Miércoles 21 de Septiembre de 2016 - 06:12 PM

Irán eliminó por penales a Brasil del Mundial de Futsal en Bucaramanga

En el Coliseo Bicentenario de Bucaramanga, Brasil igualó con Irán 4-4 en el tiempo reglamentario. En los penales se impuso 3-2 y clasificó a octavos de final, en donde se enfrentará a Paraguay.
Fabián Hernández/Vanguardia Liberal
Irán eliminó por penales a Brasil del Mundial de Futsal en Bucaramanga
(Foto: Fabián Hernández/Vanguardia Liberal)

Los bumangueses fueron testigos  este miércoles en la noche de una de las más grandes sorpresas en la historia de los mundiales de fútbol sala: Brasil fue eliminado por Irán en los octavos de final, en la definición por penales.

Al Coliseo Bicentenario llegaron cerca de 3.500 personas para ver otro recital del conjunto suramericano, que en la fase de grupos anotó en 29 ocasiones y apenas recibió cinco tantos.

Sin embargo, los árabes tenían su propio plan. Maniataron a los brasileros y convirtieron lo que sería una fiesta para los suramericanos en una verdadera pesadilla.

Falcao se encargó de abrir la cuenta a los ocho minutos del primer tiempo. Luego, a los 12, el mismo Falcao, considerado el mejor jugador de futsal de todos los tiempos, en una maniobra preparada se encargó de poner el segundo para Brasil.

Irán se defendía como podía y buscaba aprovechar el contragolpe para hacer daño. Precisamente, en un error de Batería en la salida, Hossein Tayebi marcó el descuento para Irán antes del descanso.

Para el segundo tiempo, el conjunto asiático se tomó confianza y comenzó a buscar la igualdad por todos los medios. No obstante, Rodrigo marcó el tercero para Brasil, cuando más atacaba su rival.

Parecía que todo ocurriría según lo presupuestado, pero Irán no tenía planeado rendirse. Afshin Kazemi puso el segundo cuando faltaban nueve minutos y Ali Hassan Zadeh igualó las acciones a tres del final.

En el tiempo extra el portero Alireza Samimi cerró la puerta de Irán y evitó en varias oportunidades la caída de su arco.

Cuando todo parecía sentenciado para los penales, otra vez Falcao sacó su magia y puso el cuarto para los brasileros. Quedaban apenas 2 minutos y 44 segundos en el reloj y las posibilidades de Irán estaban casi agotadas.

No obstante, Mohammed Kesharavaz consiguió el milagro y el duelo tuvo que definirse en penales.

El villano de la película fue Ari, quien desperdició el segundo lanzamiento de Brasil. Suficiente para que los iranís se llevaran el triunfo y dejaran por fuera al vigente campeón del mundial.

Al final del encuentro Falcao señaló que este era el final de su carrera y los jugadores de Irán lo alzaron en brazos para despedir al más grande jugador de todos los tiempos de fútbol sala.

Publicada por
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad