Maya Picasso: mi padre sabía lo que haría en el papel antes de dibujar | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Lun Oct 23 2017
20ºC
Actualizado 05:55 pm

Maya Picasso: mi padre sabía lo que haría en el papel antes de dibujar | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2008-10-31 16:35:16

Maya Picasso: mi padre sabía lo que haría en el papel antes de dibujar

La hija de Pablo Picasso, Maya, que hoy visitó en Barcelona una exposición dedicada al pintor español, dijo a Efe que su padre manejaba el dibujo con tal facilidad que "ya sabía lo que haría en el papel antes de dibujar".
Maya Picasso: mi padre sabía lo que haría en el papel antes de dibujar

"Primero hacía las figuras y acababa los dibujos con las líneas horizontales, los horizontes o el suelo, y nunca firmaba las obras al acabar los dibujos", comentó Maya Picasso.

Rubricaba sus obras mucho tiempo después, "en el momento en que se vendían, y por eso mucha gente se asusta".

Como autentificadora de las obras del autor del "Gernika", Maya Picasso tranquiliza a aquellos que ante la duda sobre la veracidad de las obras no compran obras de Picasso.

"Tengo todas las fotos de los dibujos de Picasso sin firmar, que siempre se hacían en un estudio de Grasse, y esto permite cotejar si las obras son auténticas o no", declaró la hija del artista.

En el recorrido por la exposición, de la mano del galerista Manel Mayoral, Maya Picasso evocó los recuerdos de algunos de los cuadros, alguno de ellos especialmente vinculado a su infancia.

Ante el lienzo "Village catalan" (1900) afirmó con total naturalidad que se trata de "un cuadro muy bonito", que se inscribe en el paisajismo que el artista practicaba en ese año coincidiendo con su primer viaje a París y la 'ruta catalana' que le llevó por la costa mediterránea entre España y Francia.

Aún se ruboriza como hija cuando ve cuadros de temática erótica como el dibujo "Junyer le satyre", en el que el pintor y coleccionista Sebastià Junyer, amigo de juventud de Picasso, se exhibe con el sexo entre sus manos ante dos prostitutas bajo el lema "Trieu y remeneu" (Buscad y elegid).

"Yo no soy ninguna de las dos que aparecen en el dibujo", bromeó Maya.

Ante el dibujo con dedicatoria a Manuel Pallarés, discípulo como Picasso de Modest Urgell, Maya Picasso recuerda que ambos mantuvieron una amistad durante toda la vida.

"Prueba de esta amistad -relató Maya- es una visita que una vez hizo Manuel Pallarés al estudio del pintor, y mi padre escogió especialmente para él un dibujo entre un montón que tenía en el taller".

Tras finalizar la visita a la exposición, que reúne 35 "picassos", Maya pudo ver en la trastienda de la galería las últimas adquisiciones de Mayoral: Barceló, Dalí, Miró, Genovés.

La visión de un cuadro de Miró le trajo viejos recuerdos: "Miró siempre me fastidiaba, porque cuando mi padre sabía que venía a Barcelona pedía a Miró que viniera a visitarme y siempre se traía a su hija, que es todo lo contrario a mí; ella siempre con vestidos de encajes muy blancos y con las uñas arregladas, y yo con las uñas sucias y mal vestida".

Peor era su relación con Ida, la hija de Marc Chagall: "ella me odiaba porque siempre que aparecíamos mis hijos y yo le robábamos la atención porque teníamos más fama".

Al final de la visita, Maya Picasso, con un cigarrillo Gitanes entre sus manos, admiró una obra de su padre de primera época recientemente adquirida por Mayoral, que los responsables de la galería se apresuraron a retirar del marco para que la autentificadora de la obra picassiana pudiera examinar con precisión anverso y reverso.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad