Miércoles 29 de Abril de 2015 - 07:25 AM

“El futuro de Colombia está en crear agroindustria”, señala Muhammad Yunus

El Premio Nobel de Paz, nunca se ha detenido en su búsqueda por incentivar el desarrollo social y económico.
Colprensa, La República / VANGUARDIA LIBERAL
“El futuro de Colombia está en crear agroindustria”, señala Muhammad Yunus
(Foto: Colprensa, La República / VANGUARDIA LIBERAL)

Desde donde se mire, Muhammad Yunus es un hombre sencillo y, tal vez por ello, especialmente carismático. A pesar de ser reconocido como uno de los 12 emprendedores más grandes de nuestro tiempo y de hacerse merecedor en 2006 a la mayor distinción en la lucha por los derechos humanos, el Premio Nobel de Paz, nunca se ha detenido en su búsqueda por incentivar el desarrollo social y económico. Esa mentalidad innovadora lo trajo a Colombia con el firme propósito de devolverle al campo su rentabilidad.

El economista, padre del microcrédito y fundador de Grameen Bank, visitó el país para supervisar el desarrollo de una empresa que anunció desde noviembre de 2013 y que responde a su política de negocios sociales: CampoVivo. Hoy recibe la primera cosecha de 61 hectáreas sembradas en papa en el municipio de Une (Cundinamarca) con el apoyo de la multinacional McCain.

A más de 9.000 pies de altura sobre el nivel del mar, que es el punto más alto de la finca La Ramada, Yunus dijo sentirse “en la cima del mundo” y llamó a otros actores de la sociedad a pensar más allá de las empresas y ayudar al país.

¿Por qué su modelo de negocio social aterrizó en el sector agropecuario?

Incursioné porque los agricultores no tienen una vida propia, trabajan para alguien más pero no ganan nada, solo subsisten. Pensamos que si pudiéramos traer al campo las actividades gerenciales y la tecnología de las grandes empresas estas familias podrían cambiar su situación, después de todo son los productores quienes hacen crecer los cultivos, no nosotros. Así nace la empresa CampoVivo.

¿Qué busca con ella?

El objetivo es eliminar las barreras del desarrollo como el escaso dinero para invertir o la baja adopción de tecnología que los lleva a seguir trabajando bajo prácticas antiguas menos productivas. CampoVivo no solo trae la capacidad para trabajar mejor, sino que acerca los mercados internacionales para garantizarle a los campesinos que todo lo que tienen que hacer es concentrarse en la producción y recibir un ingreso. La intención del negocio social es mejorar la calidad de vida de los beneficiarios.

¿Por qué comenzar con este modelo en Colombia?

Porque es un país donde personas como los caficultores perdieron su trabajo y su posibilidad de ingresos cuando Colombia perdió mercado frente a Brasil o Vietnam. Eso nos llevó a pensar que este era el lugar para hacer la alianza. Luego hablamos con McCain que estaba también desarrollando un negocio social y les propusimos hacer una inversión de capital de riesgo en conjunto. Así comenzamos, pero la idea es llegar a todas partes.

¿Cómo este modelo puede cambiar la calidad de vida y las condiciones de pobreza de las personas en el campo?

Puede aportar muchísimo y no solo en Colombia. Lo que estamos haciendo aquí es también apropiado para Bangladesh, le caería bien a India y hasta se puede aplicar en China o África. Lo que ocurre aquí no es algo local, será un aprendizaje para todo.

¿Cómo se puede dar esa divulgación universal?

Este es un ejemplo para todo el mundo, hoy es algo pequeño pero mañana veremos cómo todo el mundo viene a verlo porque no es un problema solo de Colombia sino de muchos países, si tienes la solución has desarrollado una semilla que luego todos querrán llevarla y sembrarla en su propia tierra. De esto se trata, de crear agroindustria y este es el futuro de Colombia.

¿Cómo comenzó el proyecto Campo Vivo?

CampoVivo es un sueño hecho realidad. Hace año y medio vine a hablar del negocio social, era una idea; hoy es algo concreto, real. Es asombroso que una empresa como McCain, que es líder en el mundo en trabajo agropecuario, nos haya apoyado en este proceso junto con los agricultores. Lo que vemos aquí va a cambiar la manera en que concebimos la agricultura, que no es una actividad que se trate de los cultivos, sino de la gente, cómo la producción de alimentos puede cambiar la vida de las personas, transformar su realidad para que vivan con confianza y dignidad.

¿Por qué se decidieron por los agricultores?

No están utilizando sus talentos para producir alimentos, es un área que tenemos que mejorar inmediatamente, pero necesitamos de toda la cooperación para poder aportar.

¿Qué personas o empresas pueden aportar?

Hay que tener compromiso para hacer que estas cosas pasen. No es necesario esperar a que el capital de riesgo provenga de una gran empresa, las pequeñas también lo pueden hacer, incluso a nivel individual se pueden desarrollar negocios sociales. Con CampoVivo creo que Colombia tiene una oportunidad de hacer historia y de que todo el mundo se interese para resolverle al campo los problemas que nosotros mismos creamos.

¿Cuál es la clave del éxito?

Creer en tu idea y ser capaz de persuadir a los demás de las bondades de esta. Pero eso solo se logra cuando uno de verdad quiere cambiar el mundo, esa es la idea detrás de  una empresa social. La clave está en creer en la gente, porque el éxito radica precisamente en eso, en confiar en las personas.

Canadá invertirá US$1,6 millones 

La Embajada de Canadá en Colombia, que también se hizo presente, anunció un apoyo de US$1,6 millones que se destinarán a una segunda fase de promoción de proyectos agrícolas desde tres frentes: fortalecimiento de cooperativas, introducción de tecnologías y mejoramiento de la calidad de los productos, para beneficiar a 400 familias. “Estamos apoyando el desarrollo económico a través de la agricultura porque creemos que es un sector que jugará un papel muy importante”, manifestó la embajadora, Carmen Sylvain.

La opinión

Francois Simonpietri
Director de McCain para Colombia y el Área Andina 
“McCain puso una pequeña piedra para luego darnos cuenta de que podíamos ir mucho más allá, por lo que invitamos a más empresas a que participen en negocios sociales”.

Mauricio Gamboa 
Gerente General de Campo Vivo 
“CampoVivo es resultado de creer que invertir en la ruralidad puede ser un gran negocio. Además, fue importante para dar un paso de desarrollo e inclusión de esta población”.

Publicada por
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad