Publicidad
Mar Dic 12 2017
20ºC
Actualizado 06:23 am
Lunes 25 de Septiembre de 2017 - 11:03 AM

Cómo escoger alimentos de calidad

En Bucaramanga, cerca del 58% de la población padece sobrepeso u obesidad, al tiempo que el 37,5% sufre de hipercolesterolemia (colesterol alto) y el 19,5% de hipertensión arterial, según una investigación realizada por el Grupo Éxito.
Banco de Imágenes
Un estudio reciente encontró que los bumangueses no están comiendo suficientes frutas y presentan unas cifras elevadas de colesterol alto y obesidad: ¿estarán escogiendo de forma poco acertada los alimentos? ¿Revisan la tabla nutricional?
(Foto: Banco de Imágenes )

El estudio, que preguntó por los hábitos alimenticios en las principales ciudades del país, encontró una de las razones por las cuales tenemos las preocupantes cifras antes mencionadas: los bumangueses -en compañía de los caleños, paisas y samarios- no consumen frutas. En su caso, el 90% de los encuestados manifestó que no las come. 

Al parecer, no nos estamos nutriendo bien y una de las causas puede ser que no se saben escoger los alimentos: no se lee la tabla nutricional y se prefieren las comidas procesadas a las orgánicas, así como los dulces a las frutas y las grasas a las verduras. 

Gabriel Gómez Morales, director médico regional del área de nutrición en Abbott, entrega algunos consejos para saber cómo elegir los alimentos adecuados:

Leer las etiquetas de información nutricional: familiarizarse con los tipos de alimentos que se desean consumir: “para llevar una alimentación saludable, es necesario mantener un equilibrio entre lo que el cuerpo necesita y lo que se ingiere”, recomienda Gómez. 

Cuando el porcentaje de concentración de un nutriente es superior al 10%, es una buena fuente, si es mayor del 20%, significa que el producto es excelente fuente del mismo. Con la información nutricional el consumidor puede hacer elecciones informadas de acuerdo a sus necesidades.

Revisar sellos de calidad y evidencia científica: es importante asegurarse de que la empresa que fabrica el producto está calificada para hacerlo y cuenta con las aprobaciones de las autoridades competentes. Adicionalmente, identificar evidencia científica que avale la calidad del producto y sus beneficios nutricionales, es una señal de que se trata de un producto que vale la pena obtener. 

Asegurarse de que los productos se adapten a las necesidades: hay que revisar cómo se prepara, las recomendaciones sobre la frecuencia de consumo, las sugerencias adicionales y, por último, las advertencias y contraindicaciones, en caso de que existan. “Si se está tomando algo para aumentar la energía, los efectos aparecen casi al instante. Si lo que se busca es aumentar masa muscular, esto tomará más tiempo”, afirma Gómez. Un buen producto proporciona un nivel balanceado de macronutrientes (proteína, carbohidratos, grasas) y micronutrientes (vitaminas y minerales). Ingerir un poco de todo es la clave para una buena alimentación.

Conocer cómo llegaron allí: cuando se trata de productos manufacturados, por ejemplo alimentos y bebidas envasadas, es necesario asegurarse de que la empresa que los produce y sus proveedores, desde los que proporcionan materia prima, hasta los que lo distribuyen, se adhieren a los estándares internacionales de calidad. Cuando llegan artículos por canales no autorizados y se comercializan, la mayoría de las veces se convierten en un grave riesgo para la salud de las personas porque nadie puede asegurar que los contenidos no estén adulterados y que su control haya sido el adecuado durante el transporte. 

Por su parte, la nutricionista Isabel Carmona, coordinadora de nutrición del Grupo Éxito, explica cómo leer una tabla nutricional:

Porciones y medidas caseras: el tamaño de la porción declarado en la tabla de información nutricional está expresado en medidas caseras como taza, cuchara, etc. seguido por su equivalencia en gramos (g) o mililitros (ml). Es importante tener claro que la información nutricional de la tabla corresponde a lo que aporta una porción del alimento o producto. Es decir, si el consumo excede la porción declarada, el aporte nutricional será mayor. Se debe revisar siempre cuál es la porción recomendada, para evitar consumir más de las calorías recomendadas. 

Contenido energético: las calorías proporcionan una medida de cuanta energía aporta una porción del alimento y cuantas de esas provienen de la grasa. En el mercado se pueden encontrar alimentos con menor contenido de calorías, este tipo de productos declaran en su etiqueta ser libres, bajos, muy bajos o reducidos en calorías. 

Nutrientes que pueden significar riesgo: el consumo en exceso de grasa total, grasa saturada, grasa trans, colesterol, sodio y azúcares puede significar un riesgo para la salud, por esto lea la etiqueta y elija alimentos que aporten menos nutrientes de riesgo. Un buen indicador es seleccionar aquellos productos que aporten menos del 5% del valor diario de grasa total, saturada, colesterol y sodio, cero grasas trans y menos de 10 gramos de azúcar por porción.  

Nutrientes positivos: el consumo adecuado de proteína, fibra, vitamina A, vitamina C, calcio y hierro se ha relacionado con el mantenimiento de la salud y algunos de ellos con la prevención de enfermedades, es importante que elegir alimentos que declaren “alto”, “rico en”, “excelente fuente, buena fuente o fuente de”, “proporciona”, “contiene o con”, enriquecido o fortificado con este tipo de nutrientes, o que aportan más del 10% del valor diariopara cualquiera de estos nutrientes.

Cómo interpretar el valor diario: es el porcentaje del requerimiento diario del nutriente que nos aporta la porción del producto, es decir, si un alimento o producto declara un 20% del valor diario para el contenido de sodio, significa que el consumo de una porción de ese alimento cubre el 20% de la recomendación diaria para ese nutriente. 

Publicada por
Contactar al periodista
Sin votos aún
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Pavo en salsa de frutos secos y dátiles
Una deliciosa receta que combina el sabor del pavo y los frutos secos.
Publicidad
Publicidad