Tu espacio, mi espacio, nuestro espacio | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Jue Oct 19 2017
22ºC
Actualizado 09:59 pm

Tu espacio, mi espacio, nuestro espacio | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2008-10-29 05:00:00

Tu espacio, mi espacio, nuestro espacio

Anteriormente usted era considerada una persona socialmente activa.Pero de un tiempo para acá, su relación la absorbió sin darse cuenta y esos espacios sociales se redujeron, incluso se anularon por completo.Dejó de un lado a sus amigos y amigas, porque su atención se centró completamente en su pareja.
Tu espacio, mi espacio, nuestro espacio

Durante los primeros años del matrimonio se fueron distanciando más esos espacios, tanto así que se detuvo y dijo: ¿qué ha pasado con mi vida social?
Tan sólo recuerdos quedaron de esos buenos momentos, pues usted como mujer disfrutaba demasiado las reuniones con sus amigas al calor de un café, para reír de sus anécdotas y ‘osos’ que no podían faltar.

El hombre, aunque en ocasiones con un poco más de espacios, se alejó de esos círculos de amigos para compartir unas cervezas y hablar incluso del último viaje o carro que quería comprar.

Aunque no lo crea, esos espacios individuales son fundamentales dentro de las relaciones de pareja.

Pues, según explicaron los expertos, no perjudican como la pareja cree, sino que por el contrario retroalimentan a la persona y a la relación.

Sólo necesita saber disfrutarlos bien y aprender que no hay nada mejor que reunirse con amigas y amigos para conocer otras experiencias que ellos y ellas viven, valorar a la pareja y recuperar el ánimo a partir del buen humor de una conversación.

preguntas y respuestas
Ana Juliana Becerra
Psicóloga

¿Son importantes los espacios individuales en una relación de pareja?
Las personas que conforman una relación deben tener espacios individuales, espacios donde no estarán con la otra persona, y que también ayudan a construir la relación. Lo que ocurre es que esos espacios personales tienden a perderse con las relaciones matrimoniales porque los dos se absorben, porque los dos están en una etapa de enamoramiento, de estabilidad de la pareja. Pero después llegan esas crisis y justo después de los 10 años quieren mejorar la relación o acostumbrarse al otro.
En ese momento esos espacios son claves para alimentar la relación, porque la pareja ya ha hecho todo lo que en su imaginación estaba y quiere recobrarlos, pero sólo se logra mediante una negociación previa de las necesidades de cada uno.

¿Qué tan positivos resultan esos espacios? ¿Qué se gana?
La persona necesita relacionarse con otras y otros para nutrir la experiencia o relación. Necesita oxigenarse, evaluarse desde otras perspectivas, conocer las relaciones de sus amigas y amigos, pero siempre manejando esos espacios adecuadamente. Con esos espacios la persona aprende a valorar más su pareja.
Se deben aprender a establecer esos parámetros de amistad sanamente.

¿Cuáles son esos errores que más se cometen?
No se trata de tener otras relaciones, eso sí deteriorará la relación. En las relaciones santandereanas se da mucho las discusiones por celos, los hombres son más posesivos, influye la falta de seguridad en el otro. La mujer incluso cede y acostumbra a su pareja, las mujeres son más machistas porque fueron criadas así.

¿Cómo lograr un acuerdo con la pareja?
Es necesario que sea desde el principio, porque luego la cosa se enreda. Es importante no caer en los extremos, no ser exagerados y decir ‘como antes no salía ahora voy a salir todos los fines de semana’, ‘quiero recuperar el tiempo perdido’.  Se trata de encontrar un equilibrio, de suplir necesidades sin descuidar la pareja.

¿Qué hay para decirles a las personas que no permiten esos espacios?
Es importante que sepan la importancia de esos espacios.  Si es el caso de una mujer, ella puede compartir temas que no puede con otro hombre, eso le permite relajarse, cambiar de humor, oxigenarse y volver a casa feliz.
Es importante comunicarse, hablar permanentemente.
Un hombre no debe tener una esposa abnegada cien por ciento a la casa, igual una mujer. Si la pareja pierde esos espacios se frustrará y su vida no será plena, por ende, su relación de pareja tampoco.

LISTA
No olvide combinar estos elementos

  1. La comunicación siempre será fundamental. Por eso no olvide dialogar y no imponer lo que usted quiere sin consultar a la otra persona.
  2. Aunque parezca imposible esos espacios con otras personas, sólo los aceptan personas con total seguridad de sí mismas, que confían en sus parejas. Tenga como premisa en su relación una libertad bien entendida.
  3. Sea honesto(a) con su pareja. Sus comportamientos y actitudes deben ir siempre en pro de su relación. No pretenda hacer daño a esa persona en la cual ha depositado toda su confianza.
  4. Recuerde que su pareja al igual que usted necesitan espacios personales, independencia, intimidad. Son dos y seguirán siendo dos en un mismo sentimiento. No piense que son uno, como tradicionalmente ocurre en las frases de cajón. Cada uno tiene una vida propia.
  5. No coarte a la otra persona. Generará en ella una frustración que terminará por arruinar la relación.
  6. No se convierta en la sombra de su pareja. Lo más importante es que haya espacio para que usted se sienta orgulloso(a) de la persona que tiene.
  7. Necesita la madurez suficiente para confiar en su pareja, saber que ella o él necesitan otros espacios para oxigenarse sanamente y ser seres sociales.
  8. Tampoco pretenda tener una vida social individual. Disfrute esos espacios también con su pareja y las de sus amigos. Tengan amistades en común, realicen planes divertidos, de forma sana y honesta.
  9. No es negativo que usted tenga amigos en común, pero tampoco que tenga amigos individuales. En este punto la confianza es el factor clave. Sea racional y no se deje llevar por los celos.
  10. Pregúntese esto antes de ponerse de mal genio. ¿Usted tiene motivos para desconfiar de su pareja? ¿Esa desconfianza es producto de su inseguridad y miedo?¿Cree que está bien que su pareja pida permiso para visitar sus amigas, incluso sus familiares?

preguntas y respuestas
‘Relación de dos, pero con otros espacios’
Nathali Galván Camacho
Psicóloga

¿Hasta qué punto puedo medir la libertad entre dos?
Creemos confiar en alguien cuando pensamos conocer sus verdaderas intenciones. Según Laurence Cornu, la confianza es una hipótesis sobre la conducta futura del otro. Es una especie de apuesta que consiste en no inquietarse del no-control del otro y del tiempo. Logramos establecer este lazo mediante la adecuada comunicación, en algunos casos con  la pareja, esta debe ser establecida al inicio de la relación,  acompañándose con la responsabilidad de asumir las acciones y consecuencias de las propias decisiones, lo que implica rendir cuentas de nuestros propios actos.Para que exista responsabilidad, las acciones deben ser libremente realizadas y el uso de la razón es imprescindible para la libertad.

¿Cuáles son esos factores que inciden en que haya confianza entre dos y una de las dos partes pueda frecuentar a sus amigos y amigas sin problema?
La responsabilidad, la libertad y la esperanza depositada por voluntad hace que conscientemente manejemos la independencia en la relación, perderla significa demostrar debilidad en nuestra personalidad, demostramos necesidad de depender de un tercero para sentirnos amados y “protegidos”, permitimos un dominio no sano y por consiguiente adoptamos la sumisión y aprobamos la fragilidad en la relación.
Verdaderamente no se debe sentir miedo, no se debe permitir la invasión de la privacidad porque amar significa confiar en la libertad del otro aún si su libertad significa estar a mi lado, compartiendo, caminando juntos, visualizando el futuro pero viviendo el presente, aceptando al otro como es y no idealizándolo.

¿Cómo hacerle entender a la pareja que es importante compartir con los amigos sin necesidad de que haya infidelidad?
La celotipia es el conocido enfermo de celos, quien es especialista en observar lo que no ha ocurrido, pensar lo que no se ha dicho y en hacer realidad sus propias fantasías “malsanas”. Es más conocida en mujeres que en hombres y acaba por destruir la relación si no se controla a tiempo.

Estar juntos no significa que se deba permitir la pérdida de la libertad, el ser humano y en especial el hombre, debe estar sujeto a aceptar la evolución que ha tenido la liberación femenina, donde no sólo la mujer hoy en día se hace cargo de las obligaciones financieras, familiares, o de pareja, también se demuestra que los vínculos sociales al igual que en el hombre son valorados y deseados. Se debe conversar y acordar previamente lo que se puede realizar, reunirse en casa de cada una inicialmente, llevar el celular sin miedo, responderlo cuando llamen para que él se dé cuenta que está feliz, comentarle donde puede estar pero que si no responde al celular no significa que está haciendo algo malo,  salir una noche con la amigas, tomar un café, ir a un cine, hacer que su pareja cuide a los niños, o simplemente solicitar el apoyo de la familia para su cuidado. Un instante de libertad no pondrá en peligro la relación a menos que previamente se haya permitido invadir el espacio.

“Cada pareja tiene sus puntos, sus peros, pero en general se pueden lograr acuerdos. Se debe tener claro que el chiste, el poderse reír, conocer otras vidas, tener expectativas diferentes, le permite a la mujer y al hombre reflexionar en esos espacios y vivir experiencias”:

Ana Juliana Becerra, psicóloga.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad