Indígena elegida 'Mejor Policía de Colombia' pide a guerrilla liberar a reos | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Dom Oct 22 2017
20ºC
Actualizado 05:55 pm

Indígena elegida 'Mejor Policía de Colombia' pide a guerrilla liberar a reos | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2008-11-01 02:16:25

Indígena elegida "Mejor Policía de Colombia" pide a guerrilla liberar a reos

La indígena Nancy María Trujillo Yucuna, elegida como la "Mejor Policía de Colombia" en la categoría "apoyo a la comunidad" por su trabajo en la oficina de derechos humanos de esa institución, pidió hoy a los grupos guerrilleros liberar a todos los secuestrados.
Indígena elegida 'Mejor Policía de Colombia' pide a guerrilla liberar a reos

En entrevista con Efe, la subintendente Trujillo Yucuna, descendiente de un linaje de caciques, consideró que nada justifica que un puñado de seres humanos sigan privados de la libertad en lo "más adentro de la madre selva".

De tez cobriza, como el resto de las 23 etnias que habitan el selvático departamento del Amazonas, fronterizo con Brasil y Perú, todas con diferentes lenguas y costumbres, recuerda que llegó a la Policía colombiana tras abandonar su clan, el Kamejeiya, buscando educación.

En Leticia, capital de Amazonas, ingresó a un internado indígena, en donde adelantó estudios básicos de primaria y secundaria, estos últimos con énfasis en "servicio a la comunidad".

Su vida en Leticia no fue fácil. Al terminar cada año escolar en vez de regresar con los suyos se quedaba trabajando en oficios domésticos para reunir el dinero y comprar sus útiles escolares.

"Lavé ropas ajenas y serví en casas, pues mi familia no tenía dinero para comprarme los cuadernos. En el internado nos daban las clases, la comida y la dormida, pero los útiles los teníamos que llevar", recuerda.

Trujillo Yucuna fue elegida la "Mejor Policía de Colombia" en la categoría "apoyo a la comunidad" por su labor como coordinadora de la oficina de derechos humanos y el desarrollo de actividades y trabajos con la Fundación Indígena Ipureni.

Estando en el internado, "un día llegó una comisión de incorporación de la Policía y nos mostraron las diferentes áreas y me llamó la atención que había una de servicio a la comunidad y dije: "eso es lo mío y aquí estoy".

Luego de ser patrullera fue designada coordinadora de la "Oficina de Asuntos Indígenas" y además coordinadora de la Policía Comunitaria.

Con su llegada se "estableció un puente, pues al ser indígena conoce toda su cultura, su lengua, sus costumbres, sus tradiciones, ellos me reconocen y ese puente funciona con la Policía, pues a los que llegan se les explica la importancia del respeto".

En el desempeño de su trabajo, Nancy María, madre de Jhon Alexander y Daniela Alejandra, de 7 y 2 años respectivamente, se internó en lo más profundo de la selva para estrechar relaciones con las demás etnias.

"Hubo viajes que duraron semanas, con caminatas de hasta tres días, pero valió la pena porque los conocimos y nos conocieron, ganamos amistades y comenzamos a trabajar mancomunadamente y pudimos abrir espacios para discutir temas", puntualizó la esposa de Diego Alejandro, que como ella, también es policía.

Explica que como el departamento es grande, 109.665 kilómetros cuadrados, y pocas vías de comunicación, se convino que cada seis meses los líderes de las etnias se reunieran en Leticia.

"Allí, en esas mesas de concertación, también participan las autoridades regionales y, entre todos buscamos soluciones que los beneficien".

Uno de los factores que ha permitido esa cercanía entre colonos e indígenas, es que en la zona no hay presencia de grupos al margen de la ley, y por tanto, "la Policía desarrolla el verdadero sentido, que es servir a la comunidad".

Preocupada porque las lenguas autóctonas se estaban perdiendo creó "Ecos de Nuestras Raíces", un programa radial que se emite por la emisora de la Policía y en el que "narran en su lengua sus cuentos, sus ideas, sus creencias".

Una de sus mayores satisfacciones es que se pudo erradicar la creencia de que los indígenas son perezosos, "y con proyectos de avicultura, piscicultura y pequeños minifundios fueron capaces de suplir sus propias necesidades".

Ahora, ella, la nieta del cacique Kewasú, que en lengua Yucuna significa Padre Sol, y de Mamenarú (Mariposa), considera que le queda mucho trecho por recorrer pues está empeñada en que esta iniciativa se pueda replicar en buena parte del país para ayudar a todas las comunidades a establecer vínculos de amistad y convivencia.

Trujillo Yucuna fue elegida por la Fundación Corazón Verde, que destaca a los representantes de este cuerpo en diversas ramas y para los cuales se presentaron 560 candidaturas en todo Colombia.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad