Lunes 05 de Junio de 2017 - 12:01 AM

El final de una meritoria campaña del Atlético Bucaramanga

Atlético Bucaramagna cayó anoche 2-0 ante Millonarios y quedó eliminado de la Liga Águila, en los cuartos de final.
Colprensa / VANGUARDIA LIBERAL
Mediante el juego aéreo, Millonarios abrió el cerrojo defensivo del Atlético Bucaramanga.
(Foto: Colprensa / VANGUARDIA LIBERAL)
Colprensa / VANGUARDIA LIBERAL
Atlético Bucaramanga quedó eliminado en los cuartos de final de la Liga Águila I de 2017, luego de perder anoche 2-0 en calidad de visitante ante Millonarios. El cuadro ‘leopardo’, de la mano de Fernando ‘El Pecoso Castro’, consiguió elevar su rendimiento, después de un flojo inicio de temporada.
(Foto: Colprensa / VANGUARDIA LIBERAL)
Colprensa / VANGUARDIA LIBERAL
Atlético Bucaramanga fue inofensivo en ataque ante Millonarios. El cuadro ‘leopardo’ careció de movilidad, creatividad y generación de juego, para sorprender a los ‘embajadores’.
(Foto: Colprensa / VANGUARDIA LIBERAL)

Para un entrenador como Fernando ‘El Pecoso’ Castro, quien viene de la escuela de Carlos Bilardo, esa que tiene prohibido conceder permisos defensivos en los balones detenidos, tuvo que ser muy difícil asimilar que su escuadra, que cumplía al pie de la letra con el libreto táctico, durmiera en los minutos finales del primer tiempo.

Dos lanzamientos desde el tiro de esquina, enviados desde el mismo sector, dejaron al Atlético Bucaramanga al borde de la eliminación de la Liga Águila I de 2017 en el periodo inicial, y la carencia de volumen de ataque y creatividad en el complemento sentenciaron el naufragio ‘leopardo’ en la actual temporada.

El Atlético cayó anoche 2-0 en Bogotá ante Millonarios y dio un paso al costado en los cuartos de final de la competencia, luego de una loable reacción a mitad de certamen, de la mano del entrenador Fernando ‘El Pecoso’ Castro.

Lea también: Los nefastos 4 minutos del Atlético Bucaramanga que lo llevaron a perder 2-0 ante Millonarios

Quedó la sensación de que con poco, el estratega manizaleño hizo mucho. Sus pupilos deambulaban en la Liga y estaban en problemas con el promedio del descenso, pero bajo su mando tomaron el camino indicado y, con una alta dosis de sacrificio, orden táctico y pasajes de buen fútbol, sobre todo en casa, consiguieron ilusionar a la afición con una nueva semifinal.

Dolor de cabeza

Atlético Bucaramanga tenía controlado el partido. Aunque Millonarios era el dueño de la pelota, no podía superar el orden táctico y la seguridad defensiva del ‘leopardo’, salvo dos remates de Henry Rojas, que pasaron cerca del pórtico santandereano.

El elenco ‘amarillo’ pasaba con buena nota el primer periodo, pues conseguía igualar 0-0; pero dos errores de marca en lanzamientos de tiros de esquina tiraron por la borda el buen trabajo que cumplía.

Rojas, en el minuto 45, le puso la pelota en la cabeza a Andrés Cadavid, quien burló la marca del recién ingresado Dávinson Monsalve, que entró dormido a reemplazar al lesionado Jeison Palacios.

En el minuto 48, una vez más Rojas envió el centro al área y en esta ocasión el que cabeceó fue Duvier Riascos para vencer a Alejandro Otero, ante la pasividad de la zaga búcara.

¿Y el plan B?

Con el marcador abajo, Atlético Bucaramanga necesitaba cambiar el planteamiento para conseguir la igualdad; no obstante, el elenco ‘amarillo’ no tuvo respuestas, a diferencia de los otros encuentros donde fue de menos a más.

El plan A: aguantar y defender, funcionó hasta los 45 minutos en el primer periodo; pero llegaron los tantos azules en el agregado y el ‘leopardo’ se vio obligado a cambiar.

Sin embargo, el plan B: manejar la pelota y atacar, no estaba lo suficientemente codificado.

El ‘leopardo’ intentó pisar el campo adversario, pero no presentó los argumentos ofensivos para herir al ‘embajador’.

Sin volumen de ataque y creatividad, los orientados por ‘El Pecoso’ lucieron inofensivos, ante un cuadro ‘capitalino’ que administró la diferencia para asegurar su paso a las semifinales.

La base y los refuerzos

A partir de ahora, la tarea para el Atlético Bucaramanga es confeccionar un elenco que pelee con los suficientes argumentos en las finales.

Actualmente el plantel es muy corto y requiere de auténticos refuerzos que le brinden una mano a la base de jugadores.

‘El Pecoso’ Castro ya habló de sumar alrededor de 10 jugadores y desde ahora inicia la reestructuración nominal del Atlético, que busca los puestos de privilegio.

¿Por qué perdió el Bucaramanga?

Porque apostó por el orden táctico y la seguridad defensiva y se olvidó del manejo de la pelota y el ataque.

Porque Millonarios aprovechó dos errores defensivos, en cobros de tiro de esquina.

Porque los encargados de generar volumen de ataque fueron superados por los marcadores ‘azules’.

Porque Millonarios tomó el rol protagónico y superó al adversario en los 90 minutos.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Resultados deportivos
Liga
Torneo
Partidos
Tabla de posiciones
Publicidad
Publicidad