¿Sabe quién está detrás del volante? | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-02-22 05:00:00

¿Sabe quién está detrás del volante?

Usted puede ser uno de las 560 mil personas que diariamente aborda un bus, buseta o microbús en Bucaramanga y su área metropolitana.
¿Sabe quién está detrás del volante?

Por mil 250 pesos, va o vuelve a su trabajo, casa o estudio y sufre con los trancones, el sobrecupo, la música a todo volumen, las paradas donde no existen, los cambios de velocidad a criterio del conductor y, una larga lista de quejas sobre el servicio que permanentemente expresan los usuarios del caótico sistema.

Pero, sobre todo, por esos mismos mil 250 pesos, usted pone en manos de estos hombres y una sola mujer, algo más que su tiempo y paciencia. De ellos depende su vida, y también la de los peatones.

Según estadísticas de la Dirección de Tránsito y Prevención Vial, durante 2008 hubo 566 accidentes en los que se vieron involucrados buses, busetas y microbuses. También murieron siete peatones: tres en Bucaramanga, dos en Floridablanca, uno en Girón y otro en Piedecuesta.

Y la tendencia se mantiene, porque en el pasado enero, estos vehículos de transporte público participaron en 45 accidentes de tránsito.

¿En manos de quién estamos?
No hay una cifra certera sobre cuántos conductores de este tipo de servicio público hay en Bucaramanga y el área metropolitana; sin contar con los ‘turnadores’, se estima que cada empresa cuenta con un conductor por vehículo, así que la cifra más aproximada sería mil 864, equivalente al número de buses, busetas y microbuses que hay en la ciudad, según datos del Área Metropolitana de Bucaramanga.

Según lo reportaron a Vanguardia Liberal las empresas de transporte público, el 59 por ciento de estos conductores estaría por debajo de los 35 años y, del total, sólo unos 500 estarían certificados en competencias laborales por el Sena, luego de un curso del que se graduaron el 26 de diciembre pasado. Otros 400 estarían en lista para un próximo curso.
“Es muy importante que en Bucaramanga se capacite a todos los conductores, sobretodo en el buen trato a los clientes, que son los que denuncian constantemente algunos abusos de ellos a través de la línea ‘Cómo Conduzco’”, aseguró Luis Hernández, gerente de Oriental de Transporte.

El curso del Sena prepara a los conductores en primeros auxilios, tecnicomecánica, servicio al cliente, legislación de tránsito, y normas en seguridad industrial; luego, presentan una evaluación en la que deben obtener la calificación necesaria para certificarse.
“La mayoría de los conductores están certificados en competencias laborales en el Sena, este curso dura seis meses, y después de obtener la certificación se nota el cambio, tienen un mejor trato con los usuarios y respetan más las normas de tránsito” dijo Álvaro Benavides, gerente de la empresa San Juan.

Vigilancia interna

Pese a las quejas de los usuarios que califican como malo el servicio de los conductores, este no es un gremio fuera de control.

Las empresas y las autoridades de tránsito hacen evaluaciones y sanciones permanentes para evitar que, como ocurrió en Bogotá, un conductor pueda prestar el servicio a pesar de estar lleno de sanciones.
“Nosotros mandamos mensualmente a cada empresa de transporte público un comunicado con las placas del vehículo y nombre del conductor que cometió la infracción, las empresas se encargan de tomar las medidas necesarias para que ellos estén a paz y salvo; esa es la razón por la que los conductores no deben comparendos”, expresó Gerardo Hernández, comandante operativo de la Dirección de Tránsito de Bucaramanga.

Pese a todo, hay males que parecen nunca acabar. El tema de las paradas en lugares no autorizados, recoger pasajeros por la puerta trasera y los extremos en el manejo de la velocidad durante los recorridos, hacen parte del menú diario de arbitrariedades que la comunidad ya reconoce como ‘normal’ y que poco denuncia.

Una mujer al volante

Sandra Milena Delgado, la única mujer del gremio de los conductores del servicio público, comentó cómo el género femenino marca la diferencia al momento de conducir.
“Los hombres son más bruscos para manejar, ellos manejan más rápido, algunos conducen muy bastos, no todos, pero sí la mayoría, en cambio las mujeres somos más precavidas y cuidadosas.”

Según Sandra, varios de sus pasajeros le resaltan lo bien que se sienten al ser transportados por ella y no por otro conductor.
Esta mujer de 26 años trabaja hace más de dos como conductora de una buseta.

Cómo conduzco

Los vehículos de servicio público tienen en su parte trasera  las líneas de cómo Conduzco, a la que los usuarios pueden llamar y quejarse de sus conductores.
Estas líneas atienden sugerencias y reclamos de los pasajeros en ellas se les pide el número del vehículo en el que se transportó, la hora, el lugar y nombre de la ruta, para así llamar al conductor a descargos por la queja.

Según el gerente de la empresa  Oriental de Transportes, Luis Hernández, estas líneas reciben  quejas a diario,  pero no se les puede dar la validez necesaria porque los usuarios no formalizan por escrito su inconformidad.

“Cuando la queja se pasa por escrito, se hace efectivo inmediatamente, se llama al conductor, y si es el primer llamado de atención se le suspende por tres días, si es el segundo se suspende por ocho días y a la tercera vez son 15 días, un mes o se le cancela el contrato según la gravedad de la falta”.

Un buen ejemplo

“Aprendí a conducir mirando”, admite José del Carmen Torres, mientras afirma orgulloso que en los 14 años que lleva trabajando como chofer de autobús no ha tenido ningún accidente y menos lo han sancionado con una multa. A sus 40 años, ‘Poporro’, como lo conocen sus amigos, fue elegido en 2006 como el mejor conductor del año de su empresa, Unitransa, y recibió una mención de honor del Ministerio de Transporte en ese mismo periodo.

José del Carmen ha logrado grandes metas en su vida de conductor, una de esas fue la de graduarse como bachiller junto a 200 compañeros, que aprovecharon los cupos estudiantiles que les brindó la empresa en la que trabajan. Otro de sus triunfos fue el de tener su “bonito hogar”, como él se refiere cuando habla de su esposa y tres hijas, pero el logro más reciente fue graduarse como un conductor profesional en el Sena.

“Siento que mi trabajo de conductor cambió mucho. Ahora lo hago mejor, soy más precavido, no pienso sólo por mí sino por los otros conductores para evitar accidentes, este curso lo deben hacer todos los que manejan ya sea viajando o en el transporte intermunicipal, uno aprende, y se forma como mejor persona”.

LA VOZ DEL EXPERTO
“La parte operativa es un caos”

El experto en movilidad, Samuel Arenas, opina que la ciudad “en el ámbito administrativo y legal está muy organizada, pero en la parte operativa es un caos total”

Según el experto, la parte funcional y operativa de los buses, se ve reflejada a diario durante las horas pico, debido a que las empresas manejan tiempos muy cortos entre un bus y otro, obligando así a los conductores a cometer infracciones, obstaculizar las vías, y hacer la guerra del centavo con la competencia.

Los otros males

*Juan, un conductor de servicio público que pidió reserva de su nombre, denunció que los domingos y festivos la Dirección de Tránsito no realiza los controles necesarios a los vehículos de transporte público, acto que aprovechan algunos conductores para consumir bebidas alcohólicas en las horas laborales, exponiendo así a los pasajeros o vehículos que transiten por la ciudad.

 

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad