Sábado 25 de Octubre de 2014
Publicidad
Publicidad
Fútbol internacional
Patrocinado por:
Viernes 01 de Noviembre de 2013 - 04:20 PM

Juan Fernando Quintero, el irreverente colombiano admirador de Rivaldo

Archivo/VanguardiaLiberal
Juan Fernando Quintero, el irreverente colombiano admirador de Rivaldo
(Foto: Archivo/VanguardiaLiberal)
Zurdo, técnico, rápido y bajito, muchos han etiquetado al colombiano Juan Fernando Quintero como un nuevo Messi, aunque el irreverente enganche de 20 años, que cumple su primer curso en el Porto, se identifica más con el brasileño Rivaldo.

El talentoso futbolista cuenta cómo le fortaleció su breve estancia en el fútbol italiano, asume que la ambición del Porto es vencer Liga y Liga de Campeones y aguarda ver su nombre en la lista de convocados para jugar el Mundial de Brasil.

"Admiraba mucho a Rivaldo -legendario jugador de la selección de Brasil y del Barcelona-, aunque también vi a Zidane, que era impresionante. Pero como soy zurdo y me gusta el número diez vi a Rivaldo más cercano", declaró el joven.

Quintero fue contratado por el Porto a cambio de 5 millones de euros por la mitad del pase y rápidamente su desequilibrante e imprevisible fútbol caló entre aficionados y medios portugueses.

A pesar de que su entrenador, Paulo Fonseca, le ha dosificado, ya ha firmado geniales jugadas y goles antológicos como el que anotó unos minutos después de ingresar en el campo en su debut liguero ante el Vitória de Setúbal, un zurdazo desde fuera del área por la escuadra.

"Me siento muy contento, con mucho esmero sé que puedo lograr muchas cosas y ser reconocido. Te llena de felicidad, en mi caso he luchado mucho por lo que quiero", admitió el jugador en un cauto discurso en el que las palabras "trabajo" y "esfuerzo" son casi omnipresentes.

Su adaptación al doble campeón europeo Porto ha resultado satisfactoria, pues ya venía de jugar durante seis meses en la primera división italiana, al servicio del modesto Pescara, que hoy juega en Segunda.

"Es una Liga -el Calcio- muy difícil de la que aprendí mucho, cogí mucha experiencia (...) Fue muy duro, pero desde que llegué allí tuve la oportunidad de jugar 18 partidos", manifestó el liviano futbolista, de apenas 1,69 metros de altura y 64 kilos de peso.

En el país transalpino aprendió a moverse con pocos espacios y rigor táctico, herramientas que le han ayudado en el fútbol portugués.

Su estatura tampoco le supone un hándicap en un deporte cada vez más físico: "Los pequeños, como se dice, son rápidos y más ligeros (...) El fútbol se hizo para todos", analizó.

Quintero, con sus dos goles en siete partidos, ha puesto su grano de arena para que el líder Porto mantenga una holgada diferencia de cinco puntos con el segundo y tercero en la tabla, el Sporting de Lisboa y el Benfica, respectivamente.

Interrogado sobre si prefiere Liga o Liga de Campeones, torneo este último en el que está en apuros para sellar el pase a los octavos de final, el colombiano es contundente.

"Las dos, porque el club exige. Tenemos que clasificarnos para segunda ronda con un respeto ante todos los rivales (...) No han salido las cosas muy bien, pero tenemos la fe, las ganas, el sacrificio, el compromiso", aseveró.

A Fonseca le considera un "gran entrenador", dialogante, con las ideas claras y preocupado por hacer piña con el grupo, donde Quintero ha encajado rápidamente.

"Me he sentido como en casa. Tengo muy buena relación con Jackson Martínez, que me brindó un cuarto en su casa durante la fase de adaptación, con el capitán, Lucho, con Otamendi, los brasileños y los portugueses", expuso.

Para su acoplamiento contribuyó otro los colombianos que jugó hasta hace poco tiempo en el equipo luso, James Rodríguez, traspasado en junio al Mónaco a cambio de 45 millones de euros.

"Es un gran amigo mío. Hablamos de todo un poco. Cuando iba a venir al Porto me dijo que es un gran club y que estuviese tranquilo", recordó el talentoso futbolista, quien también es colega de selección de otros dos ilustres colombianos ex de los "dragones": Radamel Falcao García y Freddy Guarín.

"Espero estar en el Mundial de Brasil: Estamos muy contentos por la clasificación. Sabemos que tenemos que mejorar mucho como selección, aunque como grupo y personas humanas lo tenemos todo", indicó.

Ser cabeza de serie en el torneo le satisface, aunque alerta también que esa condición entraña "más responsabilidad y trabajo".

Al argentino José Pékerman, seleccionador colombiano, le tilda como "un gran entrenador" con mucha experiencia y muy acostumbrado a tratar con jóvenes jugadores.

"Me habla, me aconseja (...) No hay duda de que va a dar mucho al fútbol colombiano", pronosticó.

Nacido en el humilde barrio de San Javier de Socorro, en Medellín, Quintero debe su amor al fútbol a su tío, que le incitó a jugar desde que tenía siete años en la pequeña escuela que regentaba en el mismo barrio.

"Mi tío fue uno de los pilares. Crecí con la sangre de ser futbolista, él veía cualidades en mí, me decía que jugara adelante", recordó.

El entrenador Santiago Escobar, con el que coincidió en el Atlético Nacional y le enseñó la importancia de ser paciente, y el veterano futbolista Neider Morantes -ex compañero en el Envigado-, fueron otros dos referentes en su carrera, reconoció el futbolista.

Publicada por
EFE
Su voto: Ninguno (1 vote)
Compartir en facebookCompartir en twitterCompartir en my spaceAgregue a digg.com
Agregar comentario
Agregar comentario
Comentarios de facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad

Zona Comercial

Publicidad
Todos los derechos reservados Galvis Ramirez & Cia S.A. - 2014 - Bucaramanga - Colombia. Prohibida su reproducción total o parcial, sin autorización escrita de su titular. Términos y condiciones