Viernes 20 de Abril de 2018 - 12:01 AM

Ajiaco, una sopa con sabor a Colombia

La gastronomía típica hace parte de la identidad colombiana. Si hay una comida que nos representa y que además es un referente cultural es el ajiaco, una de las sopas más tradicionales. Cocinarte lo invita a conocer la historia de este infaltable plato en las mesas de todo el país.
Thinkstock / VANGUARDIA LIBERAL
Ajiaco
(Foto: Thinkstock / VANGUARDIA LIBERAL)

Más que una sopa preparada con pechuga de pollo y papa, al ajiaco es un plato que ha acompañado durante siglos la cocina latinoamericana. Su origen en Colombia se atribuye a los Muiscas que habitaban Bogotá y Cundinamarca, quienes se caracterizaron por realizar preparaciones con maíz.

“Esta comunidad preparaba una sopa compuesta por papa, cebolla y maíz, que después incluyó ingredientes provenientes del viejo continente como el pollo, la crema de leche y las alcaparras” explica Juan Gabriel Becerra, cocinero y pastelero formado en el Instituto Superior Mariano Moreno, en Bogotá.

Expertos en preparar esta sopa, afirman que su historia es tan compleja como su misma preparación y que son múltiples las recetas existentes. Pero la consolidada en el siglo XX, que es la que hoy se conserva y se rige como una identidad gastronómica de Bogotá, contiene guascas, tres tipos de papa, mazorca, pollo desmenuzado, cilantro picado, crema de leche y, por supuesto, sus complementos: el aguacate y las alcaparras.

“En el país existen tres tipos de ajiaco, el ya nombrado ajiaco santafereño; el boyacense, constituido por huesos carnudos, carne de res, cebolla cabezona y larga, ajo, cilantro, perejil, papa criolla, arracacha, plátano, papa pastusa y arveja; y el santandereano, muy similar pero que además incluye zanahoria”, agrega el chef.

Si bien, los sabores de este plato en Colombia son la unión de la herencia española, con la sazón e ingredientes nativos, su presentación en la mesa es la que más da cuenta del legado Muisca, ya que se sirve en una cazuela de barro negra.

Otros sabores

A pesar de su origen, este plato se ha adaptado a diferentes comunidades latinoamericanas, como lo son la peruana, la chilena y la cubana. “Siendo este plato típico el mismo en estos países, existe una variabilidad en los condimentos y la preparación. Por ejemplo, en Chile se prepara con ingredientes muy parecidos a los bogotanos, y resalta por la fusión de sabores como el orégano y comino”, dice este docente  de Asip - escuela de cocina y gastronomía.

El cubano, que es el más conocido en el mundo, solo se parece en su espesor, ya que incluye ingredientes como las carnes de res y cerdo que reemplazan el pollo, además de llevar maíz, diferentes tipos de malangas, ñame, plátanos maduros y el toque picante del ají.

Cocinarte lo invita a preparar este delicioso plato, fácil de hacer en casa:  http://cocinarte.co/recetas/ajiaco-santafereno/

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Detalles para una boda de ensueño
Foto: Luis Soto/ Cortesía Son muchos los detalles que se deben tener en cuenta a la hora de organizar una boda. Por ello, Revista Novias te trae...
Publicidad
Publicidad