Publicidad
Lun Feb 19 2018
24ºC
Actualizado 11:12 am
Domingo 03 de Abril de 2016 - 11:40 AM

Organizaciones sociales del sur del país temen que haya un neoparamilitarismo

Muertes selectivas, amenazas y circulación de panfletos alusivos a grupos de limpieza social, en especial a la banda criminal ‘Las Águilas Negras’, han disparado las alarmas entre organizaciones sociales de distintas regiones del país.
Archivo / VANGUARDIA LIBERAL
Organizaciones sociales del sur del país temen que haya un neoparamilitarismo
(Foto: Archivo / VANGUARDIA LIBERAL)

En departamentos como Putumayo y Cauca, han disparado las alarmas integrantes de organizaciones sociales, que representan a campesinos, indígenas, afros y otras voces de la sociedad en el sur del país.

Los voceros de las organizaciones sociales del Putumayo, por ejemplo, denuncian que se han ejecutado 23 homicidios en los últimos tres meses.

Jules Anzueta, vocero de la Mesa de Organizaciones Sociales del Putumayo señala que les han llegado denuncias sobre la presencia de hombres armados que se están presentando como integrantes de ‘Las Águilas Negras Distrito Capital’, y la circulación de panfletos amenazantes donde figuran nombres de algunas personas, como sentenciadas a muerte.

Esta situación ya ha sido puesta de conocimiento ante las autoridades competentes, tanto de la fuerza pública como civiles, para que adopten las medidas necesarias. Igualmente a organizaciones de Derechos Humanos nacionales e internacionales.

La red de derechos humanos movimiento social y político de Marcha Patriótica, pidió, en un comunicado, respuestas de la Presidencia de la República, la Gobernación del Putumayo, la Fuerza Pública, la Defensoría del Pueblo, la Fiscalía General y las personerías municipales de la región.

En el mimo comunicado solicitan vigilancia especial de la oficina del Alto Comisionado de la Naciones Unidas para los Derechos Humanos.

La diputada del Putumayo y miembro de Marcha Patriótica, Yuli Quintero, afirmó que en días pasados en el sector de La Alea, jurisdicción del municipio de Puerto Asís, se observó presencia de hombres armados, portando uniformes camuflados y con brazaletes alusivos a las AUC. “Esta novedad fue denunciada, pero hasta el momento ni las autoridades civiles como militares del departamento se han pronunciado”.

“Son muchos los asesinatos selectivas que se vienen registrando en el departamento, al parecer todos promovidos por grupos armados de la derecha, que se han hacen pasar como grupos de limpieza social”, concluyó Quintero.

En Putumayo existe una amenaza a líderes de Marcha Patriótica por parte de la banda criminal ‘Las Águilas Negras’, grupo de cuya existencia se duda, pese a que bajo ese nombre son marcados los panfletos intimidantes.

La señora Maidine Caicedo, vocera de la mesa de organizaciones sociales de la baja bota caucana, informó que en Miraflor, de Piamonte (Cauca), también comenzaron a circular panfletos firmados por ‘Las Águilas Negras Distrito Capital’, amenazando de muerte a habitantes de ese corregimiento, en zona limítrofe con el Putumayo.

Colprensa dialogó con autoridades de Policía y del Ejército en el Putumayo, quienes manifestaron en forma rotunda que en el departamento no hay presencia de grupos paramilitares, sino una banda delincuencial de segundo nivel al servicio del narcotráfico y en alianza con la guerrilla de las FARC, autodenominada ‘La Constru’, que se ha dedicado a realizar ajusticiamientos entre personas dedicadas al microtráfico.

El coronel Jimmy Pérez Baena, comandante encargado de la Policía, señala que en marzo fueron capturadas cinco personas comprometidas en homicidios selectivos, a quienes se les encontró armas, munición y panfletos alusivos tanto a grupos de limpieza social, como a las Farc.

“El Jueves Santo fueron capturados dos ecuatorianos en el barrio Kennedy, de Puerto Asís, en el momento en que repartían panfletos alusivos a la guerrilla”, señalo el coronel Pérez.

David Ureña, secretario de gobierno departamental, señaló que se han adelantado consejos de seguridad para analizar la delicada situación y determinar los orígenes de las muertes violentas y de los panfletos.

Y el aún consejero presidencial para los Derechos Humanos, Guillermo Rivera Flórez, en un comunicado expresó que el Gobierno Nacional no va a permitir la presencia de grupos armados ilegales de ningún tipo de tendencia ideológica que pongan en riesgo la seguridad de los habitantes de regiones como Putumayo.

EN EL CAUCA, LA TOMARON CON PERIODISTAS

En la semana que termina Popayán y otros municipios del Cauca fueron escenario de amenazas contra periodistas, propietarios de medios de comunicación y líderes sociales, tras la circulación por correos electrónicos y panfletos físicos intimidatorios.

