Lunes 09 de Abril de 2018 - 08:16 AM

De promesa a realidad: la ascendente carrera del tenista santandereano Daniel Galán

Daniel Galán acumula tres victorias en igual número de partidos en Copa Davis. Su debut en el equipo colombiano fue el pasado mes de marzo en la serie ante Barbados.
Archivo /VANGUARDIA LIBERAL
De promesa a realidad: la ascendente carrera del tenista santandereano Daniel Galán
(Foto: Archivo /VANGUARDIA LIBERAL)

En septiembre pasado, cuando Colombia disputó el ascenso al Grupo Mundial ante Croacia en la Plaza de Toros la Santamaría (Bogotá), Daniel Galán presenció la derrota como invitado del equipo nacional a Copa Davis.

Casi siete meses después el bumangués de 21 años se echó el equipo al hombro como si fuera un veterano en las lides de este torneo y con dos puntos suyos, más uno del paisa Alejandro González, Colombia derrotó a Brasil por primera vez y ahora tendrá una nueva oportunidad de llegar al Grupo Mundial.

Vea también: Con dos puntos del Santandereano Daniel Galán, Colombia venció por primera vez a Brasil en la Copa Davis

“Fue un momento inolvidable. Desde que estoy en el tenis siempre he tratado de mantener los pies en la tierra y soñar con las cosas cuando, por mi trabajo, estoy cerca de lograr. Aunque me preparé muy bien para este reto de la Davis, la realidad que viví el fin de semana supera todo”, confiesa Daniel.

El tenista recuerda nítidamente cuando comenzó a empuñar la raqueta con aspiraciones serias y fue consciente desde entonces que no tendría un camino fácil, más allá de sus evidentes condiciones para el deporte. “Jamás he comido carne ni huevos. Soy vegetariano de nacimiento porque mis papás siguieron esta corriente por diversas razones de salud”, cuenta el bumangués.

Su condición le impuso un esfuerzo grande para encontrar la fuerza necesaria para poder competir en un deporte tan demandante físicamente.

“Los tenistas deben comer grandes cantidades de carne y proteína. Entonces siempre he tenido que ser muy juicioso para no ceder terreno en ese aspecto”, reconoce.

Carne de soya, aguacate, pasta, papas y yogur son los aliados de Daniel en los diferentes torneos que disputa.

Su proyección es una noticia grata para el tenis nacional y permite pensar que a mediano plazo el país podría tener nuevamente a un tenista dentro de los 100 mejores del mundo.

Lea también: Por primera vez un santandereano representará a Colombia en la Copa Davis

“Cuando lo conocí, lo primero que pensé era en todo el trabajo físico que ese muchacho delgado necesitaría para competir en un alto nivel -recuerda Felipe Berón, entrenador de Colsanitas-. Con una gran disciplina de su parte compensó sus falencias y hoy técnica y físicamente es un tenista de condiciones importantes”, complementa el hombre que dirigió a Santiago Giraldo en su mejor momento.

Galán es actualmente 257 en el ranquin ATP y, con los pies en la tierra, como el mismo enfatiza, podría acercarse este año al top-100.

“El recuerdo de la época en que acompañaba a mis hermanos (Sat, Rocío y Sandro) a los diferentes torneos de tenis y yo jugaba golpeando con la raqueta una pelota contra la pared, es algo que me reconforta cuando gano y cuando pierdo”, admite.

Por eso no es extraño que siempre la primera mención cada vez que tiene un micrófono por delante es la gratitud hacia sus padres y sus tres hermanos mayores.

El espigado muchacho de 1,91 m se graduó en Copa Davis con tan solo tres partidos disputados.

Ahora, como ha sido costumbre desde que decidió convertir el tenis en su proyecto de vida, seguirá trabajando duro y sin aspavientos durante estos meses.

Quiere llegar fortalecido en septiembre por el peso de la competencia y la experiencia ganada para ser fundamental en el sueño postergado de Colombia de alcanzar, finalmente, el Grupo Mundial.

Publicada por
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad