la edificación a la Corporación Centro Cultural del Oriente, entidad encargada desde entonces de su administración y de adelantar un proyecto de restauración y remodelación, dirigido por el arquitecto Jaime Higuera.

* Algo de historia: Esta edificación, en donde hoy funciona una notaría, está situada frente a la Plaza Cívica Luis Carlos Galán. Se terminó de construir en junio de 1891 y aún conserva su fachada y uno de los tres pararrayos que describe en sus crónicas.  Es una de las pocas reliquias arquitectónicas del siglo XIX con las que cuenta la ciudad.

Algo de historia: Fue una casa quinta alemana, construida en 1930. Se hizo con base en estilos reconocidos, extraídos de la arquitectura europea. Fue ocupada por la Familia Streithorst Clausen. Situación actual: Allí funciona la sede de la Universidad Antonio Nariño.

* Algo de historia: La Casa Ambrosio Peña Puyana, declarada como ‘Bien de Interés Cultural’, de carácter municipal, según la Resolución 0403 de 2013, fue rescatada como ícono arquitectónico de la ciudad tras ser adquirida por la Universidad Autónoma de Bucaramanga, UNAB. Tal predio se encuentra en la Calle 42 No. 34-14.

* Algo de historia: Este casa fue construida en términos ‘tridimensionales’. Es decir, el diseño no se ocupaba solo de la fachada, sino que incursionaba en el juego de la descomposición volumétrica. Conjugaba partes altas con bajas. Fue ocupada por los Larsen, descendientes de alemanes. Ahora funciona allí el Hogar San Rafael.

 

* Algo de historia: Tenía el estilo de la gran hacienda. Su localización era y sigue siendo estratégica. Fue ocupada por la Familia Estrella. Dicen que con el tiempo el apellido se cambio a  ‘Estela’, pero esa tesis no ha sido certificada.

* Algo de historia: Fue una construcción de estilo colonial, con amplio patio interior y corredores en sus cuatro costados. Era el punto donde el arriero visitante hacía los famosos cambios de alpargatas. ¿Quién vivió allí? Siempre fue un sitio de paso, de refrigerio y diversión. Hoy es la sede de los profesionales egresados de la UIS.

 

* Los cuatro lados del obelisco

Uno de los pocos obeliscos que existen en Colombia y el primero que se construyó en el país, fue levantado en el parque Romero de Bucaramanga el 20 de julio de 1910, como celebración del centenario del Grito de Independencia. Cada uno de sus cuatro lados tiene un significado muy especial: El lado oriental es el tributo que rinde Bucaramanga a los mártires de la independencia; el norte, al ilustre presbítero Eloy Valenzuela, amigo y confidente del Libertador; el occidente, a los “sembradores del bien en Santander”; y el sur al sacerdote Francisco Romero, quien fue pieza fundamental en el desarrollo de Bucaramanga.

 

* CASA LUIS PERÚ DE LA CROIX

La Casa Mutis o Casa Luis Perú de la Croix fue declarada como Bien de Interés Cultural Municipal, bajo la resolución 0492 del 16 de septiembre de 2011. Los defensores del patrimonio aseguran que la casa de quien fuera edecán de El Libertador Simón Bolívar vivió su rápido deterioro, como lo tuvo su dueño, quien se suicidó en su natal Francia, tras su exilio. Este predio fue sede del Batallón Ricaurte (1912-1918), luego pasó a ser propiedad de Ecopetrol. Más adelante pasó a manos de Terpel, con el apoyo del Banco de la República, la Gobernación de Santander y la Cámara de Comercio. Finalmente, la Academia de Historia la tuvo bajo su cuidado, pero luego la regresó a Ecopetrol, quien la donó a la Biblioteca Gabriel Turbay. Su declive comenzó luego del incendio de la Alcaldía de Bucaramanga, el 1° de junio de 2002, durante la administración de Iván Moreno Rojas, pues allí fueron a parar durante un año las oficinas y los funcionarios afectados con la deflagración. En 2008, se convirtió en la sede del Concejo de Bucaramanga. Para su fortuna, figura dentro del Plan de Ordenamiento Territorial como parte de la zona de conservación urbana y urbanística. En sus últimos años, la Procuraduría General de la Nación, sede Santander, la tomó en comodato y ubicó allí sus oficinas.

