Publicidad
Vie Nov 24 2017
20ºC
Actualizado 09:30 am
Martes 18 de Octubre de 2011 - 05:28 PM

“Crónica de una muerte anunciada”

Charles Figueroa Mendoza, columnista deportivo de Vanguardia Liberal, presenta su opinión sobre la situación del Atlético Bucaramanga y lanza ‘dardos’ a las directivas del cuadro 'leopardo'.
Archivo / Vanguardia Liberal
(Foto: Archivo / Vanguardia Liberal)

“El día en que lo iban a matar Santiago Nasar se levantó más temprano que de costumbre”, así comienza Gabriel García Márquez,  crónica de una muerte anunciada. Cuando empieza la obra Santiago Nassar ya está muerto, pues ya se sabía que los hermanos Vicario le iban a matar, de hecho ya le habían matado.

Al iniciar el torneo Bucaramanga ya está muerto. Y no lo mataron los hermanos Vicario para vengar la virginidad perdida de su hermana Ángela. Al Atlético lo mataron los  Cadena, honorable familia de la parroquia local que llevada por la soberbia, la falta de conocimiento del tema fútbol y los intereses personales, lograron el descenso del equipo a la divisional B y allí lo mantienen desde hace tres años. Lo que es peor sin esperanza de regresar a la que fue su casa durante sesenta años.

Hace cuatro años el negocio pertenece a la familia Cadena, muy queridos ellos, pero con más soberbia, ignorancia y prepotencia, que conocimientos del tema fútbol. La familia Cadena solo ve negocio donde otros ponemos el alma.

El Bucaramanga se convirtió desde hace algunos años en el juguete de unos pocos. Primero fue la familia Barbosa, luego Los Fajardo, con buenas propósitos pero perversos resultados.

El equipo fue vendido  a los actuales propietarios por Luis Fernando Yépez, asesinado en extrañas circunstancias en Envigado.

Durante su administración algunos periodistas deportivos de la ciudad debieron abandonarla por amenazas de muerte.

La nómina del equipo generalmente la conforman jugadores limitados en lo futbolístico a punto del retiro salvo contadas excepciones, y lo peor, cuando llegan a la ciudad van de paso.

No hay jugadores de la comarca en el plantel lo cual podría generar algún respeto por la ciudad. Los técnicos que se asoman a dirigir el equipo naufragan en sus propios errores, y a veces en una lamentable falta de conocimiento del tema. La apatía, la falta de coraje, la carencia de compromiso y amor por la camiseta, han sido las características de quienes visten el uniforme del leopardo, convertido hoy en manso gatito.

Sin buenos directivos no hay patrocinadores, sin ellos no hay dinero. Sin plata no hay buenos jugadores, sistema, estrategia. No hay técnico, no hay fútbol. Círculo vicioso, triste, lamentable, que acorrala y desespera.

La única verdad en el fútbol es que los buenos jugadores hacen a los buenos equipos, ganan los partidos y consiguen los títulos. Bucaramanga lastimosamente no los tiene.

Pasan los técnicos y cada uno de ellos se va con poca plata en los bolsillos y la frustración marcada en el rostro. La pregunta recurrente en cada aficionado es ¿qué le pasa al Bucaramanga? ¿Por qué nunca ha ganado un título? ¿Por qué no tiene siquiera una estrella en su escudo después de tantos años?

El Atlético Bucaramanga de nuevo se encuentra eliminado. La impotencia se apodera del espíritu del aficionado, que ve con desesperación como  el equipo de sus entrañas vuelve a quedar por fuera de las finales. En el Bucaramanga no hay presente y el mañana se torna oscuro; pues mientras los aficionados sueñan ilusionados con un cambio, los directivos actuales solo piensan en llenar sus bolsillos en detrimento de una institución cosida en el alma de los hinchas locales.

Futbol improductivo, falta de carácter en la cancha, el peor puntaje en los últimos torneos y otro año perdido. Increíble afrenta para una ciudad que respira fútbol por todos los poros.

Insisto. Hay algunos que creen que la pelota salta porque tiene un sapo adentro y sin embargo se meten a directivos de fútbol.

Publicada por
Su voto: Ninguno (20 votos)
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Resultados deportivos
Liga
Torneo
Partidos
Tabla de posiciones
Publicidad
Publicidad