Martes 09 de Enero de 2018 - 09:45 AM

Alejandro Lyons rompió el silencio y atacó a Moreno y los Besaile

En momentos en que su acuerdo de colaboración con la justicia tambalea, el exgobernador de Córdoba Alejandro Lyons, ficha clave del escándalo de corrupción en la Corte Suprema de Justicia y acusado de un millonario desfalco en su departamento, pasó a la ofensiva y acusó al clan Besaile, que está hoy en la Gobernación, de querer boicotearlo.
Colprensa / VANGUARDIA LIBERAL
Alejandro Lyons rompió el silencio y atacó a Moreno y los Besaile
(Foto: Colprensa / VANGUARDIA LIBERAL)

“Edwin Besaile (actual gobernador) está obstruyendo mi colaboración con la Fiscalía. Pagando testigos y distribuyendo información falsa”, aseguró en diálogo con la W Radio, “estoy extrañado que no le haya pasado nada. No lo han llamado a declarar”.

Según Lyons, en su meteórico ascenso a la gobernación de Córdoba, tuvo que ver pactos políticos en los que estuvo metido tanto Edwin como su hermano, el senador Musa Besaile, actualmente capturado por el escándalo de sobornos en la Corte: “Con Musa hicimos compromisos de dineros producto de la corrupción, que algunos han salido al aire... Era mitad de coimas para él y la otra mitad para mi, que venían del desfalco de las regalías y (el cartel de) la hemofilia”.

Agregó que “le entregué dinero a Edwin Besaile, se lo dije a la Fiscalía, con soportes, desde el año anterior”.

Del actual gobernador, que ha entutelado la decisión de la Corte Suprema de avalar un principio de oportunidad con Lyons para que devuelva el total del dinero de los desfalcos, aseguró que ha traspasado el dinero de la contratación de Córdoba a municipios lejanos para evitar pesquisas al respecto.

Frente al otro gran clan de este departamento de la costa caribe, el de Bernardo “Ñoño” Elías (quien de paso es su cuñado), Lyons no detalló su participación en casos de corrupción, pues aseguró que aún no ha sido llamado a dar su declaración al respecto.

Para el exgobernador, hoy residente en Estados Unidos mientras declara sobre el proceso contra el exfiscal Gustavo Moreno por lavado de activos, la injerencia del clan Besaile traspasa los límites de la ley, pues aunque está preso, recalca que “Musa tiene mucha injerencia en el Partido de La U. Por eso Jhonny (otro hermano) aspira al senado y Edwin le está haciendo campaña abiertamente” (los mandatarios en ejercicio no pueden participar en política).

Del caso Moreno

También contó cómo se descubrió la actuación del exfiscal anticorrupción Gustavo Moreno, que fue la primera ficha que cayó del escándalo de coimas en las altas esferas de la justicia colombiana.

“A Gustavo Moreno lo conocí como litigante. No era amigo. En 2016 hablé con él por primera vez cuando Gustavo Pinilla (abogado socio y acusado de gestionar las coimas desde la Corte) me lo presentó y me dijo que lo iban a poner de fiscal anticorrupción”, relató.

Acorde a su testimonio, Moreno busca a Lyons en busca de información privilegiada y en busca de pagos por alterar su proceso, es entonces donde dice que va en busca del fiscal general, Néstor Humberto Martínez, para ponerlo al tanto, “y es él es el que habla con Estados Unidos para montarle la caída”.

De Roberto Prieto y la campaña Santos

“Todos en Córdoba estaban a favor de la reelección (del presidente Juan Manuel Santos en 2014) desde los Ñoños a lo demás partidos”, confesó Lyons.

Aseguró que el polémico exgerente de la campaña, Roberto Prieto, involucrado en el escándalo de Odebrecht, lo visitó al entonces gobernador en su casa, “pidiendo ayuda y así lo hicieron otros cercanos”.

Agregó que “Prieto pidió aguardiente y duramos horas hablando”, aunque no detalló el nivel de influencia que tuvo en las elecciones 2014 en su región.

Insólitas disculpas

Lyons no negó su participación en el escándalo de corrupción de las regalías de Córdoba y en el cartel de la hemofilia, donde se habrían defraudado más de 50 mil millones de pesos al Estado. Aseguró que recibió dinero en ambos escenarios por “inmadurez y pensar que uno puede controlar todo” y porque “la corrupción se ha vuelto algo normal”.

De Sami Spath Storino, quien ha sido señalado como el cerebro del desfalco, Lyons sostuvo que “no lo es. Era una persona que trabajaba con la administración y yo lo utilice para llevar y traer dineros”, pero advierte que “quieren evitar que sea testigo”, por lo que sabría de los involucrados.

El exgobernador permanecerá en Estados Unidos mientras se adelantan las pesquisas en contra de Gustavo Moreno finalicen. Entonces volverá a Colombia a pagar su pena.

En el país está acusado de los delitos de concierto para delinquir, interés indebido en la celebración de contratos, celebración de contratos sin cumplimiento de requisitos legales, peculado por apropiación, falsedad en documento público y falsedad en documento privado.

De prosperar su acuerdo, pagará cinco años de cárcel y devolverá 4.000 millones de pesos.

Publicada por
Etiquetas:
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad