'Carrusel' de contratos en Floridablanca por $22 mil millones | Noticias de santander, colombia y el Mundo

Domingo 01 de Mayo de 2011 - 09:02 AM

'Carrusel' de contratos en Floridablanca por $22 mil millones

La Alcaldía de Floridablanca gastó $22 mil millones en obras de mantenimiento de las redes de acueducto y alcantarillado del municipio, cuando tales trabajos los realizan usualmente sin costo para la administración las entidades de servicio público domiciliario.
(Foto: Archivo/VANGUARDIA LIBERAL)

El destituido alcalde de Floridablanca, Eulises Balcázar Navarro, suscribió, entre julio de 2009 y noviembre de 2010, cinco convenios interadministrativos donde se ordenaba la ejecución de estas obras con la Empresa de Acueducto y Alcantarillado de San Gil, Acuasan.

Es decir, el entonces mandatario prefirió contratar con una entidad localizada a 100 kilómetros de Floridablanca, que solicitarle a la Empresa Pública de Alcantarillado de Santander, Empas, y al Acueducto Metropolitano de Bucaramanga, AMB, la ejecución de los trabajos que de acuerdo con el artículo 28 de la Ley 142 de 1994 (de servicios públicos domiciliarios), deben ser adelantados "por obligación" por estas entidades.

Para el manejo de los $22 mil millones se recurrió a la modalidad de convenio interadministrativo, figura que no exige convocar a una licitación pública para el manejo transparente del dinero.

Pero estas no son las únicas irregularidades. Existe una denuncia ante la oficina de la fiscala General de la Nación, Viviane Morales, por sobrecostos en la ejecución de las obras.

Al respecto, líderes comunales de Floridablanca denunciaron que muchas obras registran atrasos y en algunos casos no se han iniciado.

Como si fuera poco, los convenios fueron elaborados con condiciones extremadamente favorables para los contratistas, es decir, en muchas ocasiones la utilidad por hacer la obra casi alcanza el 50% del valor presupuestado.

¿Quién responde?

El gerente actual de Acuasan, Héctor Vargas, aseguró que lleva dos semanas en el cargo y que aún no conoce en detalle los convenios suscritos con Floridablanca.

A su turno, el exgerente de Acuasan, Andrés Ordóñez Plata, quien firmó tres convenios con Floridablanca, aseguró que no hay irregularidades en los contratos.

"En Acuasan está toda la documentación. Lo que sí pude percibir es que en Floridablanca había desorganización. Tampoco considero que exista sobrecosto en los contratos", precisó.

Vanguardia Liberal intentó conocer el punto de vista del también exgerente de Acuasan, Roque Alirio Martínez, quien también suscribió convenios con Floridablanca, pero no atendió las llamadas reiteradas de esta redacción.

Cabe advertir que estos convenios fueron firmados por el entonces alcalde de Floridablanca, Eulises Balcázar Navarro, con el aval del asesor de Planeación, Fredy Peña, el secretario de Infraestructura, Raúl Eduardo Cardozo y el jefe de la oficina de Contratación, Carlos Alberto Monsalve.   

Al teléfono celular del exalcalde de Floridablanca, Eulises Balcázar  Nava-rro, se hicieron más de siete llamadas sin que en ninguno de los intentos se obtuviera respuesta, para que se pronunciara sobre la denuncia.

Al respecto, Fredy Peña señaló que también ha intentado comunicarse con Balcázar Navarro, para que entregue explicaciones sobre la contratación de Acuasan y tampoco ha obtenido respuesta.

Vanguardia Liberal investigó y explica al detalle las irregularidades del carrusel de contratos.

No encuentran documentos

Entre julio de 2009 y noviembre de 2010 la administración de Eulises Balcázar Navarro suscribió cinco contratos interadministrativos con Acuasan, con el fin de "adecuar, reponer, construir y mejorar la red de acueducto, alcantarillado sanitario y pluvial para el sector urbano y rural del municipio de Floridablanca".

Acuasan suscribió 33 contratos de obra (cuya relación reposa en esta redacción), que a su vez debían tener 33 contratos de interventoría, para un to-tal de 66 procesos contractuales, cada uno de los cuales, según la ley, debe tener una carpeta con sus soportes, como acta de inicio, entre otros.

Tales documentos no aparecen en los archivos de la Alcaldía de Floridablanca, así lo denunció el secretario de Planeación de Floridablanca, Óscar Javier Vanegas, al advertir en un debate en el Concejo que "no hay soportes de los contratos de Acuasan. No hay carpetas con cada contrato, me ha tocado empezar a adivinar porque con el concurso de Acuasan no se puede contar...".

Tal afirmación la respalda la Oficina de la Asesora de Contratación de Floridablanca, que en un informe explicó que "no existe en la dependencia la secuencia de toda la documentación que hace parte de los procesos contractuales de Acuasan. Faltan documentos en las carpetas. La información poco a poco se ha solicitado, pero es muy difícil con Acuasan...".

Al respecto, el exgerente de Acuasan, Andrés Ordóñez Plata, quien firmó tres convenios, aseguró que en Acuasan están los soportes de los contratos. "...Lo que pude percibir, en ese entonces, es que en la Alcaldía de Floridablanca había un desorden y tal vez esa sea la razón por la que no aparezcan documentos".

Sin embargo, el exasesor de Planeación de Floridablanca, Fredy Peña, ratificó que los documentos están en Acuasan y agregó que son falsas las afirmaciones de la actual administración en cuanto a la pérdida de documentos.

Hablan empresas de servicios públicos 

Uno de los puntos más escandalosos de esta millonaria contratación recae en que la Alcaldía de Floridablanca gastó $22 mil millones en recursos que empresas de servicios públicos realizarían sin costo para la administración.

Así lo advierte el Coordinador de operación de infraestructura de la Empas, Pedro Muñoz La Espriella, quien le aseguró a Vanguardia Liberal que su entidad es la encargada del mantenimiento y reposición de redes de alcantarillado, porque para eso pagan los usuarios una tarifa para estos trabajos.

Incluso, el Funcionario se lo aclaró a la entonces administración de Eulises Balcázar Navarro, quien hizo caso omiso.

"Nos reunimos con el entonces Secretario de Infraestructura de Florida-blanca para preguntarle el por qué del acuerdo con Acuasan si las redes de alcantarillado eran nuestra competencia. Ellos nos respondieron que esas obras se realizarían en virtud de un convenio, eso fue básicamente los que nos expresaron...".

En este sentido también se pronunció el jefe de distribución del Acueducto Metropolitano de Bucaramanga, AMB, Wilson Almeida, quien explicó que, "la labor del acueducto es la de encargarse del mantenimiento, adecuación y reparación de sus redes públicas del acueducto", y agregó que "los municipios no deben asumir los gastos que tengan que ver con este tipo de labores".

Con esta afirmación coincide el jefe de diseño e interventorías de la AMB Miguel Barajas, quien aseguró que la empresa se enteró coincidencialmente de los convenios.

"A nosotros no nos hicieron una notificación sobre los convenios con Acuasan, nos enteramos porque nos encontrábamos haciendo unos trabajos de mantenimiento de redes de acueducto en las mismas zonas que ellos estaban interviniendo el alcantarillado. Esta no es una situación que genere preocupación a la AMB, porque no han tocado las redes de acueducto que son las que nos competen...".

Al respecto, el exasesor de Planeación de Floridablanca, Fredy Peña, dijo que el "municipio es autónomo para decidir en qué invierte los recursos de saneamiento básico en donde considere que debe hacerlo...".

Pagos muy favorables para contratistas

Los contratos con Acuasan quedaron redactados en condiciones muy favorables para los contratistas. ¿Por qué? En todo contrato de obra se estipula un porcentaje para cubrir gastos administrativos, imprevistos y las utilidades. Este rubro lleva la sigla de AIU.

Algunos convenios con Acuasan establecieron un porcentaje de AIU del 41,7%, es decir, en algunos casos la administración, imprevistos y utilidad de los contratistas casi alcanza el 50% del valor total del contrato. En otros con-tratos el A.I.U. fue estipulado en 38%.

Vanguardia Liberal obtuvo información de las empresas de servicios públicos domiciliarios del área metropolitana de Bucaramanga, que suscriben idénticos contratos a los de Acuasan, donde el AIU promedio se establece entre el 18% y el 30%.

"Una AIU del 41,7% es desproporcionado. Más si se tiene en cuenta que los contratos llegan a los $22 mil millones, porque entre más altos son los gastos de la obra se reduce el AIU", expresó un experto en este tipo de contratos a Vanguardia Liberal.

Al respecto, el ingeniero Florentino Rodríguez Pinzón, presidente de la Sociedad Santandereana de Ingenieros, aseguró que el promedio del pago de AIU está en la región entre el 32% y 35%. "Tener un AIU superior, como un 41,7% es alto y necesario revisarlo con lupa", precisó.

El exgerente de Acuasan, Andrés Ordoñez Plata, dijo que no tiene nada qué decir frente al AIU, ya que este campo "le compete a los ingenieros y la Oficina de Planeación".

A su vez, el exasesor de Planeación de Floridablanca, Fredy Peña, explicó que "la AIU en los contratos no es exagerada. Además, Acuasan fue la entidad que elaboró los contratos. Uno no puede decir que el AIU es alto o bajo, lo que el municipio quería era que se realizaran unas cantidades de obra en los contratos".

Sobrecostos en materiales

Las cuentas por la reposición de redes de acueducto y alcantarillado con Acuasan registran, en su letra menuda, presuntos sobrecostos e inexactitudes en las cantidades de obra reportadas por los contratistas a la Alcaldía de Floridablanca.

Así lo denunció la veedora Oliva Quintero Ríos, quien denunció ante la Fiscalía General de la Nación, con registro de cotizaciones, sobrecostos en la compra de tubería para las obras de acueducto y alcantarillado, que en algunos casos alcanzan el 300% de sobrecosto.

Por citar un ejemplo, en el contrato N° 110-2009, del convenio 2009-897, por un valor de $993 millones 328 mil para reposición de alcantarillado en el barrio Ciudad Valencia, en una relación de suministro e instalación de tubería PVC (rangos D=200, D=250, D=315, D=400, D=450, D=500, D=600 y D=700) se estableció un valor de $308 millones 333 mil. No obstante, una cotización (en poder de Vanguardia Liberal) que establece los mismos materiales, de igual calidad, cantidad y especificaciones técnicas, de uno de los proveedores y almacenes más reconocidos de la región estableció que estos materiales tiene un valor de $80 millones 560 mil, es decir, 227 millones 773 mil menos de lo que pagó la Alcaldía de Floridablanca.

Otra caso hace referencia al contrato N°017-2010 convenio 1189-09, por un valor de $1.392 millones 276 mil para reposición del alcantarillado del barrio la Cumbre, donde se registra otro presunto sobrecosto. En una relación de suministro e instalación de tubería PVC (rangos D=200, D=250, D=315, D=400, D=450, D=500, D=600 y D=700) se estableció un valor de $520 millones 450mil. Sin embargo, una cotización (en poder de Vanguardia Liberal) que establece los mismos materiales, de igual calidad, cantidad y especificaciones técnicas, de uno de los proveedores y almacenes más reconocidos de la región estableció que estos materiales tiene un valor de $114 millones 800 mil, es decir, $405 millones 650 mil menos de lo que pagó el Municipio. Estos casos son investigados por la Fiscalía.

Sobre el tema, el exasesor de Planeación de Floridablanca, Fredy Peña, in-dicó que el tema de los sobrecostos no es responsabilidad de Floridablanca y que este proceso recayó en Acuasan.  

Deficiencias técnicas de las obras

Los problemas de los contratos de Acuasan no se suscriben sólo a sobre-costos. El actual secretario de Planeación de Floridablanca, Óscar Javier Vanegas, denunció el pasado 14 de marzo, en una sesión del Concejo cuyas memorias reposan en esta redacción, que algunos convenios se hicieron más con afán de contratar que con el interés de adelantar una obra de calidad técnica.   

"...Usted puede montar unos andenes en un día, pero elaborar un proyecto de acueducto requiere de unos estudios, estimar unas necesidades y unos diseños hidráulicos o de alcantarillado. Tales estudios no aparecen. Estas obras no fueron radicadas en el Banco de Proyectos. Pero hemos encontrado situaciones ilógicas, por ejemplo, contratos para construir acueductos donde ni siquiera había disponibilidad de la concesión agua por parte de la autoridad ambiental, caso de la vereda la Judía de Floridablanca...".

El Funcionario aseguró que estas irregularidades se presentaron porque "no hubo proyectos fundamentados y sencillamente del afán de contratar, presumo, se estimaron unas cantidades de obra a la loca. Digo a la loca porque en algunos contratos no concuerdan la cantidad de obra realizada en realidad...".

Vanguardia Liberal pudo establecer que para invertir los $22 mil millones en obras se radicó un único proyecto, que contiene sólo seis páginas con generalidades sobre la reposición de acueductos y alcantarillados. El documento carece de especificaciones técnicas, planos de las obras a ejecutar, licencias de las autoridades ambientales, entre otros importantes documentos que exige la ley.   

El líder comunal de la vereda la Judía, Evelino Saavedra, aseguró a Van-guardia Liberal que los trabajos de adecuación del acueducto están paraliza-dos. "Trajeron 10 bultos de cemento, hicieron unos trabajos a medias y no han vuelto a terminar el trabajo desde hace ya mucho tiempo".

El exgerente de Acuasan, Andrés Ordóñez Plata, explicó que los aspectos técnicos de los contratos no "eran responsabilidad de Acuasan. Esta labor le correspondía a la Alcaldía de Floridablanca. Así quedó en los convenios".

No obstante, el exasesor de Planeación de Floridablanca, Fredy Peña, afirmó todo lo contrario. "Nuestra responsabilidad era girar los recursos y ellos contrataban las obras. Los aspectos técnicos no tenían que ver con Floridablanca, sino con Acuasan...".

La comunidad se queja de las obras

Vanguardia Liberal contactó a los presidentes de las Juntas de Acción Comunal de barrios que aparecen incluidos dentro de los contratos que firmó la Alcaldía de Floridablanca con Acuasan.

Uno de esos es el barrio Villabel, que figura como beneficiario en dos con-tratos que hacen referencia a la reposición de alcantarillado.

El primer contrato con fecha del 6 de enero de 2010 está pactado por un valor de $1.485 millones y tiene fecha límite de entrega de la obra el 6 de julio de 2010; el segundo contrato tiene un valor de $692 millones y figura con fecha de inicio de 9 de diciembre de 2010 y tiempo límite de entrega de 7 meses.

Sin embargo, el Presidente de la Junta de Acción Comunal de ese barrio, Raúl Torres Landínez, manifiesta que no se han iniciado las obras, "nada se ha llevado a cabo. Aunque el año pasado tenían que empezar a arreglar el alcantarillado,  no se ha hecho ninguna obra".

El caso del barrio Ciudad Valencia, que figura como otro de los beneficiarios de dos contratos con Acuasan, no es muy diferente. Aunque para esta comunidad sí se iniciaron las obras de reposición de alcantarillado, casi un año después de la fecha límite de entrega aún no han sido concluídas.

El primer contrato fechado el 3 de agosto de 2009 por un valor de $993 millones, tiene un plazo máximo de entrega de 5 meses y hace referencia a la reposición de alcantarillado; el segundo contrato fechado el 6 de enero de 2010 por un valor de $1.784 millones, fija como  tiempo límite de entrega seis meses. Los dos contratos están en veremos.

En esta ocasión el presidente de la Junta de Acción Comunal de Ciudad Valencia, Néstor Alexander Bohórquez, señaló que, "a nosotros nos iniciaron unas obras con el convenio de Acuasan, pero la mayoría quedaron incompletas. El acuerdo dice que toda empresa prestadora de servicios que intervenga una calle debe dejarla como estaba. Ellos arreglaron el alcantarillado pero no las calles. Ya puse eso en conocimiento de la Controlaría y de la Procuraduría".

Cabe advertir que la actual administración reconoció que hay fallas en los contratos de Acuasan al tiempo que admitió que carece de personal para revisar con lupa los trabajos ejecutados, por lo que recurrirá a los veedores para obtener información.

Publicada por
Publicidad
Publicidad
Publicidad