Publicidad
Dom Nov 19 2017
19ºC
Actualizado 07:08 pm
Miércoles 19 de Julio de 2017 - 12:01 AM

Los Alpes se presentan como los jueces del Tour

La ronda francesa ha reservado la alta montaña, en Los Alpes, para su tramo final, tras haber puesto en su menú puertos más cortos y explosivos, y con altitudes más moderadas.
Tomada : www.letour.com / VANGUARDIA LIBERAL
(Foto: Tomada : www.letour.com / VANGUARDIA LIBERAL)

El australiano Michael Matthews remató con doblete el trabajo del equipo Sunweb, con un sprint muy disputado que le llevó a la victoria en la decimosexta etapa, entre Le Puy-En-Velay y Romans-Sur-Isère, de 165 kilómetros, en la que Christopher Froome se mantuvo al frente de la general a las puertas de los Alpes.

Los Alpes son la última ocasión para los escaladores de sacar tiempo a Froome, que a los 18’’ que saca al italiano Fabio Aru, los 23’’ que tiene con el francés Romain Bardet y los 29’’ sobre Rigoberto Urán, suma la teórica diferencia que obtendrá en los 22.5 kilómetros de contrarreloj de la penúltima jornada el sábado en las calles de Marsella.

“Lo van a intentar. Tenemos que estar preparados para los ataques”, indicó el líder, tras declaraciones de Bardet y de Aru, que prometen guerra.

Pero el líder no se olvidó de Urán, y añadió: “resulta difícil elegir a un único rival. Pero si llegamos a la contrarreloj con estas diferencias, Urán es el más peligroso, creo que es después de mí el que mejor va en contrarreloj. Pero antes quedan dos etapas de montaña”.

Lo que viene

La etapa de hoy es un constante sube y baja que asciende a algunos de los ascensos míticos que han forjado la leyenda del Tour, la Croix de Fer (sus largas y tendidas pendientes), el Télégraphe (más corto y nervioso) y, sobre todo, el Galibier (con sus 11.7 km. al 6,9% de pendiente), la cima de esta edición a 2.642 metros sobre el nivel del mar, seguramente serán el escenario de una dura batalla por el título.

Pero cuando superen esa cota, los ciclistas deberán descender 28 km. más por la vertiente del Lautaret, una bajada técnica hacia Serre Chevalier, a 1.403 metros.

Y mañana será la última llegada en alto del Tour, en la estación de Izoard, un ascenso de 14.1 kilómetros con una pendiente media del 7.3%. Esa será la última oportunidad de los escaladores para tomarle tiempo de Froome.

Una etapa que se disputará el día de la fiesta nacional de Colombia, lo que puede dar ideas a los colombianos del pelotón para celebrar el día patrio y repetir lo hicicieron en el pasado Nelson Rodríguez (1994), Félix Cárdenas (2001) y Nairo Quintana (2013).

Publicada por
Sin votos aún
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad