Mar Dic 6 2016
24ºC
Actualizado 12:47 pm

El amor está en crisis | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-01-12 05:00:00

El amor está en crisis

Me aterra ver como los matrimonios de hoy se vienen destruyendo, anteponiendo sus intereses personales y materiales sobre los afectivos y espirituales.
El amor está en crisis

Olvidaron la razón misma de una relación matrimonial que se funda en la confianza, el respeto, la fidelidad y el amor.

Vemos como la violencia, infidelidad, irrespeto, intolerancia, infidelidad y falta de responsabilidad destruyen el amor que un día los unió. Lo peor que pueden hacer con su comportamiento irresponsable es destruir a los hijos, quienes injustamente llevan la peor parte. Cumplí 40 años de feliz matrimonio y tuvimos dos hijos quienes fueron formados en un hogar colmado de valores y profunda fe Cristiana. Ahí está la diferencia. ¿Qué se podrá hacer para evitar esta catástrofe familiar de nuestro tiempo?

Respuesta

Estimado señor: El mundo moderno sufre una “crisis del amor”, la cuál tiene como fundamento la inversión de valores y la “forzada” entre comillas, adaptación al mundo exterior.

Esto conlleva una cultura hedonista, materialista, consumista, facilista y desprovista de aquella fuerza espiritual que movida por la fe, unía dos seres que juraron ante un altar amarse y respetarse hasta que la muerte los lograse separar.

Usted es digno ejemplo de ser imitado por la disciplina que ha logrado imponer al interior de la familia. Esa formación en valores humanos y sobrenaturales dio como resultado la estabilidad emocional de sus dos hijos. Quien lleve una línea de conducta similar alcanzará tales logros. ¡Felicitaciones!

Reflexión

El amor es la fusión mágica del cuerpo y el espíritu que converge alrededor de dos seres que luego de conocerse y darse integralmente uno al otro, pretenden alcanzar la verdadera felicidad.

El amor se fundamenta en el conocimiento y aceptación de cada uno tal como es con cualidades  y defectos, creando las condiciones para crecer mutuamente, perdonándose y reconciliándose ante los conflictos que le imponga el diario vivir.

Padres de familia: Forjen a través del ejemplo y desde temprana edad el sentimiento de amor que regirá la conducta de los hijos el resto de su existencia.

Jamás pretendan destruir lo más bello que Dios y la vida les ha podido conceder. Si atraviesan una crisis luchen por restablecer la relación matrimonial.

Dialoguen con serenidad y respeto, analicen la situación y descubran la solución. De ser posible ¡busquen ayuda profesional!. Sus hijos se lo agradecerán eternamente.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad