Publicidad
Lun Nov 20 2017
20ºC
Actualizado 07:09 pm
Domingo 22 de Octubre de 2017 - 12:01 AM

Ahorre haciendo mercado

Entre el 63 % y 65 % de los alimentos que compran los colombianos se hace en estos lugares, superando a los almacenes de cadena y a los de grandes superficies. Aunque la compra a través de aplicaciones como Merqueo han venido también ganando espacios por la modalidad de llevar los productos a la casa.
Archivo /VANGUARDIA LIBERAL
En definitiva, el aspecto más importante es la organización de su compra y no comprar lo que no necesita.
(Foto: Archivo /VANGUARDIA LIBERAL)

Se calcula que un hogar en el país destina aproximadamente el 30% de sus ingresos a este tipo de compras, lo que para Fenalco se constituye en un exabrupto: “no puede ser que en Colombia los alimentos pesen tanto en el porcentaje de gastos, como si fuéramos una sociedad muy pobre que debe destinar el grueso de sus menguados presupuestos a la compra de comida”.

Ana Beatriz Pabón, especialista en finanzas personales, aconseja planear la compra del mercado con una lista, ir un mínimo de veces al mes y ser consciente de lo que realmente se necesita, es decir, tener claro qué productos son imprescindibles y cuáles se constituyen en un gusto o placer.

“Muchas veces las personas van a una tienda de barrio pensando en la economía pero muchas veces resulta más caro ya que en los supermercados se puede encontrar variedad y cantidad del mismo producto”, asegura Pabón.

Expertos de Old Mutual aseguran que los bonos que aparecen en las revistas de los supermercados, también son una buena opción para ajustar el presupuesto de las compras: “acumule los que más pueda y verá un significativo ahorro en su mercado mensual”, recomiendan.

Por su parte, el asesor financiero Ricardo Reyes asegura que una buena opción es comprar en plaza de mercado, ferias campesinas o similares, las frutas y verduras de temporada: “son más baratas, y puede reemplazar las que tradicionalmente usa por ellas”.

En definitiva, el aspecto más importante es la organización de su compra y no comprar lo que no necesita. Pero, ¿cómo gastar menos al momento de hacer mercado?. Según el programa de Educación Financiera de Fiduprevisora, la clave está en los hábitos para hacer el mercado.

Estos son algunos consejos para optimizar las compras.

1 . Hacer mercado una vez al mes, máximo una vez cada 15 días. Deben evitar al máximo las compras por impulso dentro del supermercado. Por medio de un papel o cartilla en la nevera con un lápiz o marcador borrable, se puede llevar el inventario del mercado tanto el perecedero (frutas, verduras) como el imperecedero (granos, enlatados). Cada vez que se agote un producto es necesario registrarlo en este inventario. Este sencillo ejercicio tendrá un impacto positivo en la economía familiar. Si no llevan este tipo de registro, es posible tener el riesgo de entrar consecutivamente al supermercado y comprar productos innecesarios, afectando el bolsillo.

2 . Agendar un día fijo para ir sin afán. Hacer mercado con suficiente tiempo y concentrado en la compra, permite evaluar mejor los productos, marcas, precios y ofertas. Cuando se tiene que comprar un producto con urgencia no se toma en cuenta precio ni tendrán tiempo de buscar una oferta.

3 . Buscar ofertas limitadas. Cuando vean un letrero en el supermercado donde anuncien rebajas y sólo permitan adquirir un número máximo de artículos, ahí deben aprovechar. Es probable que no muy pronto vuelvan a ver esos productos a un precio similar. Cuando aparecen estas ofertas, es una señal que están vendiendo los productos al precio en que el proveedor los vendió (costo) o incluso más barato por temas de alto inventario y fecha de vencimiento. Los supermercados o tiendas de grandes superficies fijan límites por temor a que los comercios pequeños compren su inventario a precio ganga y lo revendan más caro, pero este no sería el caso, así que ¡a aprovechar!

4 . Investigar el precio de 12 productos. Compren un pequeño cuaderno (recuerden registrarlo en su presupuesto personal como imprevisto o compra no planeada) y exploren su nevera, congelador y despensa para averiguar cuáles son los 12 productos que consumen con mayor frecuencia. Para muchas personas esta lista incluiría huevos, leche, jugo, arroz y pan. Luego escriban el nombre de cada artículo en la parte superior de una página. Lleven este cuaderno siempre que vayan de compras, y cada vez que adquieran alguno de esos artículos, anoten el precio. También es válido anotarlo cuando vean que están de oferta esos productos. No pasará mucho tiempo para que se den cuenta cuándo ignorar las ofertas y en qué casos deben esperar a que aparezca una realmente buena. Ya sabiendo organizar sus gastos, es vital saber también detectar una oferta de un precio bueno, uno abusivo o uno “maquillado”. Es claro que un supermercado grande puede tener en venta 20.000 artículos o más, pero si pueden encontrar solo 12 que tengan rebajas considerables se ahorrarán una suma significativa.

5 . Obtener y verificar la tarjeta de cliente frecuente. Muchos supermercados ofrecen tarjetas de cliente frecuente para obtener puntos o descuentos espontáneos. Por lo general ya no entregan tarjetas físicas, con solo el número de cédula se puede acceder cada vez que se registre la compra en las cajas de pago. Esta puede ser una buena alternativa para conseguir buenas ofertas.

6 . Explorar la ubicación de los productos. Mientras recorren los pasillos del supermercado, observen bien los estantes o mostradores de abajo y de arriba. Los distribuidores o proveedores pagan tarifas preferenciales o incentivos para que sus productos se exhiban en la zona central o “zona caliente”, con el fin de aumentar y facilitar la visibilidad de los compradores. Pero, adivinen quién paga finalmente este sobrecosto, claramente nosotros los consumidores. Por lo tanto, el consejo es que recuerden revisar que hay arriba y abajo, pues los productos que están ubicados en estas zonas tal vez sean más económicos manteniendo una calidad similar.

Publicada por
Sin votos aún
Etiquetas:
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad