Publicidad
Dom Sep 24 2017
21ºC
Actualizado 08:45 am
Domingo 25 de Marzo de 2012 - 12:01 AM

Al Atlético Bucaramanga la clasificación le quedó lejos. ‘Real’ esperanza del fútbol de Santander

David volvió a vencer a Goliat. El hermano menor, el equipo ‘chico’ de Santander, el que ‘no tiene obligación’ y al que en ocasiones miran como el hijo feo, se sacudió y de qué manera ante su rival de patio.
Nelson Díaz / VANGUARDIA LIBERAL
Real Santander sigue imparable en condición de local. Ayer derrotó 1 – 0 en el clásico metropolitano a Bucaramanga y se convirtió en la mayor esperanza del balompié santandereano para avanzar a los cuadrangulares semifinales del Torneo de Ascenso.
(Foto: Nelson Díaz / VANGUARDIA LIBERAL)

Real Santander no solo derrotó ayer 1 – 0 a Atlético Bucaramanga, sino que se convirtió, a pesar de los pronósticos, en la mayor esperanza del fútbol santandereano para clasificar a los cuadrangulares semifinales y, por qué no, de pelear el ascenso.
El equipo ‘albo’ llegó a 16 puntos, que parcialmente lo ubican en la cómoda quinta casilla, cuando restan nueve jornadas para que finalice la primera fase; mientras que los ‘leopardos’ se quedaron con nueve unidades (puesto 14) y ahora tendrán que elevar su producción para lograr lo que hoy en día y según el fútbol que presentan, parece misión imposible.
Quien oficiaba de local era Real Santander, pero desde el pitazo inicial el que se atribuyó la responsabilidad de atacar fue Atlético Bucaramanga.
 Los ‘amarillos’ salieron a buscar el partido, se adueñaron de la pelota, la movilizaron por todos los sectores de la cancha, pero no tuvieron profundidad y se encontraron con una zaga que solo se vio comprometida en los cobros de pelota detenida.
Por su parte, Real Santander fue más conservador, aseguró el cero en su arco y de contraataque y con buen fútbol fue más punzante en el último cuarto de cancha.
Fue así como sobre el minuto 29 John Pérez, uno de los jugadores más pequeños de la cancha, le ganó a la defensa de Bucaramanga para desviar de cabeza un centro perfecto de Robert Carvajal y exigir la reacción del arquero Vikonis. El rebote le volvió a caer y le dio destino de red para decretar el único gol que le dio la victoria a Real Santander en el clásico metropolitano número 23 de la historia.

Se invirtieron los papeles
En la segunda parte el dominio del esférico se equiparó notablemente, sobre todo, tras la expulsión del central Andrés Santamaría, quien vio el ‘semáforo’ cuando transcurrían 21 minutos.
Real Santander se empezó a defender con la pelota y comenzó a llegar con peligrosidad al arco contrario. Una vez más los cambios le dieron buenos resultados al entrenador Miguel Oswaldo González, quien incluyó a Diego Herrera y Carlos Múnera, hombres que se encargaron de manejar la pelota y darle mayor volumen de ataque.
Pero si por las toldas blancas las variantes funcionaron, por las amarillas no se corrió con la misma suerte. José Largacha, Andrés Arboleda y Sergio Novoa no pudieron cambiar la historia del juego.
El cuadro ‘realista’ tuvo para concretar el segundo, pero falló en la última puntada, mientras que Bucaramanga, más a base de ganas y amor propio, intentó llegar al empate pero desordenadamente.

Figura de la cancha
De la mano del entrenador argentino Miguel Oswaldo González y, por supuesto, de los jugadores, Real Santander cumplió con el objetivo de seguir ganando en casa y lo hizo ante su ‘archirival’, Atlético Bucaramanga.
El estratega ‘albo’ supo plantear el partido y en los momentos indicados tomó las mejores decisiones para asegurar la victoria de sus dirigidos.

Por qué ganó Real Santander
Porque se defendió bien y a pesar de cederle la pelota al rival no pasó grandes afugias en defensa.
Porque fue más profundo y contundente en el frente de ataque.
Porque a diferencia del clásico anterior supo aprovechar el hombre de más en la cancha.

Por qué perdió Bucaramanga
Porque no tuvo profundidad. Dominó la pelota, pero le faltó claridad en los últimos metros.
Porque no tiene gol. En nueve partidos apenas ha convertido siete tantos.
Porque no aprovechó las pelotas detenidas. Los tiros libres se estrellaron en la barrera y en los lanzamientos de esquina y cobros de costado no logró agredir a un rival que dio ventajas.

Publicada por
Contactar al periodista
Su voto: Ninguno (9 votos)
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Resultados deportivos
Liga
Torneo
Partidos
Tabla de posiciones
Publicidad
Publicidad