La intimidante cadena empezó en Corinto, norte del Cauca, cuando aparecieron impresos anunciando la muerte de una serie de personas, por ser consideradas informantes de la fuerza pública, firmados por alias ‘Ramoncito El Paisa’.

La comunicación se dio luego del asesinato de tres personas en medio de un ataque de pistoleros en una casa del barrio La Paz, donde también resultó herida una niña de seis años.

“Para nadie es un secreto que Corinto es un corredor utilizado por los grupos al margen de la ley o delictivos para movilizar los cargamentos de marihuana y cocaína hacia departamentos como Huila, Tolima o Valle, entonces tener control militar es facilitar esta actividad delictiva, por lo que se registran pugnas violentas, las cuales empiezan con las intimidaciones”, explicó un funcionario de la Seccional de Investigación Criminal (Sijín) de la Policía Cauca. 

Un par de días después periodistas recibieron una comunicación desde el correo ycarlos254@gmail.com, que anunciaba ataques contra la vida de comunicadores y propietarios de los medios Notivisión, El Nuevo Liberal, Radio 1.040, Proclama del Cauca, y los corresponsales de Caracol y RCN.

En la comunicación electrónica se adjuntó un panfleto en el que, además, aparecen nombres de funcionarios de la Gobernación, de una hermana del exgobernador Guillermo Alberto González Mosquera y de dirigentes sindicales.  La razón: ser simpatizantes del proceso de paz. 

“Sobre el panfleto que llegó a algunos correos de colegas y de otras personas, creo que, como dicen popularmente, ‘ninguna amenaza es pequeña’, sobre todo preocupan las motivaciones que tenga este supuesto grupo para hacer dichas amenazas. No hay que desestimar los alcances que en el pasado han tenido panfletos similares, así que lo ideal es que tanto las autoridades como los ciudadanos tomemos acciones preventivas y que pronto haya un apoyo y un acompañamiento del gobierno departamental y de autoridades nacionales”, manifestó Olga Portilla, corresponsal del periódico El Pueblo en Popayán, que recibió la amenaza a su cuenta personal en Gmail.

Algunos de los afectados optaron por informar a la Policía sobre lo sucedido y otros dejaron constancia ante la corresponsal en el Cauca de La Fundación para la Libertad de Prensa (Flip). 

“Es preocupante que sucedan estas cosas, porque no se acaba de esclarecer el origen de una intimidación contra un periodista, cuando ya se está reportando otra. Queda un sinsabor porque pareciera ser que las investigaciones por parte de las autoridades competentes no avanzaran”, manifestó la corresponsal de la FLIP, Sonia Liliana Godoy.

Una de las amenazadas con nombre propio fue la actual secretaria de gobierno del Cauca, Alejandra Miller. Ella dijo que estos actos buscan crear miedo en medio de las iniciativas de paz que se abren camino en el país. “Las ‘Águilas Negras’ dejaron de existir hace muchos años en el Cauca, por eso las autoridades piensan que las amenazas vienen de otros grupos que delinquen en la zona. Hay temor porque las amenazas van contra líderes sindicales, profesores, indígenas y afrodescendientes. Se informó a las autoridades competentes, sin dejar de lado labores como la pedagogía para la paz”.

También se pronunciaron integrantes de Marcha Patriótica, movimiento político amenazado en esas comunicaciones. “No son nuevas estas amenazas; se dan, precisamente, luego de asesinatos de líderes populares e indígenas del Cauca, situación que nos pone en máxima alerta para salvaguardar nuestras existencias, sin dejar de exigirle a la institucionalidad las garantías para ejercer una oposición democrática y contrarrestar esas redes paramilitares que quieren imponerse a la fuerza”, acotó Deivin Hurtado.

Para Rubén Darío Zúñiga, integrante del equipo Radio 1.040 y otro de los afectados, “organismos como el CTI y la Sijín son los encargados de dar una respuesta a estas denuncias, establecer si existe una amenaza contras nosotros para así tomar precauciones y evitar que estas se materialicen”.

La preocupación de los profesionales de la comunicación no es menor. Según datos suministrados por la FLIP, el Cauca es uno de los departamentos donde se registra el mayor número de obstrucciones (81) a su labor. 

Otros amenazados en los panfletos son docentes de la Universidad del Cauca, quienes además participan en labores sindicales dentro del alma máter. El caso fue denunciado por la Asociación Sindical de Profesores Universitarios, (ASPU), indicando que son cuatro los afectados, quienes ya denunciaron ante las autoridades competentes y ante organismos humanitarios.

“Es preocupante que amenacen a personas que están exigiendo el derecho a tener un país en paz, a creer en los acuerdos que logre el Gobierno en esta materia. Estar a favor de eso no es motivo para que nos declaren objetivo militar; es repudiable lo que pasa, teniendo en cuenta que somos docentes que luchamos también por los derechos sindicales dentro de los ámbitos universitarios regional y nacional”, declaró la abogada y profesora de la facultad de derecho de la Unicauca Gloria Cecilia Arboleda.

Publicada por
Su voto: Ninguno (1 vote)
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad