Jueves 08 de Marzo de 2018 - 09:01 AM

Conozca a las santandereanas creadoras de 'Las Igualadas'

Tras el éxito de los videos de ‘Las igualadas’ está el arduo trabajo de una abogada santandereana experta en temas de género, que ha dado la pelea para que se reconozcan los derechos de las mujeres, y una comunicadora social de Norte de Santander que pone la cara a la conciencia de género.
Mariángela Urbina/VANGUARDIA LIBERAL
El equipo creador de Las Igualadas: la nortesantandereana Mariángela Urbina, la abogada santandereana Viviana Bohórquez y Juan Carlos Rincón, editor de opinión de El Espectador.
(Foto: Mariángela Urbina/VANGUARDIA LIBERAL)

Que movemos mucho las manos. Sí. Que hacemos muchos gestos con el rostro. Sí. Poreso somos buenas para la ironía. Dos de las creadoras de ‘Las Igualadas’, la abogada santandereana Viviana Bohórquez y la comunicadora social de Norte de Santander, Mariángela Urbina, lo demuestran. Que tenemos fama de bravas. Sí, ellas lo reconocen.

Las dos, Bohórquez desde el activismo legal -su trabajo ha promovido los avances en materia de acoso escolar y legalización del aborto en tres causales que aprobó la Corte Constitucional- y Urbina desde el periodismo, están de acuerdo en que a las mujeres santandereanas -no a todas, pero “cría fama y échate a dormir” dice el dicho-, nos gusta hablar recio, fruncir el ceño y confrontar a quien sea, al que se ponga.

Pero de eso se trata la “fama”: suele ser muy diferente de la realidad.

Santander es el departamento con mayor número de casosde violencia contra la mujer.

Además, el año pasado se reportaron más de 4 mil casos de maltrato contra las mujeres en el departamento.

En el país, cada tres días es asesinada una mujer y a diario se producen 55 casos de violencia sexual.

Nació en Bucaramanga, es feminista, abogada de la Universidad Autónoma de Bucaramanga y candidata a doctora en Derecho de la Universidad de los Andes.

“Tenemos que empezar a denunciar y exigir con mayor vehemencia esa misma voz brava que nos caracteriza y poner fin a tanta violencia. Para eso hay que salir de manera masiva a contar todas las injusticias que vivimos las mujeres en la vida cotidiana",explica.

Este mes cumplen un año de su nacimiento. Las Igualadas busca establecer un diálogo con las mujeres y hombres que las ven, eso sí, con un toque de ironía.

“El humor y la ironía ayudan a mostrar otras perspectivas de la violencia contra las mujeres, pero hacerlo es difícil. Desde 'Las Igualadas' intentamos trabajar en un lenguaje sencillo, pero directo. La idea es transmitir la mayor cantidad de información de la manera más breve y simple posible, para que llegue a toda clase de público", explica Viviana Bohórquez Monsalve.

La idea es que las mujeres se empoderen y que la fama de bravas de las santandereanas sea sinónimo de mujeres que luchan por sus derechos. 

Pues sí, muy "igualadas"

En vivo y en directo, Mariángela Urbina Castillo es así como se ve en video: firme, pero tranquila. Mariángela es la única hija de una familia llena de hijas únicas: “mi bisabuela tuvo una única hija que fue mi abuela y ella tuvo una única hija que fue mi mamá y mi mamá tuvo una única hija que fui yo. Y todas tuvieron unas historias de amor con hombres bien particulares.

Todas criaron solas a sus hijas y todas son unas matronas. Mi mamá es cucuteña, pero el resto de mi familia es de Ocaña. Veía en mi familia que había una serie de ideas en la cabeza de estas mujeres que podían estar haciéndoles daño”. 

Mariángela quería escribir. El periodismo es su pasión. Vivió nueve meses en Chicago y allí empezó a entender que se podía hablar de temas de género de forma interesante para las personas, menos académica. Sin olvidar que se trata de visibilizar la situación que viven las mujeres y qué pueden hacer. 

¿Y pueden realmente los videos incidir para que la situación de la mujer cambie?

“La importancia de hacer ese tipo de periodismo de género a través de Youtube es llegar a un público que de otra manera no llegaríamos.

Hace quince años a una mujer le pegaban y eso no era titular en ninguna parte. Ahora lo es. Y lo es porque cada vez los temas de género son protagonistas de la prensa”. 

¿Cómo lo reciben las jóvenes, cada una con sus expectativas y creencias? 

“Tenemos un grupo de 12 mil mujeres en Facebook con distintas creencias, incluso religiosas, y aunque tienen debates entre ellas, el punto en común es ‘yo tomo mis propias decisiones, yo decido cuánto me involucro’ y ese es un paso enorme”. 

El profesor Jordan Peterson, de la Universidad de Toronto, dice que ahora todo es culpa de los hombres y eso es un problema. ¿Podría tener algo de razón?

A algunos hombres a los que les molesta que las mujeres hablemos de igualdad no han entendido todavía que tienen una deuda histórica. No buscamos culpar a nadie. Estamos haciendo consciencia de una serie de dinámicas de la vida cotidiana, laboral y pública que nos han puesto en una situación de desigualdad y que nos han hecho daño de una u otra manera.

En las redes sociales existe algo llamado ‘haters’: personas dedicadas a odiar. ¿Cómo le va con ellos?

“Las redes sociales son un reflejo de la violencia que vivimos todos los días. Los espacios en los que estamos 'Las igualadas' demuestran por qué tenemos que existir. Una vez me escribieron ‘Feminazi insolente, tiro en la frente’.

En un video que hicimos que se llamó ‘Manoseo en transmilenio’ me escribieron ‘la próxima vez que te vea voy a invitar a cuatro amigos y te vamos a violar para que aprendas a quejarte de algo y no de cualquier estupidez’.

El hecho de que sea violencia digital no lo hace menos violento. No es el caso de todos. Algunos hombres han comprendido que podrían estar haciéndolo mal, pero quieren mejorar. 


¿Sobre qué podemos hacer conciencia las mujeres? Particularmente, las santandereanas.

“Las santandereanas decimos: ‘yo me sobrepongo a los problemas, me dejaron con mis hijos, pero yo me la rebusco’, pero cómo están quedando en este proceso. Lo primero es reconocer que somos vulnerables, es el paso que tenemos que dar.

Saber que no tenemos que decir ‘tengo el matrimonio perfecto’, cuando este ‘man’ me está cascando hace diez años.

Con el “metoo” nos sentimo identificadas. Podemos decir “no estoy sola en este proceso”.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Traje de baño, el mejor outfit de verano
Visitar algún destino paradisiaco se convierte en uno de los planes perfectos para disfrutar en vacaciones. Un despliegue de actividades por...
Publicidad
Publicidad