 

* CASA CUSTODIO GARCÍA ROVIRA

Este predio, situado en la calle 35 esquina con carrera 9, cuenta con la declaratoria de Monumento Nacional y es considerado como un Bien de Interés Cultural. Es el único espacio físico real que materializa la existencia real del prócer santandereano, más allá de que en Bucaramanga se cuentan con placas en colegios, documentos históricos, un parque, un monumento y hasta un barrio y una comuna que llevan el nombre de José Custodio Cayetano García Rovira. Él fue un militar y patriota colombiano que nació en la capital santandereana en 1780. Realizó sus primeros estudios en Bucaramanga en la escuela de Felipe Munar, donde cursó los grados de básica primaria. También fue Presidente de la República en 1816. El predio en donde vivió el prócer hoy está inmerso en una serie de ‘líos legales’, con los cuales la preservación del patrimonio podría sufrir algún tipo de traumatismo.

* Plaza San Mateo

Una de las primeras estructuras comerciales cubiertas del país transformó la práctica de distribución periódica de víveres para abastecer diariamente las necesidades de la creciente población bumanguesa. Fue construida por el alemán Franz Tutzer entre 1928 y 1934, y fue el origen de un gran complejo comercial que empezó a gestarse a finales del siglo XIX. La edificación constaba de dos edificios unidos por un puente, construidos sobre la laguna de los caracoles, que con el tiempo, y para amansar sus aguas, los pobladores le cambiaron el nombre a Laguna San Mateo.

 

* ANTIGUO HOTEL BUCARICA

Esta edificación, convertida hoy en una de las sedes de la UIS, fue construido con motivo de la asignación de la ciudad como sede de los V Juegos Nacionales de 1940. Si bien las justas se pensaban realizar para el año 1940, su realización sólo fue posible hasta 1941, un año más tarde de lo planeado, debido a que no se terminó a tiempo la infraestructura necesaria para la correcta realización del evento deportivo. Para dar un apoyo y agilizar el desarrollo de las obras el Gobierno Nacional, por medio de la Ley 26 de noviembre 21 de 1939, estableció la contribución de la Nación que destinó la suma de $100.000 que serían administrados por el Comité Organizador de los Quintos Juegos Atléticos Nacionales para gastos  en las obras  que la nación se había comprometido a financiar. Toda la vida social y política de Santander pasó por este escenario “desde cuyos balcones se presidían todas las manifestaciones políticas y en sus amplios salones se ventilaban los asuntos más importantes del futuro departamental y nacional”.

 

* TEATRO SANTANDER

El Teatro Santander, uno de los hitos arquitectónicos y referente cultural de la Bucaramanga de los años treinta, renace de entre las cenizas. Esta estructura hace parte de las edificaciones realizadas en el país entre los años 1903 y 1943. Esa época corresponde al período de la arquitectura ‘Republicana’. Fue diseñado por Federico Blodeck Ficher. Su plano definitivo y dirección estuvieron a cargo del cubano, Georges Carpentier. Fue inaugurado el 19 de febrero de 1932 con una velada lírico musical, dirigida por el maestro Alberto Rueda. El diseño del escenario, hoy en vía de recuperación, fue realizado por Álvaro Tobón Hincapié, quien cuenta con más de 34 años de experiencia en temas teatrales.

 

 

Publicada por
Contactar al periodista
Su voto: Ninguno (10 votos)
Etiquetas:
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
 
DORADO TARDE
Sorteo del 20 de Oct
3
4
6
7
CAFETERITO TARDE
Sorteo del 20 de Oct
3
0
2
9
Astro Sol
Sorteo del 20 de Oct
leo
7
1
2
4
Publicidad