El sabor del Mediterráneo en el paladar santandereano | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Mar Ene 16 2018
20ºC
Actualizado 04:47 am

El sabor del Mediterráneo en el paladar santandereano | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2008-07-27 05:00:00

El sabor del Mediterráneo en el paladar santandereano

Hablar de Fabio Gutiérrez en materia de cocina especializada, se ha convertido en toda una tradición en la región.
El sabor del Mediterráneo en el paladar santandereano

Esto, según Fabio, es resultado del arduo trabajo que durante más de 14 años ha realizado en las cocinas de la ciudad.

Precisamente fue en uno de estos escenarios que Fabio comenzó hace ocho a consolidar la idea de tener su propio restaurante, en el que los platos fueran una exquisita caricia para el paladar de sus clientes.

“Siempre quise que mis platos fueron reconocidos entre el público por tener un toque especial y diferente. Era tener un menú de alta categoría que atendiera las exigencias de un grupo selecto de personas”, cuenta Fabio Gutiérrez.

De ahí nació Le Bulli, un restaurante de comida mediterránea que desde hace un año existe en Bucaramanga.

Una tradición familiar

El gusto por la cocina, Fabio lo heredó de su madre. Con ella pasaba los días junto a la estufa, mezclando ingredientes con el fin de obtener deliciosos platos.

“Definitivamente para poder trabajar en esto, se tiene que amar y sentir una pasión especial por la cocina. Pues es un lugar muy exigente, en el que se sacrifican muchos espacios personales. Por ejemplo, yo tengo que renunciar a mi vida social para brindarle vida social a mis clientes, sin embargo lo hago con cariño porque eso es lo que me apasiona”, recalca el empresario.

Su experiencia en el sector la inició como empleado de diferentes clubes de la ciudad, en los que de manera empírica comenzó a desempeñarse como chef ejecutivo, y a la vez pudo conocer las exigencias de los paladares santandereanos.

“El mercado se fue volviendo cada vez más exigente. Los clientes tradicionales buscaban que el menú de sus matrimonios, quince años, o cualquier celebración especial tuviera un toque diferente. Que se saliera de lo tradicional. Fue entonces cuando comencé a enfocarme más hacia la comida gourmet”, recuerda Gutiérrez.

Un largo proceso

La idea de tener su propio restaurante nació hace ocho años, cuando ya había logrado realizar algunos diplomados y estudios en escuelas de gastronomía en centros educativos de Bogotá y Bucaramanga.

Hace dos años, comenzó a construir cada uno de los 48 menús que conforman la carta que hoy ofrece Le Bulli a sus clientes.
“Fue un laboratorio arduo porque se necesitaba saber y estar seguro de que iba a ofrecer.

Es un proceso que exige pensar mucho, es complicado, porque se tiene que tener en cuenta que la cebolla tiene que combinar con el pescado, el aguacate con el cremosino, el salmón con un patacón crocante, y principalmente el trabajo con las mantequillas es un tema complicado”, recuerda.

Sin embargo, el resultado final no podía ser mejor: “Ahora tenemos fusión gastronómica, con gran versatilidad de platos en los que mezclamos los mejores sabores del Mediterráneo. Además la carta es hablada, nombres sencillos y bien explicados, lo que permite al cliente conocer muy bien el plato”.

Así el restaurante soñado por Fabio se convertía cada vez, en algo más grande. Fue entonces cuando contó con el apoyo de Alex Patiño, Nancy Hernández y John Jairo Blanco, las tres personas que hoy son sus socias.

“En el momento de crear una empresa nueva, se tiene que enfrentar a dos opciones: que le vaya bien o que le vaya mal. En la primera opción se tiene que saber que eso hace que el negocio sea cada vez más exigente con el servicio, y los productos, y se debe hacer un mayor esfuerzo para mantener el goodwill”.

Un estilo, un homenaje

Teniendo en cuenta el estilo gourmet y la elegancia de los platos, Fabio se inspiró en el Mar Mediterráneo para darle vida a su restaurante.
“Inicialmente, el nombre del restaurante iba a ser ‘Mediterráneo’, sin embargo, quise incluir en el nombre muchos otros detalles que le pudieran dar una mejor identidad al restaurante”.

Fue entonces cuando en un recorrido imaginario por el Mediterráneo, Fabio encontró España, y en ella el catalogado mejor restaurante del mundo ‘El Bulli’, propiedad del reconocido chef catalán Ferrán Adriá.

“Siempre he sido un gran admirador de Ferrán Adriá, y por eso quise que mi restaurante llevara ese nombre, como una especie de homenaje a ese gran hombre que ha dejado muy en alto el nombre de los chefs, y le cambié ‘el’ por ‘le’ para darle un toque francés al nombre”, recuerda Fabio.

Pero entonces, ¿qué es Bulli? Este nombre, contrario a lo que muchos podrían imaginar, es la forma cariñosa como en Francia se le llama a la raza de perros Bulldog.

Pensando en el mañana

Actualmente Fabio se siente muy orgulloso del reconocimiento que ha logrado su restaurante, por el que han desfilado artistas como Rafael Novoa, Fonseca, Amparo Grisales, entre otras personalidades que han llegado a la ciudad.

“Con los platos me pasó algo muy curioso. El número 23 me generó muchas dudas, porque es un mero salteado con avellanas y mariscos, con una fusión de ajos confitados y jerez.

El mero es muy delicado y hay que saber prepararlo, la mezcla con los mariscos y la mantequilla tiene que ser perfecta. Dude mucho, pero estaba a 15 días de abrir y las cartas estaban montadas”.

Hoy en día este es el plato con más éxito en el restaurante, lo que lo ha posicionado como el plato de la casa.

“Pensé que el paladar del santandereano no está muy acostumbrado a este tipo de comidas, pero al contrario, el santandereano tiene un muy buen paladar y una exquisitez por la comida”, concluyó Fabio.

Para el año entrante esperan abrir un nuevo punto en la ciudad, y estudian la posibilidad de entrar al mercado en la costa, sin definir aún si lo harán en Cartagena o Barranquilla.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad